Ruymán se recupera satisfactoriamente del golpe que recibió en la cabeza en el partido disputado en Punta Umbría

0
48
Momento en el que es atendido sobre el campo el canario Ruymán. / Foto; www.recreativohuelva.com.
Momento en el que es atendido sobre el campo el canario Ruymán. / Foto; www.recreativohuelva.com.
Momento en el que es atendido sobre el campo el canario Ruymán. / Foto; www.recreativohuelva.com.
Momento en el que es atendido sobre el campo el canario Ruymán. / Foto; www.recreativohuelva.com.

P. G. Un susto. “Todo quedó en un susto” significó Ruymán, jugador del Recreativo de Huelva que, en el transcurso del partido del miércoles en Punta Umbría recibió un golpe en la cabeza que obligaron a sus traslado al hospital Juan Ramón Jiménez. Después de las exploraciones realizadas al jugador, en la madrugada del jueves se pudo marchar a su casa, y por la mañana estuvo en la Ciudad Deportiva para entrenarse con sus compañeros, aunque los médicos aconsejaron que descansara al menos un día.

El jugador pasó por la sala de prensa y habló de lo sucedido: “Se pasó un poco mal, yo incluido, pero ya estoy recuperado, y hoy y mañana estaré en observación. Es algo lógico tras un golpe así que estés de 24 a 48 horas un poco en observación”, resaltó el canario, que confesó que no se acordaba de nada de la jugada: “No me acuerdo de la acción de la jugada, lo que sé es lo que me han comentado los compañeros. Me quedé groggy, pero no llegué a perder el conocimiento. Cuando estaba en el suelo ya preguntaba qué me había pasado, no me acuerdo como fue, pero sí de todo lo posterior”.



La jugada, según le contaron a Ruymán, sucedió así: “Fue un balón al que fui al cruce a una banda y me tiré al suelo; en la acción no sé si un compañero o un rival, al saltar por encima, me dio con el taco o la rordilla en la parte de atrás de la cabeza”.

El futbolista confesó que pensaba que “iba a estar peor, después de las tres horas que estuve en el hospital con las pruebas. Pero me pude ir para casa y dormí bien, solo con algunas molestias en el cuello por el mismo impacto”.



Ruymán quería entrenar el jueves “pero como el domingo no puedo jugar por sanción, aprovechamos para descansar, ya mañana haré algo”. El jugador, preguntado por la acción que acabó en tarjeta roja, reconoció que “fue un error mío, del que quiero aprender para que no vuelva a producirse”.

El canario sí lamentó que esa jugada le pueda acarrear salir de la titularidad, y es que como dijo “si un equipo está bien y la dinámica es buena, lo normal es que se mantenga el bloque inicial. A mí ahora lo que me toca es esperar que llegue de nuevo mi oportunidad, teniendo en cuenta que el equipo tiene jugadores que pueden desenvolverse en varias posiciones y hay mucha variedad para elegir. También es verdad que ahora viene la Copa y hay partidos para rotar”.