Elena Cano Benítez, una periodista onubense en la BBC

7
27
Elena con su equipo de trabajo de la BBC. (De izquierda a derecha) Chloë Rawlings, jefa de producción; Camila Carlow, ayudante de investigación; Elena Cano Benítez, ayudante de investigación; y Jessamy Tonkin, investigadora. / Fotógrafo: Jaime Martínez del Cerro. Al fondo, un edificio de la Universidad de Bristol.
Elena con su equipo de trabajo de la BBC. (De izquierda a derecha) Chloë Rawlings, jefa de producción; Camila Carlow, ayudante de investigación; Elena Cano Benítez, ayudante de investigación; y Jessamy Tonkin, investigadora. / Fotógrafo: Jaime Martínez del Cerro. Al fondo, un edificio de la Universidad de Bristol.
Elena con su equipo de trabajo de la BBC. (De izquierda a derecha) Chloë Rawlings, jefa de producción; Camila Carlow, ayudante de investigación; Elena Cano Benítez, ayudante de investigación; y Jessamy Tonkin, investigadora. / Fotógrafo: Jaime Martínez del Cerro. Al fondo, un edificio de la Universidad de Bristol.
Elena con su equipo de trabajo de la BBC. (De izquierda a derecha) Chloë Rawlings, jefa de producción; Camila Carlow, ayudante de investigación; Elena Cano Benítez, ayudante de investigación; y Jessamy Tonkin, investigadora. / Fotógrafo: Jaime Martínez del Cerro. Al fondo, un edificio de la Universidad de Bristol.

Mari Paz Díaz. Elena Cano Benítez nació en Huelva hace 35 años. Criada en el barrio de Isla Chica con sus padres y sus hermanos, estudió Relaciones Laborales. Sin embargo, desde muy pronto, Elena se percató de que no estaba hecha para el trabajo de oficina, por lo que hizo un curso puente hacia Ciencias de la Información.

Comenzó a trabajar en varios medios de comunicación onubenses, pero se decidió a salir fuera para crecer personal y personalmente, porque sentía muchas limitaciones, tanto en los medios como en la ciudad.

Fue así como recaló en Inglaterra. Y, en concreto, en la ciudad de Bristol, donde ha tenido la oportunidad de cumplir uno de sus sueños: trabajar en la BBC. En esta entrevista descubrimos cómo ha sido su experiencia en ese país y, por supuesto, nos relata cómo fue su trabajo para la televisión inglesa.

-¿Por qué decidiste irte fuera?
-Fue una mezcla de emociones y necesidades vitales. Tenía ganas de vivir en otro país y aprender otra lengua. Era un sueño que tenía pendiente. Además, la crisis ya empezaba a notarse, así que pensé que era el momento adecuado para coger las maletas. Ahora me alegro mucho de haberlo hecho entonces, porque en estos últimos meses están llegando muchísimos españoles a Bristol que aseguran ser exiliados. Da mucha pena oír que salen de España porque no tienen elección.

-¿Y por qué elegiste Bristol?
-Porque mi prima Laura vive aquí y me daba tranquilidad tener a alguien de mi familia en un lugar extraño.




Elena Cano, junto a su hermano y su cuñada, ante el emblemático Suspension Bridge, uno de los símbolos de Bristol, y detrás el bosque Asthon Court.
Elena Cano, junto a su hermano y su cuñada, ante el emblemático Suspension Bridge, uno de los símbolos de Bristol. Detrás se encuentra el bosque Asthon Court.

-¿Cuál era tu nivel de inglés al llegar?
-El del instituto, es decir, que podía leerlo y entenderlo con un nivel aceptable. Comunicar ya era otra cosa. Hablar y entender a la gente fue muy duro al principio, no me enteraba de nada y la gente tampoco me entendía. Todos teníamos que tener mucha paciencia. Tardé al menos dos años en sentirme cómoda hablando en inglés.

-¿Cómo está siendo la experiencia?
-¡Cambia cada día desde hace cuatro años! Cuando vives en el extranjero, hay días en los que estás contentísimo de vivir fuera y, otros, en los que echas muchísimo de menos tu tierra. Me encanta Bristol y estoy feliz de tener mi vida aquí, pero tengo altibajos. Sobre todo en invierno quiero salir corriendo lejos, irme  a Andalucía y ver algo de luz.

-¿Cómo es trabajar en Inglaterra? ¿Es muy diferente a España?
-En general, creo que es más fácil trabajar con los ingleses porque son más serios y saben escuchar mejor que los españoles. También son muy racionales y siempre buscan lo mejor para el equipo, evitando las confrontaciones. Mi impresión es que la sociedad inglesa es más agradecida y eso hace que las relaciones laborales sean más gratificantes.

-Has pasado por trabajos muy diferentes…
-Pues sí. He trabajado como camarera, profesora de español y en dos equipos de producción de la BBC, uno en Edimburgo y otro en Bristol. También he grabado, junto con otros españoles, mi voz para los exámenes de español que los estudiantes hacen en Reino Unido -en el estudio donde Portishead graba sus discos. ¡Fue muy divertido!

