Mariano Peña: “Los onubenses deben tomar conciencia de todo lo que tiene Huelva y pregonarlo a los cuatro vientos”

9
20
Mariano Peña obtuvo el Premio Ondas el pasado año 2012 por su papel en Aída.
Mariano Peña nos invita a que veamos el musical en Madrid.
Mariano Peña nació en Manzanilla.
Mariano Peña nació en Manzanilla.

Mari Paz Díaz. Mariano Peña es del municipio onubense de Manzanilla, pero su cara es conocida por todos los españoles gracias a su personaje de Mauricio Colmenero en la serie Aída de Tele 5. Un papel que le valió el pasado año 2012 el Premio Ondas al mejor intérprete masculino en ficción nacional, así como el reconocimiento de sus compañeros de profesión, puesto que la Unión de Actores le concedió en 2006 el premio al Mejor Actor Secundario.

Además, Mariano Peña ha desarrollado una amplia trayectoria artística en el teatro, el doblaje o el cine, donde ha participado en películas tan conocidas como Carlos contra el mundo, Héctor, Reinas, Fuera de carta o, más recientemente, en Pájaros de papel.

El conocido actor se marchó siendo muy joven de su localidad natal para estudiar, pero, como pone de manifiesto en esta entrevista concedida a Huelva Buenas Noticias, nunca olvida sus raíces y, vaya donde vaya, tiene muy presente a Huelva. El humor, la luz y las gambas onubenses son las cuestiones que más echa de menos Peña cuando está fuera de casa.

– Mariano, en primer lugar, nos gustaría agradecerle el que haya aceptado la invitación de Huelva Buenas Noticias. Es una prueba de que siempre que tiene oportunidad mantiene su vinculación con su tierra…
-No es que mantenga la vinculación, es que, quiera o no quiera estoy vinculado a ella y así será hasta que me muera. Yo siento que mi tierra forma parte de mí, son mis raíces, mis orígenes y, por supuesto, ha influido en mi carácter, en mi forma de ver la vida, en todo.

-¿Qué significa para usted Manzanilla, su localidad natal?
-Manzanilla es mi pueblo, es la raíz de mi raíz y el origen de mi origen. Renegar de mis orígenes sería como renegar de mi propia familia.




-¿Suele venir a menudo o, realmente, los compromisos profesionales le dejan poco tiempo?
-Siempre que puedo intento escaparme. Me encanta volver a Huelva, a Manzanilla, aunque he de reconocer que el pueblo que contemplo es completamente distinto al que dejé. Imagino que es como su gente, entre los que me incluyo. Hemos madurado, hemos cambiado -en algunas cosas para mejor, en otras, para peor-, pero la esencia sigue siendo la misma.

– ¿Qué es lo que suele echar de menos de Huelva cuando está fuera?
-Su humor, su luz… y sus gambas.

Mariano Peña obtuvo el Premio Ondas el pasado año 2012 por su papel en Aída.
Mariano Peña obtuvo el Premio Ondas el pasado año 2012 por su papel en Aída.

-Su rincón preferido de la provincia de Huelva…
-Tengo muchos, pero si he de quedarme con uno diría la playa de Punta Umbría al atardecer .

– ¿Y los onubenses? ¿Cómo definiría su carácter?
-El onubense es trabajador, cordial , hospitalario, socarrón, sobriamente gracioso y, a mi parecer, EXCESIVAMENTE HUMILDE.

-¿Cree que usted es profeta en su tierra?
-Bueno, sinceramente, creo que sí.

-Usted salió de casa desde muy joven para dirigir sus pasos hacia las artes, ¿qué le han aportado las grandes ciudades como Madrid que no ha encontrado en Huelva?
-Evidentemente, más oportunidades y capacidad de elección para trabajar en lo que quería.

– En el terreno profesional, todos le conocemos por su papel como Mauricio Colmenero. ¿Qué ha supuesto para usted este papel?
-Con Mauricio llegó la popularidad con mayúsculas, el reconocimiento a nivel nacional. El agasajo y agradecimiento de la gente, sus muestras de cariño…

-Gracias a este personaje ha obtenido, entre otros reconocimientos, el Premio Ondas…
-Pues sí. Ya le digo, contrariamente a lo que me esperaba en un principio por tratarse de un personaje bastante incorrecto -políticamente hablando-, Mauricio sólo me ha traído satisfacciones y reconocimientos.

