Donan 2.300 kilos de comida al Banco de Alimentos

0
84
La plantilla de Atlantic Copper ha realizado una recogida de alimentos.
La plantilla de Atlantic Copper en una recogida de alimentos.
La plantilla de Atlantic Copper ha hecho entrega al Banco de Alimentos de los productos recogidos.
La plantilla de Atlantic Copper ha hecho entrega al Banco de Alimentos de los productos recogidos.

Redacción. Los trabajadores de Atlantic Copper y sus empresas contratistas se han unido para impulsar una iniciativa de carácter solidario, cuyo único objetivo es ayudar a quienes más dificultades encuentran, dentro de la actual coyuntura económica, en el acceso a una de las necesidades básicas del ser humano: el alimento.

Gracias a la labor desarrollada en los últimos meses por toda la plantilla de Atlantic Copper, que ha contado además con el respaldo de las empresas contratistas que habitualmente trabajan para la compañía y de la propia Fundación Atlantic Copper, se han reunido unos 2.300 kilos de alimentos, entre los que destacan productos de primera necesidad, como 670 litros de aceite de oliva, 426 litros de leche, 346 kilos de arroz, 203 kilos de alubias, 158 kilos de garbanzos y 1.116 latas de conservas de pescado (atún, caballa o sardina, entre otros).



Éstos han sido entregados en las instalaciones del complejo metalúrgico de Atlantic Copper al presidente del Banco de Alimentos de Huelva, Juan Manuel Díaz Cabrera, en un acto simbólico en el que han estado presentes los trabajadores. Los comestibles serán transportados a las dependencias del Banco de Alimentos, que se encargará de su clasificación y posterior distribución a las entidades benéficas con las que colabora asiduamente, como comedores sociales o centros asistenciales de la provincia de Huelva.

Con este gesto humanitario, los empleados de Atlantic Copper han prestado su apoyo a la Operación Kilo, emprendida por el Banco de Alimentos de Huelva y que persigue la participación de instituciones educativas, centros comerciales, empresas o particulares para conseguir aquellos alimentos de los que se carece normalmente en el banco, por no producirse excedentes y no recibirse donaciones concretas, como legumbres, aceite, leche, azúcar, harina, arroz, pasta, etc. Mediante el fomento de estas colectas también se pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre el problema del hambre en la sociedad actual.