Rafa Domínguez toma posesión como hermano mayor de la Redención

1
125
Nueva junta de gobierno de la Hermadnad de la Redención de Huelva.
Nueva junta de gobierno de la Hermadnad de la Redención de Huelva.
Nueva junta de gobierno de la Hermadnad de la Redención de Huelva.
Nueva junta de gobierno de la Hermandad de la Redención de Huelva.

Sergio Borrero. Una nueva página se escribe en la historia de la más joven de las cofradías del Domingo de Ramos. La céntrica iglesia de las Agustinas acogió en la tarde de este martes 13 de agosto la toma de posesión de su cargo como hermano mayor Rafael Domínguez, actual vicepresidente del Consejo de Hermandades y hermano fundador de la Hermandad de la Redención. Junto a él, su junta de oficiales que le ayudará a dirigir la hermandad los próximos cuatro años. Un equipo que mezcla la veteranía de personas que como él, estuvieron en los primeros pasos de la Hermandad; junto a la juventud de esa nueva generación de cofrades que con fuerza viene empujando ya.

Rafa Domínguez, nuevo hermano mayor de La Redención.
Rafa Domínguez, nuevo hermano mayor de La Redención.

Por delante, su principal objetivo será el devolver la estabilidad al seno de la corporación. Tanto a nivel de vida de hermandad, como a nivel económico; además de seguir con la obra caritativa que en estos años hace más falta. A continuación podrán leer una breve entrevista para conocer en primera persona su proyecto y sus impresiones de cara a estos próximos cuatro años.



– Fuiste uno de los hermanos fundadores de la Hermandad, ¿qué te ha movido a presentarte ahora como Hermano Mayor?
-Mi único interés ahora mismo es el de ayudar a mi hermandad en los momentos de dificultad por los que atraviesa. Tengo la suerte de contar con la confianza de los hermanos más antiguos de la Corporación que han visto en mi persona la figura idónea para afrontar este momento crucial. Sólo espero poder estar a la altura.

Domínguez también es el actual vicepresidente del Consejo de Hermandades .
Domínguez también es el actual vicepresidente del Consejo de Hermandades.

– ¿Cómo ha cambiado la hermandad en estos años desde su fundación?
-La verdad que ha cambiado mucho, bastante diría yo. Ese cambio tan significativo en tan corto espacio de tiempo es lo que quizás haya traído la zozobra por la que actualmente atravesamos. El crecimiento de la hermandad a los niveles que la conocemos quizás se hubiera tenido que producir en 20 o 25 años y se han realizado en 10. Evidentemente eso conlleva unos riesgos que ahora hay que asumir y tratar de paliar.



– ¿Cuáles son, en líneas generales, los proyectos que se ha marcado tu junta de gobierno para los próximos cuatro años?
-Con nuestra situación actual hablar de proyectos sería una inconsciencia. Ahora mismo el único proyecto coherente que nos hemos marcado es el ir paso a paso. El día a día. Con la situación actual que padecemos el tiempo corre a nuestro favor. Si se sigue hablando de Redención es señal que seguimos ahí y ahora mismo es suficiente, corremos el riesgo de que se pueda dejar de hablar de la Redención. Por eso ahora mismo nuestro único objetivo es la coherencia y una correcta lectura de todos y cada uno de los posibles escenarios que se nos puedan presentar.

– ¿En qué situación cultual y procesionalmente se encontrarán el Cristo de la Preciosa Sangre y la Virgen de los Desamparados?
-Los Titulares de nuestra Hermandad tendrán sus cultos puntualmente como marcan nuestras reglas. El tema de las procesiones a las que hace mención es otro cantar, a este punto y hora son inviables. No podemos desviar ni un solo céntimo de euro para otros menesteres que no sean los marcados, objetivo prioritario, sanear la hermandad… Cuando este objetivo esté conseguido, ya veremos como afrontar con garantías de solvencia para que los mismos ni sean una rémora ni un paso atrás en todo el camino recorrido de saneamiento. Tres horas de alegrías no pueden convertirse en seis años de penurias y vicisitudes.



Toma de posesión de la junta de gobierno de La Redención.
Toma de posesión de la junta de gobierno de La Redención.

– Actualmente los titulares se encuentran en las Agustinas, la Estación de Penitencia se realiza desde la Parroquia de la Concepción, la nueva casa Hermandad está en el centro… ¿Seguirá así la situación en estos años o se prevé una vuelta a la feligresía de Cristo Sacerdote?
-Bueno, tengo que decirle que a la feligresía de Cristo Sacerdote no volveremos más por decisiones ajenas a la Hermandad. La Corporación tiene que buscar otra feligresía en la que poder asentarse, otra más. Puedo asegurarle que no vamos a precipitar la decisión, entiendo que cuando se tome tiene que ser definitiva. Como bien dice, nuestras necesidades tanto de asistencia eclesial, de salida y de estancia, están cubiertos; sabemos que no pueden eternizarse, tampoco sería bueno, pero prisas no vamos a tener. Es una decisión que tomaremos buscando lo mejor para la Hermandad y por supuesto buscaremos una feligresía donde se nos reciba con ganas de que nos integremos. Y ahí estará nuestro reto empezar a hacer vida de hermandad desde la parroquia.

– Y ya para terminar, ¿qué esperas de esta legislatura? ¿Quieres decirle algo a los hermanos de la Redención y a la Huelva cofrade en general?
-De esta legislatura espero muchas horas de sueño quitado y de desvelos. Los hermanos de la Redención han madurado mucho en poco tiempo, han tenido que aprender rápido, ellos saben mejor que nadie que significa la Hermandad para ellos. Quizás los que tengamos que aprender seamos los dirigentes de la Corporación. No podemos ir al límite. A la Huelva Cofrade simplemente darle las gracias y sobre todo que si sienten devoción por nuestros Titulares se hagan hermanos, será su mejor regalo para conseguir nuestro objetivo de pervivencia.