Para Mariano Peña, los onubenses son demasiados humildes cuando hablan de Huelva.
Para Mariano Peña, los onubenses son demasiados humildes cuando hablan de Huelva.

-Y es que Mauricio Colmenero es uno de los perfiles más radicales de la serie. ¿Es difícil en algunas ocasiones enfrentarse a determinadas escenas?
-Sí, sobre todo cuando al personaje le toca insultar o descalificar, siempre desde el sentido de la comedia. No es un personaje, sino realidad. Me explico. En un capítulo, Mauricio hacía bromas continuas y faltonas sobre los enanos. Lo peor es que esas perlas debía decírselas, no a un actor que hacía de enano, sino a un enano real, con lo que el trance no era muy agradable. La gran sorpresa fue cuando el actor fue el primero que se moría de risa con los comentarios y las ocurrencias de Mauricio.

-Además, la serie lleva mucho tiempo en antena y esto ha supuesto que haya tenido muchos cambios
-Sí, claro. Porque está viva. Y todo lo que está vivo, se transforma.

-Cuando mira hacia atrás, ¿cómo se siente después de todo lo conseguido?
-He de reconocer que mi sueño siempre fue dedicarme a la interpretación. Y ahora que lo he conseguido me sorprendo al ver lo fácil y difícil que es conseguirlo. Por tanto, no pido más. Soy feliz . Evidentemente, todo lo que venga de más será bienvenido y aclamado.

La fama le ha llegado con la televisión, pero lleva toda la vida dedicado a la interpretación.
La fama le ha llegado con la televisión, pero lleva toda la vida dedicado a la interpretación.

-La fama le ha llegado fundamentalmente a través de este papel en la serie de Aída, pero usted lleva toda la vida dedicada al mundo de la interpretación…
-Sí, sobre todo, he hecho mucho teatro. Pero, lo digo siempre, es muy difícil que te llegue un reconocimiento nacional haciendo teatro. La gente no te pone cara, no te ubica. En cambio, sales un minuto en la tele y al día siguiente lo comenta hasta tu panadero. La pequeña pantalla tiene mucho poder.

-Efectivamente, Mariano Peña ha hecho teatro, cine, doblaje, ¿con qué se queda?
-Siempre digo lo mismo, pero es lo que pienso. Cada rama de la interpretación, -porque a fin de cuentas es interpretación- tiene sus luces y sus sombras. El más ingrato, bajo mi punto de vista, es el doblaje. Es mucho trabajo y cuando se está viendo nadie repara y piensa en la persona que está detrás de esa cara.

-Además de la serie, ¿está trabajando en estos momentos en algún que otro proyecto?
-Algunos hay. Aunque procuro elegir aquellos que me roben poco tiempo para dedicarme a la serie y, por supuesto, que me dejen hueco para un poco de ocio. Quiero hacer mi trabajo bien y con ganas. Me gusta llegar a plató con energía y salir de él con el sabor de haber hecho bien mi trabajo.

– ¿Tiene alguna asignatura pendiente, algo que le gustaría conseguir de cara al futuro?
-Evidentemente me gustaría hacer cine, pero no tengo prisa. Si tiene que llegar, llegará.

Mariano Peña siempre tiene muy presente cuáles son sus raíces.
Mariano Peña siempre tiene muy presente cuáles son sus raíces.

-Para terminar, ¿le gustaría dar un mensaje a nuestros lectores, a sus paisanos?
-Pues lo he comentado anteriormente. Creo que el onubense es excesivamente humilde. A veces tengo la sensación de que el onubense no es consciente de lo que es esta provincia, de todas sus riquezas, de su belleza, de su poder…, y se siente como el pariente pobre, sin querer hacer ruido. No quiere molestar. Desde aquí le digo a Huelva que tome conciencia de todo lo que tiene, de todo lo que puede tener y que lo pregone a los cuatro vientos. Es un mensaje que especialmente podría ir dirigido a los que no lo saben o no lo han querido saber.

Muchas gracias Mariano. Le seguiremos viendo en televisión. Mucha suerte.

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here