-¿Cómo ha sido estar en la BBC? Quizás sea el sueño de todos los periodistas…
-Fue muy emocionante. Durante cinco meses estuve en el equipo de producción del  programa Paul Martin´s Handmade Revolution (La revolución artesanal de Paul Martin) e hice trabajos de investigación, entrevisté a gente y fui ayudante de dirección y de producción. Todo un desafío porque el programa tenía un formato nuevo y el equipo era pequeño, así que todos tuvimos que hacer de todo. Normalmente trabajábamos en Bristol, aunque también viajábamos para rodar en diferentes localizaciones de Reino Unido. Conocí a gente muy interesante, tanto del equipo técnico de la BBC -algunos de ellos habían trabajado en Human Planet, que es una de mis series de documentales favorita- como entrevistados que vinieron al programa.

-¿Qué estás haciendo en estos momentos?
-Estoy enseñando español de nuevo e investigando cómo dar las clases con un enfoque diferente a través del teatro. Además sigo buscando trabajo en nuevas producciones de televisión.

El barrio Stokes Croft, un espacio con una intensa cultural. De hecho, al fondo puede apreciarse un graffiti de Banksy, un graffitero muy conocido en Gran Bretaña.
El barrio Stokes Croft, un espacio con una intensa vida cultural, cercano al domicilio de Elena. Al fondo hay un graffiti de Banksy, un graffitero muy conocido en Gran Bretaña.

-¿Te has marcado algún nuevo objetivo o reto?
-Creo que mi siguiente reto será ir a Brasil a trabajar en algún proyecto solidario con niños y mejorar mi portugués. Tengo muchas ganas de conocer Río de Janeiro y Bahía, lugares que intuyo a través de las palabras de dos grandes escritores, Clarice Lispector y Jorge Amado. También tengo mucha curiosidad sobre cómo el país está cambiando su realidad social con motivo de la celebración del mundial de fútbol y las futuras olimpiadas.

-¿Cómo es Bristol?
-Es una ciudad dinámica y muy creativa, especialmente en cuanto a música. Es una ciudad gris, un poco industrial, pero rodeada de un bosque  inmenso que te hace sentir cerca de la naturaleza. También es una ciudad mutante. Las calles cambian de colores a través de los graffitis, aparecen nuevas tiendas en las que se mezclan una lavandería con una cafetería o una tienda de ropa retro con una salón de peluquería en el que además puedes bailar tango por la noche. Y el día que menos te lo esperas, eso ha desaparecido y hay algo nuevo e igual de divertido.
Hay mucho sentimiento de comunidad, sobre todo en mi barrio. Y también hay muchos personajes muy curiosos, gente de cualquier edad con muchas inquietudes e imaginación. En general, hay muchas posibilidades de ser quien tú quieras en esta ciudad.

-¿Qué piensa tu familia de tu aventura?
-Al principio me echaban mucho de menos. Mi madre, sobre todo, me preguntaba que cuándo volvería. Ahora me dicen que ¡ni se me ocurra volver! Están contentos de que todo me vaya bien aquí. Además, ahora existe skype y algunas veces ¡hablamos más que si estuviéramos en Huelva!

-¿Y tus amigos ?
-La verdad es que con los amigos, tanto de Huelva como de Sevilla, he perdido un poco el contacto. Es difícil, porque cada uno va tomando caminos diferentes… Pero intento verlos cuando voy de vacaciones. No sé, supongo que piensan que mientras yo esté contenta, ¡qué más da donde esté!

-¿Cuáles son tus planes futuros?
-¿Futuro? ¿Planes? ¡Desde que vivo en esta ciudad no salen! Mis planes presentes, diría yo, son estar pendiente de las posibles nuevas producciones de la BBC y no perder de vista otros buenos proyectos periodísticos culturales, como por ejemplo el del Festival de Teatro y Danza de Edimburgo.

-¿Piensas volver a España, a Huelva, en breve?
-Sí. Espero ir pronto de vacaciones y escapar un poco de este frío todavía invernal.

-¿Qué es lo que más echas de menos de Huelva?
-Mis padres, mis hermanos y su amor, mi abuela, mis amigos y algunos buenos abrazos, la luz, el sol, los chocos fritos, el puchero de mi madre, Mazagón, el olor a jazmín, los atardeceres…

-¿Recomiendas a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España? ¿Por qué?
-Sí se lo recomiendo a todo el mundo que tenga ilusión por hacerlo. Porque hay que tener sueños, proyectos y tener ganas de aventura. Y hay que tenerlos para sostenerte, porque también es una experiencia dura, sobre todo al principio. Es un aprendizaje no sólo del idioma, sino también de una nueva cultura y sus formas de expresión. Y es un aprendizaje sobre ti mismo, sobre cómo cuidarte y crecer cuando te sientes solo y lejos de tus raíces.

-Para terminar: un deseo.
-Ya que esto es un diario de buenas noticias, no voy a mencionar la situación política, pero espero que entre todos los ciudadanos/as con responsabilidad y sentido de comunidad, consigamos que nuestra joven democracia crezca con unos valores sólidos, ¡y con trabajo! para que los jóvenes no se tengan que ir fuera si no quieren.

Muchas gracias.

7 Comentarios

  1. Olé y Olé… por la gente currante y con ilusión. Un abrazo muy fuerte de otra choquera expatriada.Ánimo Elena y toda la suerte del mundo.

  2. Me acabo de enterar de el fallecimiento de Elena Cano, compañera mio en su día en Teleonuba. Me acuerdo de ella que sempre estaba sonriente. D.E.P. Elena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here