Tómbolas, campeonato de dardos, juegos infantiles y precios muy asequibles en las casetas de la Semana Santa de Huelva

0
81
La caseta de la Sagrada Cena.
La caseta de la Sagrada Cena.
Caseta de la Hermandad de La Merced.
Caseta de la Hermandad de La Merced.

Elisabeth Méndez / Ana Rodríguez. En el recinto ferial colombino tienen una presencia destacada las hermandades de la Semana Santa de Huelva. De las 62 entidades que montan su caseta en este espacio, 11 son cofradías de la Semana de Pasión onubense, trasladando durante unos días el lugar de encuentro de los hermanos de la casa hermandad a la caseta de las Fiestas Colombinas.

A la derecha, Nolasco Texeira junto a otros hermanos de La Merced.
A la derecha, Nolasco Texeira junto a otros hermanos de La Merced.

Una de las primeras hermandades en tener caseta fue la de La Merced, conocida como ‘Los Judíos’, según su mayordomo (prioste), Nolasco Texeira, desde “el año 1976 ó 77”. Más de cuatro décadas en las que los hermanos se han ido adaptando a los cambios del recinto ferial, a los propios cambios generacionales de la Hermandad y, en general, a los nuevos tiempos. El mayordomo asegura que se han tenido que “reinventar” ya que “el ambiente actual no tiene nada que ver con el de hace 20 años. Ahora tenemos que amoldarnos a la situación económica y para ello hemos puesto precios muy populares en la caseta”, comenta Texeira.



La caseta acogerá una competición de dardos el día 3 de agosto.
La caseta acogerá una competición de dardos el día 3 de agosto..

Así, han puesto en práctica iniciativas como la ‘hora feliz’ de 1.30 a 2.30 de la madrugada, momento en el que las copas tienen el módico precio de dos euros “y no es garrafón”, recalca el onubense. Este año también están vendiendo bolsas de hielo a dos euros y cartuchos de patatas a un euro, todo en pos de recaudar fondos para la Hermandad.

El día de la prueba del alumbrado tuvo lugar en la caseta, como es tradición, la cena de hermandad, que hasta el año pasado se hacía con cubierto cerrado. Ahora, las cosas han cambiado y para favorecer el rato de convivencia entre hermanos por encima de dificultades económicas, es la cofradía la que corre con los gastos de la cena y los hermanos se pagan sólo la bebida. Así, el número de asistentes al acto se ha incrementado de manera considerable, pasado de los 50 ó 60 a los 200 que se juntaron el pasado lunes.



La 'hora feliz' en Los Judíos es de 1.30 a 2.30 horas.
La ‘hora feliz’ en Los Judíos es de 1.30 a 2.30 horas.

Otras de las actividades novedosas de este año es que, por primera vez, la Hermandad ha organizado un campeonato de dardos que será el día 3 de agosto a las 21.00 horas y al que ya se han apuntado más de 30 personas. “El plazo de inscripción aún está abierto, pueden venir a la caseta a apuntarse, sólo son cinco euros y el premio es una paletilla de jamón”, destaca Nolasco Texeira.

Asimismo, el prioste ha adelantado a Huelva Buenas Noticias que la Hermandad de los Judíos celebrará el próximo 20 de agosto un cabildo extraordinario para decidir si salen en la procesión magna que se celebrará en octubre -aún la fecha no está cerrada pero se barajan como días más probables el 19 ó el 26-. También habrá cabildo el 2 de septiembre, ya que la cofradía quiere hacer un cambio de las imágenes secundarias del paso de Nuestro Padre Jesús de las Cadenas.



Poli Estevan, la tesorera de la Borriquita.
Poli Esteván, la tesorera de la Borriquita.

Hermandad de la Borriquita. Si seguimos recorriendo el recinto ferial colombino daremos con la Hermandad que abre la Semana Santa onubense, la de la Borriquita. Si por algo destaca la caseta de Colombinas de ésta es por su ponche, “el mejor de las fiestas”, según cuenta la tesorera de la Hermandad, Poli Esteván, quien invita a degustar esta exquisitez junto con unas tapas y raciones que ofrecen a a precios populares.

La cena de convivencia en la Borriquita fue todo un éxito.
La cena de convivencia en la Borriquita fue todo un éxito.

Esta Hermandad, que tiene en la actualidad unos 560 hermanos, lleva más de 20 años acumulados de experiencias en las Colombinas, “años en los que hemos ido creciendo a la misma vez que lo han hecho las fiestas”, comenta Poli Esteván, quien cuenta que, entre las actividades de las fiestas de este 2013, han tenido el placer de disfrutar, en el primer día, de una cena de convivencia entre hermanos y vinculados a la Hermandad, habiendo organizado además una fiesta infantil para la clausura de las mismas el domingo 4 de agosto.

