Contabilizan 96 ejemplares de milanos reales, especie en peligro de extinción, en la provincia de Huelva

0
66
Muchos de estos ejemplares se encuentran en el Espacio de Doñana.
Muchos de estos ejemplares se encuentran en el Espacio de Doñana.
Muchos de estos ejemplares se encuentran en el Espacio de Doñana.
Muchos de estos ejemplares se encuentran en el Espacio de Doñana.

Redacción. Los últimos censos de invernantes realizados por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente han confirmado la presencia en Andalucía de 1.591 ejemplares de milano real (Milvus milvus), 96 de ellos en Huelva, una especie catalogada en peligro de extinción e incluida en el Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas. Los ejemplares censados, repartidos en 39 dormideros distribuidos por todas las provincias occidentales,  representan el 5% de los 30.000 individuos invernantes de la especie en España, procedentes tanto del norte de la Península como de Europa.  En Andalucía, la tendencia de la población de milanos reales invernantes ha sido claramente positiva en los últimos nueve años.

Por provincias destaca Córdoba con 743 ejemplares censados, seguida de Sevilla (503), Cádiz (249) y Huelva (96). A través del Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas, la Consejería ha identificado y cartografiado un total de 39 dormideros, aunque no todos son utilizados todos los años, localizados en zonas llanas de las provincias de Huelva, Cádiz, Córdoba y Sevilla, ricas en presas (conejos y roedores) y con bosques abiertos o zonas arboladas de pequeño tamaño. Para formar los dormideros las aves suelen seleccionar pinares y eucaliptales y, en menor medida, alcornocales y árboles de ribera.



Por otro lado, según los resultados del seguimiento de reproducción de 2012, se ha contabilizado también un total de 49 parejas reproductoras de milano real, casi todas asociadas al Espacio Natural de Doñana, lo que supone un ligero incremento respecto al número registrado en años anteriores.

las principales amenazas de la especie hay que unir la elevada vulnerabilidad de muchos de los dormideros, especialmente los formados en bosques islas, cuya protección es una prioridad, ya que la mayoría se ubican en zonas no incluidas en la Red de Espacios Naturales Protegidos.