Elaboran un listado con los nombres de los 198 isleños que perdieron la vida trabajando en la mar desde 1910 hasta la actualidad

3
167
Tripulantes del 'Martos'.
Tripulantes del 'Martos'.
El historiador Vicente López.
El historiador Vicente López.

Ana Rodríguez. El último pleno de Ayuntamiento de Isla Cristina reconoció de forma unánime, dando lectura a una Declaración Institucional, a las víctimas del trabajo en el mar. Este gesto es consecuencia de la iniciativa adoptada por dos vecinos del municipio, Vicente López Márquez y José Antonio Reyes Tobarra, que han confeccionado un listado con los nombres de 198 personas que han perdido la vida en el último siglo durante el desempeño de sus funciones en el mar.

La idea de elaborar este documento surgió hace unos años, cuando López -que perdió a su abuelo y a su bisabuelo en la mar- y Reyes -al que le ocurrió lo mismo con su padre-, coincidieron en que era un agravio que junto al Monumento al Marinero (1979) que se erige en la localidad onubense de Isla Cristina hubiera una placa que sólo recogiera los nombres de los 26 pescadores que fallecieron en el sardinero Islamar Tercero en 1984. Como comenta el historiador Vicente López, “entendíamos que la placa y la ofrenda que se hace cada año son simbólicas y que se extienden a todas las víctimas del trabajo en la mar, pero aún así quisimos hacer un reconocimiento a todos ellos y me comprometí a hacer una relación de todas las víctimas del trabajo en la mar”.



Uno de los galeones que naufragaron.
Uno de los galeones que naufragaron.

Así pues, el historiador isleño se metió de lleno en este trabajo, indagando en hemerotecas (La Higuerita, ABC, etc.) y contrastando los datos obtenidos con los del libro del cementerio de Isla Cristina, el Archivo Municipal y la tradición oral. Finalmente, ha conseguido recopilar los nombres de 198 hombres que perdieron la vida entre 1910 y la actualidad en naufragios, sucesos relacionados con embarcaciones del puerto de Isla Cristina –que tuvieran matrícula de Isla o base en su puerto- o que hubieran fallecido como consecuencia de cualquier otra actividad profesional en el ámbito marino. El documento, además de contener la relación de nombres de tripulantes que perecieron en orden alfabético de su apellido, también recoge la denominación de la embarcación, el tipo de barco y la modalidad de pesca.

Los primeros nombres de la lista son los de ocho de los 10 marineros del galeón ‘Santa Catalina’, al que sorprendió un temporal en el invierno de 1910, naufragando en la barra de Isla Cristina cuando intentaba entrar en el puerto. Dos años más tarde, Rafael Rodríguez caía al agua tras colisionar el laúd en el que iba desde Cádiz con destino al municipio isleño con un vapor.



Tripulantes del 'Martos'.
Tripulantes de ‘El Martos’.

El primer naufragio que el periódico La Higuerita (1915) recogió en sus páginas fue el que acaeció en enero de 1917, cuando un temporal hundió tres barcos en la playa del Hoyo. Como consecuencia murieron nueve hombres, entre ellos Vicente Márquez Campos, bisabuelo de Vicente López, que viajaba con tres sobrinos.

El accidente con más víctimas fue el del ‘Purita Pérez’ en diciembre de 1939. Un galeón dedicado a la sardina que intentó resguardarse de una tormenta en la barra de Ayamonte y acabó hundiéndose. Murieron 46 marineros.



En el naufragio del ‘Begoñita y Pinito’, en 1974, perdió la vida el padre del otro impulsor de la iniciativa, José Antonio Reyes, junto a otros cinco hombres, mientras que en el accidente del ‘Panchita Reina del Mar’ desaparecieron siete tripulantes en 1989 y en el ‘Islamar Tercero’ 26 marineros en 1984.

Caso destacado fue el de José Ferrera Monalla, que con sólo 19 años murió por hipotermia tras caer al agua desde el barco ‘Joven Agustinito’.

'La Higuerita' ha dado cuenta de varios de los accidentes en el mar.
‘La Higuerita’ ha dado cuenta de varios de los accidentes en el mar.

En total, el documento contempla 189 nombres de hombres de edades comprendidas entre los 14 y los 70 años. Sin embargo, como indica Vicente López, es un listado “con algún error e incompleto”. Ejemplo de ello es que faltan los nombres de las 22 personas que se dieron por desaparecidas en el naufragio de ‘El Martos’, una embarcación de pasajeros mixtos, que tuvo lugar en 1910 frente a las costas de Tarifa. La mayoría de los fallecidos eran pescadores que viajaban en cubierta, en tercera clase, y aunque “se dio la relación de los supervivientes, nunca se facilitó la de las víctimas, cuyos descendientes viven actualmente en Isla Cristina, Ayamonte, Punta del Moral y Punta del Caimán”, afirma el historiador.

La intención de López es publicar este trabajo de investigación, al que ha bautizado con el nombre de ‘Naufragio y accidente. El precio de vivir de la mar’, en la revista de la Asociación El Laúd para poder rectificar y completar el listado con nuevas inscripciones y datos de personas que sean facilitados por sus familiares.

Asimismo, estos dos isleños también están consiguiendo su meta inicial, que como indica López no era otra que lograr que “los nombres de estas personas queden grabados en piedra como reconocimiento perpetuo a la dignidad de su profesión y al trabajo sacrificado y arriesgado que desarrollaron con valentía”. Proponen crear una inscripción similar a la de la lápida que se encuentra junto al Monumento al Marinero, para que los nombres de todos estos hombres sean recordados, algo que ha generado gran ilusión entre los familiares de las víctimas.

Muchas embarcaciones zozobraban a causa de los temporales.
Muchas embarcaciones zozobraban a causa de los temporales.

En esta línea, López y Reyes propusieron al Ayuntamiento que realizara un reconocimiento institucional de todas las personas que han perdido la vida en la mar dejando patentes sus nombres, para lo cual el Consistorio ya ha dado un primer caso con la Declaración leída en el último pleno por la alcaldesa, María Luisa Faneca, quien además dijo que “ya estudiaremos la fórmula en la que dejar patente el nombre de todos ellos para que el pueblo de Isla Cristina y sus familias siempre los tenga presentes”.