La tesorera aconseja a los onubenses que prueben el ponche de la caseta.
La tesorera aconseja a los onubenses que prueben el ponche de la caseta.

Con perspectivas esperanzadoras, desde esta Hermandad han querido invitar a todos los onubenses a “que se acerquen hasta la Borriquita, donde les atenderemos encantados”, y donde de unas 15 a 20 personas ofrecerán tapas y raciones en las que los protagonistas son los productos de nuestra tierra, como el jamón, las gambas, el choco, el adobo…

La decoración de la caseta de la Victoria conmemora la Coronación Canónica de la imagen.
La decoración de la caseta de la Victoria conmemora la Coronación Canónica de la imagen.

Hermandad de la Victoria. Entre las casetas de Semana Santa destaca el nuevo decorado que luce la de la Hermandad de la Victoria y que conmemora la Coronación Canónica de la Virgen. “La decoración va con colores alberos y pinturas blanquiazules, además de nuestro rincón obrero, en el que hemos simulado las casas de este singular barrio”, según explica el presidente de la Hermandad, Luis Parrales.

El presidente de la Hermandad de la Victoria, Luis Parrales.
El presidente de la Hermandad de la Victoria, Luis Parrales.

Mostrándose ilusionado en este nuevo camino que ha iniciado con la nueva Junta de Hermandad, el presidente dice haber comenzado las fiestas por todo lo alto, sintiéndose orgulloso de la alta participación recibida en su primer día. “La cena de convivencia fue todo un éxito, con unas 130 personas entregadas con nuestra Hermandad”. Además de esa cena de convivencia, La Victoria cuenta en estas Colombinas con una tómbola organizada por el Grupo Joven y concursos infantiles para el último día.

En la caseta se pueden consumir exquisitos productos de nuestra Sierra.
En la caseta se pueden consumir exquisitos productos de nuestra Sierra.

“Nuestro objetivo es darle un poco de hermandad a la Hermandad, ofreciéndole a nuestros 2.000 hermanos un sitio en el que reunirse en Colombinas, además de un sitio donde pasar un rato agradable para el resto de personas”, comenta el presidente.

Para ello, según explica Luis Parrales, tienen con dos ingredientes claves: los mejores productos de nuestra tierra y a precios populares. “Uno de nuestros productos estrella son las chacinas, además de las gambas de Huelva, elemento imprescindible en unas fiestas como éstas”, señala el presidente, añadiendo además que “por cada plato de gambas regalamos una botella de Manzanilla, y por cada plato de jamón, una de Lambrusco. Esto es lo que se conoce como ‘el bombazo”.

Los farolillos en blanco y negro representan los colores de la Hermandad.
Los farolillos en blanco y negro representan los colores de la Hermandad.

Hermandad de la Sagrada Cena. Continuando con el recorrido, nos encontramos con la caseta de la Sagrada Cena que, si por algo destaca, es por su puesto de mariscos de Huelva, una iniciativa de una familia de feriantes que son hermanos de la Hermandad, y con el conocido onubense José Luis ‘El Pollo’ al frente de la misma.

La caseta de la Sagrada Cena.
La caseta de la Sagrada Cena.

Según este feriante, “decidimos trasladarnos al interior de la caseta de nuestra Hermandad hace dos años para darle una imagen diferente a la misma, además de para ofrecer a nuestros hermanos y clientes el marisco más fresco con sabor a nuestra tierra, desde la mojama de Isla Cristina a las gambas de Huelva, entre otros muchos”. Pero lo más importante de todo es la colaboración de esta familia con la Hermandad,  a quien “le entregamos una aportación importante de lo que recaudamos”.

La vocal de Formación de la Hermandad, Mariola.
La vocal de Formación de la Hermandad, Mariola.

Además de este atractivo, otra de las características de esta caseta, con 30 años de experiencias acumuladas en Colombinas, es la colaboración de sus hermanos en la misma,  “no sólo detrás de la barra, sino en los trabajos previos a las fiestas de montajes, compras, etc.”, según nos explica la vocal de Formación de la Hermandad, Mariola, quien confiesa que esta colaboración es la que ha hecho posible su larga trayectoria en las fiestas, añadiendo entusiasmada que “es un gustazo llegar aquí y ver a multitud de hermanos de la Hermandad, tanto dentro como fuera de la barra, porque no olvidemos que desde ambos lados se colabora, y más si son mayores de unos 15 años de edad, que los ves preparando las mesas y sientes una satisfacción al saber que ellos serán la continuidad de lo que con esfuerzo hemos conseguido gestar”.

