La Virgen Chiquita retorna a su santuario envuelta por el cariño de sus fieles

0
150
Un año más, los onubenses se han echado a la calle para recibir a su patrona.
Son muy habituales las mujeres llamadas Cinta en Huelva.
El Nuncio de S.S. en España y Andorra presidió la misa en la catedral.
El Nuncio Apostólico de S.S. en España y Andorra presidió la misa en la catedral.

A.M.R. / Redacción. Huelva no ha fallado, un año más, a su patrona y Alcaldesa Perpetua, la Virgen de la Cinta, durante los días en los que la ciudad ha celebrado las fiestas en su honor. El último de los actos religiosos ha tenido lugar este domingo, 8 de septiembre, Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, cuando la imagen de la Virgen Chiquita ha enfilado su camino de retorno a su santuario del Conquero.

La Virgen de la Cinta.
La Virgen de la Cinta.

La jornada se iniciaba bien temprano, a las 8.00 horas, cuando la ermita de la Cinta acogía la eucaristía en honor de Nuestra Señora de Guadalupe. Esta tradición tiene su origen en 1759, cuando el onubense afincado en México Francisco Martín Olivares manifestó en su testamento, como una de sus últimas voluntades, que cada 8 de septiembre se hiciera una procesión, con una función cantada, y una eucaristía en honor a la patrona, y también a la Virgen de Guadalupe, dada su gran vinculación con México.



La Banda Virgen de las Mercedes de Bollullos acompañó a la patrona de Huelva.
La Banda Virgen de las Mercedes de Bollullos acompañó a la patrona de Huelva.

La función principal de instituto de la festividad de la Cinta tuvo lugar cuatro horas más tarde en la catedral de La Merced. Los onubenses, que no quisieron perderse el señalado acto, en el que la Hermandad de la Cinta hizo pública nuevamente su protestación de Fe Católica durante el ofertorio, abarrotaron el templo. La misa, que contó con el acompañamiento musical de la Coral de la Merced, estuvo presidida por el Nuncio Apostólico de S.S. en España y Andorra, monseñor Renzo Fratini, y concelebrada por el obispo de Huelva, José Vilaplana Blasco.

La ingente labor de los cotaleros.
La ingente labor de los cotaleros.

Cabe destacar que monseñor Renzo Fratini, que finalizará el 9 de septiembre su visita a Huelva, también ha presidido este domingo la solemne eucaristía de clausura del Año Santo Jubilar Mariano, que ha tenido lugar a las 20.00 horas en el santuario de la Virgen del Rocío de la aldea almonteña. Asimismo, desde que llegara el pasado día 7 de septiembre, el Nuncio ha visitado los llamados lugares colombinos y se ha acercado a distintas realidades de la costa de Huelva y de Cáritas Diocesana.



Por otro lado, tras la celebración de la función principal en la catedral de la Merced, monseñor Renzo Fratini compartió un encuentro con autoridades onubenses en el patio de la Facultad de Ciencias Empresariales.

La Cruz de Guía asoma puntual por el dintel de la catedral.
La Cruz de Guía asoma puntual por el dintel de la catedral.

Traslado al santuario. Ya por la tarde, pasadas las 19.00 horas, la cruz de guía asomaba a la puerta de la catedral para dar comienzo al camino de vuelta de la Virgen Chiquita hacia su santuario. La plaza de la Merced y sus alrededores se llenaron de fieles y devotos de la imagen, que siguieron atentos el desarrollo del traslado popular.

Justo antes de encontrarse con su pueblo de nuevo, sólo un día más tarde de su procesión desde la iglesia parroquial de la Concepción, en el interior del templo, el grupo Onuba interpretaba para la Virgen las primeras de las muchas canciones que le dedicarían sus devotos en su recorrido, además, como no, de las que interpretaría la Banda de Música Nuestra Señora de las Mercedes de Bollullos Par del Condado.

La plaza de la Merced y los alrededores, llenos de onubenses.
La plaza de la Merced y los alrededores, llenos de onubenses.

Entre vítores y aplausos, el paso, portado por costaleros, se dirigió hacia la puerta del antiguo convento de Mercedarios Descalzos, actual Facultad de Empresariales de la Universidad de Huelva, donde lo esperaban el rector de la Onubense, Francisco Ruiz, y la decana de Empresariales, María Asunción Grávalos. Esta última entregó a la Virgen un ramo de flores, mientras que el rector tuvo el honor de hacer una ‘levantá’.

El rector, Francisco Ruiz, hizo una 'levantá'.
El rector, Francisco Ruiz, hizo una ‘levantá’.

Mientras el capataz iba guiando a los hombres bajo el paso, los fieles se agarraban a éste y empezaban a entregar a la patrona sus ofrendas florales. A buen ritmo, la imagen enfiló el Paseo Independencia para continuar su trayecto por la avenida Cristóbal Colón, el Humilladero, la avenida Manuel Siurot y la llegada al santuario, que alcanzará de madrugada bajo un castillo de fuegos artificiales.

A lo largo del recorrido, emoción, devoción, cantes y presentes para la Virgen Chiquita que, en pocas horas, volverá a velar desde su privilegiada posición en lo alto del Conquero a su ciudad de Huelva.

 Galería de fotos de la procesión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here