Mini

Nueva cita con el I Curso de Toreo para Aficionados Prácticos en la Plaza de Toros de La Merced

La primera cita contó con la participación de medio centenar de personas, la mayoría menores de 30 años.

Una imagen general de la primera jornada del Aula del Toreo de La Merced.
Una imagen general de la primera jornada del Aula del Toreo de La Merced.

Redacción. Tras el éxito de participación cosechado la pasada semana por el I Curso de Toreo para Aficionados Prácticos, la Plaza de Toros de La Merced de Huelva acoge este sábado una nueva clase magistral.

Esta iniciativa pretende inculcar a quienes participen en ella los principales resortes técnicos del oficio de torear para la mejor comprensión y análisis después de lo que, como aficionados, vean en una plaza de toros. Se trata de una de las actividades más demandadas por los propios componentes del Aula Joven de la Merced desde que echara a andar el pasado mes de diciembre.

La primera cita contó con la participación de medio centenar de personas, la mayoría menores de 30 años, que iniciaron sus clases tras las palabras de inauguración de Óscar Polo, empresario de la Plaza de Toros de La Merced.




El curso consiste en cuatro clases teórico-prácticas de toreo de salón que imparten como profesores los subalternos profesionales onubenses Manuel Contreras, Raúl Corralejo y Pedro Muriel, que se han sumado al proyecto de forma tan desinteresada como ilusionante. Las cuatro clases, de carácter gratuito, tendrán lugar hasta el próximo 16 de marzo.

Los alumnos aprenden desde cómo coger los trastos de torear hasta cada una de las principales suertes del toreo tanto con el capote como con la muleta.




La mayoría de los alumnos eran jóvenes menores de 30 años.
La mayoría de los alumnos eran jóvenes menores de 30 años.

El colofón del curso consistirá en la participación de los alumnos en un tentadero que se llevará a cabo en fecha aún por determinar en la ganadería de José Luis Pereda, cuya participación en esta actividad es del todo fundamental.

Esto les permitirá experimentar en el campo y ante las becerras los conocimientos que hayan adquirido, así como toda la carga de magia y de dificultad que tiene el arte de torear.

Desde la empresa de la Plaza de Toros La Merced, se entiende que conocer, al menos, lo más esencial del entramado técnico del toreo tiene una gran utilidad para formar más y mejores aficionados que después, una vez en la plaza ante un espectáculo taurino, tendrán una mayor base de conocimiento para juzgar lo que estén viendo.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.