El futuro de la Unión Europea a debate

La periodista onubense María Luisa Sánchez, residente en Bruselas desde 2008, inicia con este artículo una serie de informaciones en las que narrará a los lectores de Huelva Buenas Noticias qué está sucediendo en el ámbito europeo y, fundamentamente, en qué medida afecta a la provincia de Huelva.

Mario Monti, Guy Verhofstadt y José Luis Rodriguez Zapatero. / Foto: http://tempsreel.nouvelobs.com
Mario Monti, Guy Verhofstadt y José Luis Rodriguez Zapatero. / Foto: http://tempsreel.nouvelobs.com

María Luisa Sánchez / Bruselas. Con un título tan atrayente como opaco, ‘Reinventer l´Europe’, tuvo lugar hace unas semanas aquí en Bruselas un ciclo de conferencias, en el que participaron, entre otros, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Treinta debates con cien participantes que analizaron durante tres días las causas y efectos de las “crisis” actuales: la económica y la europea.

El debate de apertura congregó a los grandes nombres del europeísmo. Valéry Giscard d´Estaing, antiguo presidente francés; Jacques Delors, histórico presidente de la Comisión Europea; Herman van Rompuy, actual presidente del Consejo Europeo, y Felipe González. González, que actualmente forma parte del Grupo de Sabios encargado de reflexionar sobre el futuro de la Unión Europea, era presidente de España cuando ésta ingresó a la Unión.

Bajo el título, ‘Europa: ¿qué ha salido mal?’, los ponentes analizaron las causas que han llevado a la actual crisis europea, que según el propio Felipe González reconoció, es una crisis de paradigma. El método abierto de coordinación, propuesto en la Agenda de Lisboa, significa en la práctica que “cada país puede hacer lo que quiera”. Por otro lado, se mostró partidario de la Unión Bancaria en Europa, pero señaló que para ello es necesaria la voluntad de avanzar en el mercado interior europeo de los 28 estados miembros.




El día siguiente contó con la participación de tres ex jefes de Gobierno, Mario Monti, de Italia; Guy Verhofstadt, de Bélgica y José Luis Rodríguez Zapatero, de España. Zapatero centró su intervención en los efectos que la crisis económica está teniendo en el estado de bienestar y en la cohesión social y pidió más apoyo del Banco Central Europeo en las políticas sociales de Europa. Destacó que la “solidaridad sin condiciones” debe ser la base sobre la que se asiente la Unión Europea de hoy en día para hacer frente a la crisis.

Zapatero se refirió solo una vez a España durante su discurso y fue para señalar que las impopulares medidas que tomó siendo presidente del Gobierno en 2010 se debieron a su firme compromiso con Europa.




Durante el turno de preguntas, dos jóvenes españoles se dirigieron a Zapatero para preguntarle sobre la situación actual de España, la alta tasa de desempleo juvenil y el fuerte crecimiento de la inmigración.

En general, el tono de todos los ponentes fue muy crítico con la situación actual de la Unión Europea, pero al mismo tiempo, se lanzaron multitud de propuestas para “reinventarla”: cambiar el método de toma de decisiones para lograr una mayor participación por parte de los estados y los ciudadanos o la creación de eurobonos, por ejemplo. En definitiva, una serie de iniciativas concretas para recuperar la confianza en Europa, como fin último.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.