Chuli y Berrocal edifican una victoria de mérito del Recreativo ante el Barcelona B

0
40
Berrocal y Chuli son dos de las novedades que presenta la convocatoria del Recre. / Foto: Josele Ruiz.
Berrocal y Chuli son dos de las novedades que presenta la convocatoria del Recre. / Foto: Josele Ruiz.
Berrocal y Chuli, eufóricos tras el gol del primero que era el 2-0. / Foto: Josele Ruiz.
Berrocal y Chuli, eufóricos tras el gol del primero que era el 2-0. / Foto: Josele Ruiz.

Paco Gamero. Victoria. Por fin el Recre tuvo un domingo de resurrección y pudo brindarle a sus aficionados un triunfo, después de pasar por el via crucis de cinco jornadas sin saber lo que era ganar. Chuli, en el primer tiempo, y Berrocal, en el segundo, construyeron con sus goles esa victoria ante el Barcelona B, que como se esperaba ofreció mucho peligro en las dos áreas, y que acabó el partido de la misma manera que lo empezó: con un balón al palo.

Pero justo es decir que el Recre, que repitió el once de Villarreal con Berrocal como ‘9’, y un trivote de corte menos defensivo con la presencia de Jonathan Valle, estuvo ayer más seguro en defensa que en partidos precedentes. Por eso se trabajó esa victoria que sabe a gloria, que le coloca con 44 puntos, ya de manera definitiva lejos de la zona de descenso, que no es poco a estas alturas.



Chuli besa el escudo del Recre tras marcar el primer tanto. / Foto: Josele Ruiz.
Chuli besa el escudo del Recre tras marcar el primer tanto. / Foto: Josele Ruiz.

Chuli fue quien marcó la diferencia en el primer tiempo. Un gol suyo puso por delante al Recre, en un partido exigente, peligroso, ante el Barcelona B que, como los albiazules, tiene como amigo al balón. Alguien puede decir que el marcador de 1-0 al descanso pudo ser diferente, pues el cuadro catalán dispuso de ocasiones claras para cuando menos empatar. Claro que no es menos cierto que el Decano, sin perderle la cara al partido, aguantando el chaparrón, el de fútbol y el de agua que a arreones caía sobre el Colombino, supo llegar a buen puerto -léase descanso- con esa renta que valía un mundo.

Dimas se anticipa a Rafinha en una acción defensiva del recreativista. / Foto: Josele Ruiz.
Dimas se anticipa a Rafinha en una acción defensiva del recreativista. / Foto: Josele Ruiz.

Es este Barcelona B muy peligroso en las dos áreas. Quedó demostrado apenas 30 segundos después de comenzar el choque. Los barcelonistas sacaron de centro y se fueron arriba con todo, metieron al Recre en su parcela, y pudo marcar con un cabezazo de Rafinha que repelió el larguero. Como presentación de cartas credenciales valía.



Pero también el Barcelona B es peligroso en su área, no en vano es el equipo más goleado de Segunda División. También lo acreditó a los diez minutos, en un balón al área catalana que Planas no acierta a despejar, quedando a los pies de Chuli quien, tras recortar al mencionado defensor, tuvo tiempo -y calidad- más que de sobras para pegarle con la zurda al palo derecho de Masip. Imposible. Gol.

No varió un ápice el partido tras ese tanto. El Barcelona B tenía más y mejor la pelota, sus combinaciones dejaban siempre sensación de peligro… como también las arrancadas del Recre cuando recuperaba el balón. Queda constancia que los dos equipos estaban sobradamente capacitados para hace daño al rival. Eso sí, Cabrero tuvo que intervenir más veces que Masip, en especial en un disparo potente e intencionado de Ilie, en el que meta albiazul desvió a cóner in extremis.



Montoro trata de eludir a Ilie momentos antes del centro que acabó en el gol de Berrocal. / Foto: Josele Ruiz.
Montoro trata de eludir a Ilie momentos antes del centro que acabó en el gol de Berrocal. / Foto: Josele Ruiz.

A tenor de lo que se había visto en el terreno de juego, todo un mundo quedaba por delante. Los dos llevaban peligro, los dos podían marcar, y los dos sufrían atrás ante las acometidas del rival. Con el partido así, puede que Sergi llevara algo de razón cuando dijo que iba a ser un encuentro atractivo.

Mejoró la cosa para el Recre en el segundo tiempo que, además de marcar un segundo tanto, no vio peligrar tanto su puerta. Siguió dominando el Barcelona B, utilizando más tiempo el amigo el balón, pero al Recre ya se le vio más firme atrás y, eso sí, siempre presto a salir a la contra. Pudo Chuli, a los tres minutos de la reanudación, colocar el segundo, tras un pase al hueco excelente de Jonathan Valle, pero el onubense no acertó a superar a Masip en su salida.

El Barcelona B lo siguió intentando, pero sus llegadas no entrañaban el mismo peligro de antes. El Recre, más cómodo, se bastaba para frenar esas acometidas y salir rápido. Y así llegó el 2-0. Montoro controló un balón en el costado izquierdo del ataque catalán, centró como los ángeles, y como los ángeles remató Berrocal. ¿Partido decidido? Con cualquier otro rival sí, con el Barcelona B no, aunque puede que echara en falta a Deulofeu.

Cifu y Zamora, rápidos, se anricipan a un jugador barcelonista. / Foto: Josele Ruiz.
Cifu y Zamora, rápidos, se anricipan a un jugador barcelonista. / Foto: Josele Ruiz.

El dominio barcelonista fue estéril. El Recre estuvo ordenado y sin fisuras y llevó el partido a su terreno. Aunque acabara de la misma manera como empezó, con un lanzamiento al palo -éste al larguero- de Espinosa. No hubo tiempo para más. El Barcelona B tuvo más tiempo el balón, perro el Recre fue quien se quedó los puntos. Amén.

RECREATIVO: Cabrero; Cifu, Zamora, Morcillo, Ruymán; Dimas. Montoro (Puigdollers, 83), Jonathan Valle; Arana (Matamala, 60′), Berrocal y Chuli (Alexander, 79′).

BARCELONA B: Masip; Balliu, Lombán, Muniesa, Planas Jon Roman, 73′); Ilie (Javier Espinosa, 73′), Sergi Roberto, Rafinha; Kiko Femenía, Luis Alberto y Araújo (Dongou, 53′).

Árbitro: Piñeiro Crespo (colegio asturiano). Mostró la cartulina amarilla a Berrocal (25′), Dimas (40′), por el Recreativo; a Lombán (41′), Balliu (66′), por el Barcelona B.

Gol: 1-0 (10′) Chuli se aprovecha de un error de la zaga barcelonista, recorta a Planas y con la zurda coloca la pelota en el palo derecho de Masip. 2-0 (64′) Berrocal, al rematar perfectamente de cabeza un soberbio centro de Montoro.

Incidencias: Tarde fresca, con lluvia durante algunos compases del choque. 4.849 espectadores en las gradas del Nuevo Colombino.