Las imágenes que decoran el interior de la caseta de la Cena.
Las imágenes que decoran el interior de la caseta de la Cena.

Con unos 1.100 hermanos en la actualidad, la Hermandad de la Cena se mantiene activa durante todo el año, realizando talleres para los hermanos todos los sábados, con grupos de unas 15 personas que trabajan constantemente. De cara a las Colombinas, la principal actividad que trasladarán a su caseta serán “los talleres infantiles, que se desarrollarán el último día de fiestas”, según nos cuenta uno de los miembros de la Hermandad, Juan Carlos Hierro.

Algunos de los bocados que pueden probarse en esta caseta, donde se ubica un puesto de mariscos.
Algunos de los bocados que pueden probarse en esta caseta, donde se ubica un puesto de mariscos.

Respecto a la decoración de la caseta, este año “hemos querido hacer algo especial con motivo del paso que estrenaremos en la Semana Santa de 2014”. Para ello, han establecido un rincón en la caseta donde los asistentes pueden ver las fotografías del futuro paso.

Además de esta novedad, esta caseta se caracteriza por sus farolillos blancos y negros que representan los colores de la Hermandad, y por el rojo aterciopelado característico de la Semana de la Pasión.

La fachada de la caseta de la Hermandad del Cautivo.
La fachada de la caseta de El Cautivo.

Hermandad del Cautivo. Otra de las casetas de Semana Santa en las Colombinas que cuenta con una larga trayectoria es la de la Hermandad del Cautivo, enfocada desde sus inicios principalmente a la comida. Según cuenta el secretario de la Hermandad, Ángel Vaello, “la primera caseta que montó El Cautivo en Colombinas fue cuando éstas aun se celebraban en la Plaza de Toros, hace unos 20 años”.

El secretario de la Hermandad, Ángel Vaello.
El secretario de la Hermandad, Ángel Vaello.

Con 1.300 hermanos en la actualidad, esta Hermandad se caracteriza por la labor y entrega de sus hermanos, pues “como se puede comprobar en la caseta, todos colaboran en las actividades, desde el Grupo Joven a la Junta de Gobierno, los costaleros, etc. quienes desinteresadamente se entregan en cada acto que organizamos de la Hermandad”.

Las expectativas de la caseta son muy buenas.
Las expectativas de la caseta son muy buenas.

De esta forma, unas 15 personas trabajan diariamente en Colombinas para ofrecer desde El Cautivo “tanto a los hermanos como al resto de clientes las mejores tapas, montaditos y raciones a precios populares”, comenta el secretario, quien optimista espera “que las expectativas para estas Colombinas sean, como mínimo, igual que las del año pasado, donde obtuvimos mucha colaboración”. Para ello, Ángel Vaello dice que es necesario “que la gente participe, que no tengan miedo a entrar en nuestra caseta ya que los precios que les ofrecemos están al alcance de todos, pues son incluso más rebajado que el que pueden encontrar fuera de Colombinas”.

La caseta de Tres Caídas.
La caseta de Tres Caídas.

Hermandad de Las Tres Caídas. En la Hermandad de las Tres Caídas la principal novedad este 2013 es su tómbola, una tradición que han recuperado ya que, como explica su hermano mayor, Juan Fernando Ojeda, “hacía muchos años que no la poníamos y en esta ocasión hemos retomado la costumbre”. Una tómbola en la que, con un poco de suerte, los participantes pueden llevarse uno de los 1.300 regalos a repartir si consiguen una papeleta agraciada.

La tómbola es la principal novedad de este año.
La tómbola es la principal novedad de este año.

La caseta es fruto del duro trabajo de los hermanos de la Hermandad, que se turnan en la misma para atender las comandas de los clientes. El Grupo Joven, los diputados, los hermanos que acompañan al palio, los que van con el Cristo y, finalmente, los de talleres irán pasando a lo largo de la semana festiva por la barra y las mesas para hacer labores de hostelería y así recaudar fondos.

En este sentido, la Hermandad está enfrascada en la restauración, desde el pasado mes de junio, de su paso de misterio, el que lleva cada Semana Santa a su Titular, Nuestro Padre Jesús de las Penas, el cual esperan que esté listo para el próximo mes de febrero.

 Recorrer el resto de casetas de Semana Santa