El pintor Emilio Fornieles expondrá en Berlín sus ‘Flores del lupanar’

0
285
Uno de los cuadros del onubense Emilio Fornieles.
Uno de los cuadros del onubense Emilio Fornieles.
El artista Emilio Fornieles. / Foto: Fermín Cabanillas
El artista Emilio Fornieles. / Foto: Fermín Cabanillas

Fermín Cabanillas / Lepe. ‘Flores del lupanar’, el homenaje del pintor lepero Emilio Fornieles a las mujeres que se dedican a la prostitución, será expuesta en Berlín el próximo mes de agosto, para culminar las gestiones realizadas en su día por la embajada de España en la capital alemana para organizar la muestra.

Así lo ha explicado el propio artista, que ha indicado que las negociaciones para exponer su obra en Berlín se iniciaron a finales del pasado verano, “cuando unos galeristas alemanes se interesaron por tener mi obra, y tras llamar a muchas puertas, resultó que pude tener el apoyo de la propia embajada”.



Se trata de una serie de cuadros en los que expresa que “aún hoy día, cuando todavía parece inconcebible o inaceptable por una comedida parte de la sociedad, el ejercicio de la profesión en lupanares o mancebías sigue su curso gracias a la solicitud ingente que el demandante (generalmente masculino) presenta”.

Para el artista, es de extrañar, en la actualidad, “la convergencia de placer y la gratificación, pero la más antigua de las profesiones tuvo un origen muy distinto al conocido, siendo promocionado y cuidado por la política y religión de muchas sociedades clásicas, siendo Atenas en el S.VI a C. la precursora del espacio destinado al ejercicio de felatoras (expertas en felación) y otro tipo de favores, ya a cambio de irrisorias cantidades de dinero”.



Uno de los cuadros del onubense Emilio Fornieles.
Uno de los cuadros del onubense Emilio Fornieles.

‘Flores del lupanar’ es un enaltecimiento “a una profesión vieja, antigua, incluso de culto, y que recoge no solo a la mujer como objeto de placer o goce, sino al hombre, al niño, incluso al animal, y es que también biológicamente se han descubierto formas de prostitución en otras especies animales, por tanto hablamos de una profesión inherente a la vida”.

En su obra, además, el artista critica que “la clandestinidad ha generado un azote al profesional del sector, controlados en su mayor medida por mafias y otras redes ocultas de tráfico y manipulación de seres humanos, y que tristemente traen como único fin la destrucción social, personal y la marginalidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here