Marina Ramírez Pino, una triguereña que ha hecho una parada en Kingston-upon Hull

0
784
Marina en el centro de Hull, una ciudad que le ha envuelto con su encanto.
Marina en el centro de Hull, una ciudad que le ha envuelto con su encanto.
Marina en la entrada de la Universidad de Hull.
Marina en la entrada de la Universidad de Hull.

Jeniffer Padilla. Este lunes viajamos al norte, hasta la ciudad de Kingston-upon Hull, Yorkshire, Inglaterra, lugar donde se ha trasladado la onubense Marina Ramírez Pino, una triguereña que ama los idiomas.

Marina creció con su familia, compuesta por sus padres, hermanos y abuelos. Estudió primero y segundo de Secundaria en el IES Dolmen de Soto de Trigueros. Después, decidió cambiarse al colegio Santo Ángel de la Guarda de Huelva, en el que cursó tercero y cuarto de Secundaria. Como el colegio no brindaba la posibilidad de hacer Bachillerato, se volvió a su pueblo con sus amigos de la infancia, en vez de empezar en un lugar nuevo.

Marina en el centro de Hull, una ciudad que le ha envuelto con su encanto.
Marina en el centro de Hull, una ciudad que la ha envuelto con su encanto.

Como estudiante de Traducción e Interpretación en la Universidad Complutense de Madrid, solicitó el año pasado 2012, mientras vivía en Irlanda, la beca Erasmus al Reino Unido, para hacer un año de su carrera en ese país.

– ¿Porqué has decidido irte al Reino Unido?
– La razón principal es porque me apasiona viajar y conocer culturas y personas diferentes, además disfruto mucho viviendo en el extranjero y manteniendo el contacto con los idiomas; y bueno, que ¡todo estudiante debería hacer un año Erasmus!

Aunque ya había estado en otras ciudades del Reino Unido, sólo habían sido estancias cortas y me apetecía probar un año aquí. La verdad es que no me arrepiento. Es por eso principalmente que elegí Kingston-upon Hull.

– ¿Qué actividad haces allá?
– Voy a clases tres días a la semana y para sacar algo de dinero para mis gastos personales doy clases de español a dos niños pequeños ingleses.

– ¿Cómo es un día tuyo en Hull?
Recibo clases en la Universidad de Hull tres veces a la semana, de 9.00 a 15.00 horas, aquí las clases son de 50 minutos ó 110 minutos y como mucho tienes dos al día. Como podéis ver, no se estresan para nada. Eso sí, la forma de trabajar aquí es muy distinta. No tienen tantos exámenes como trabajos. Tienes que saber organizarte para no encontrarte con todo de golpe al final. Normalmente, después de las clases, solemos quedarnos en la biblioteca trabajando un poco y sacar tiempo para hacer vida social, tanto con nativos como estudiantes internacionales. También nos reunimos en la cafetería y pasamos tiempo juntos.



En la catedral del York, uno de los lugares representativos de la ciudad.
En la catedral del York, uno de los lugares representativos de la ciudad.

Por las tardes, aunque no todas, toca un poco de gimnasio porque el deporte también es importante; la universidad tiene su propio gimnasio con muchísimas actividades para hacer como yoga, pilates, zumba, bowka… y por las noches, como buenos Erasmus, toca salir. Sí, el rumor de que los Erasmus salen todos los días no es ningún rumor… es cierto. Quizá a los ingleses se les va un poco de las manos, pero aquí hay fiestas todos los días por alguna razón y es cosa tuya si vas o no. Como dicen aquí: “it’s up to you”. ¿Habéis visto alguna vez una universidad que tenga discoteca propia en el campus? Pues en Reino Unido esto se estila en todas las universidades… Otra cosa que nos cuesta creer porque en España no se nos pasa por la cabeza tener una discoteca en la universidad.

– ¿Con quién vives allí?
– Somos todos estudiantes en mi casa y, por suerte, ningún español, así podemos hablar sólo inglés entre nosotros. Somos dos franceses, una alemana, una finlandesa y yo.

– ¿Has tenido problemas con el idioma?
– ¡Ninguno! Ya estoy bastante hecha al inglés. No es la primera vez que vivo en un país angloparlante, llevo muchos años estudiando el idioma y me encanta.

– ¿Te ha resultado difícil adaptarte?
La verdad es que tengo mucha facilidad para adaptarme a otros lugares. Por suerte, no he tenido ningún problema que me haya podido hacer difícil la estancia aquí. Me gusta la universidad, conozco a mucha gente, tengo muchos amigos y estoy muy feliz con mis compañeros de piso. No puedo quejarme.

– ¿Qué es lo que más extrañas de tu ciudad?
– Mm… Esa no es difícil. ¡La comida y el buen tiempo, por supuesto! Aquí no saben comer y, aunque cocino yo en casa, con los productos de aquí no sabe igual…Vamos, que una tortilla de patatas aquí no es una tortilla de patatas en Huelva. En cuanto al tiempo, aquí no vemos el sol ni de refilón y hace un frío que pela. Aunque nosotros también tenemos invierno en Huelva, hay luz y el sol sale aunque la temperatura no sea alta.

– ¿Qué es lo más te gusta de tu nueva residencia?
– La gente es muy agradable y si les dices que eres española, aún más, ¡hasta se les ilumina la cara! La ciudad es universitaria al cien por ciento y hay muchos estudiantes internacionales. Además, las calles están muy limpias y hay mucha seguridad. En cuanto al campus, es inmenso y tenemos de todo. No es difícil sentirse a gusto.

Marina en la estación King Cross, ubicada en Londres.
Marina en la estación King Cross, ubicada en Londres.

– ¿Cuéntanos cómo es el Reino Unido a través de tus ojos?
– Para mí es un país de personas educadas. La gente es muy respetuosa en la calle, en los medios de transporte, en los lugares públicos. Son más silenciosos que nosotros y, a veces, sí es verdad que pueden resultar un poco fríos y distantes, pero cuando tienes la oportunidad de relacionarte con ellos, te das cuenta de lo agradables que pueden llegar a ser. Claro, siempre hay excepciones. Los británicos quieren a su país y aman sus costumbres.

La ciudad de Hull no es un destino típico de turistas, pero aún así, tiene lugares que ofrecerle a los visitantes: el Museo Marítimo es un punto de visitas importante para cualquier turista; además, justo enfrente se puede disfrutar de las maravillosas vistas de la Marina de Hull, a la vez que paseas por uno de los centros comerciales importantes de la ciudad (Princess Quay). Para los que aman las profundidades, el Acuario de Hull abre sus puertas de lunes a domingo para disfrutar de las más maravillosas criaturas del mundo submarino. Por supuesto, no podemos olvidar el centro de la ciudad, para los que quieran hacer algunas compras, y los Jardines de la Reina, para caminar y relajarse.

– ¿Cómo es vivir ahí?
– Lo que encuentro más diferente son los horarios. Al principio, intentas seguir el mismo horario que en España e intentas hacer las comidas de la misma forma, pero tarde o temprano te das cuenta de que es imposible. Cuando empiezas con las clases y los horarios de aquí, terminas uniéndote a la corriente. El día comienza antes y acaba antes también, por eso lo hacen todo más temprano que nosotros: desayunan, comen y cenan antes, también salen de fiesta antes y se recogen más temprano. Es fácil adaptarse una vez que llevas aquí un tiempo. La verdad no descartaría la idea de vivir en Inglaterra en un futuro, no sabría explicar cómo es. Creo que hay que vivirlo.

A pesar que la ciudad tiene un clima más frío que el de Huelva, Marina disfruta de su estadía.
A pesar de que la ciudad tiene un clima más frío que el de Huelva, Marina disfruta de su estancia.

– ¿Entonces la experiencia está resultando positiva?
La experiencia es inolvidable. Sin duda, uno de los mejores años de mi vida. Me llevo muchos amigos, momentos inolvidables y lugares increíbles que he conocido. ¡Se lo recomiendo a todo el mundo! Un año en el extranjero no le hace daño a nadie, al contrario, la experiencia e independencia con las que vuelves a tu “vida normal” son considerables.

– ¿Qué otros viajes has realizado?
– La verdad es que he estado en varios países ya. Desde que tenía 15 años empecé a hacer estancias en verano de tres semanas o un mes en Inglaterra, Irlanda y Francia para aprender los idiomas. He vivido en residencias de estudiantes y con familias nativas también. El año pasado pasé siete meses en Irlanda trabajando de au pair con una familia irlandesa. Otra experiencia que jamás olvidaré. Además, he visitado países como Portugal, Bélgica, Grecia, Mónaco, Lituania, Estonia, Letonia, Alemania, Italia, estos simplemente por placer, no porque hable todos esos idiomas jajaja, ¡ojalá!

– ¿Cuál es tu mayor pasión?
– Tengo muchas y no sabría decantarme por una: viajar, los idiomas, el cine, el teatro y la música.

– ¿Lo que más te gusta de tu ciudad natal?
– La playa, Punta Umbría en especial. He pasado muchos veranos allí de pequeña.

– ¿Cuándo regresarás?
– A mediados de junio tengo pensado volver a Huelva porque termina mi año académico aquí, pero después sigue mi andadura.

– ¿Cuáles son tus planes futuros?
– De momento, cuando termine en Hull volveré unas semanitas a Huelva a descansar y disfrutar de la familia y los amigos. Después tengo pensado ir al sur de Francia, buscar trabajo allí y quedarme dos meses en verano para seguir practicando mi francés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here