La Junta de Seguridad de Moguer apuesta por la coordinación entre Policía y Guardia Civil

0
92
Reunión de la última Junta de Seguridad.
Reunión de la última Junta de Seguridad.
Reunión de la última Junta de Seguridad.
Reunión de la última Junta de Seguridad.

Redacción. En los últimos días se ha celebrado en Moguer una Junta Local de Seguridad en la que se ha concretado el dispositivo que se pone en marcha durante la campaña de recolección de fresas, y se ha analizado el incremento de robos que se están produciendo tanto en los núcleos de Moguer y Mazagón como en el campo.

Presidida por la concejala de Seguridad Ciudadana, Pilar Rodríguez, y el secretario de la Subdelegación del Gobierno, Manuel Jesús Iglesias, a la reunión de trabajo asistieron también las concejalas de Bienestar Social Paqui Griñolo y de Mazagón María José Rodríguez, junto al  teniente coronel de la Guardia Civil Francisco García Sánchez, el capitán de la Compañía de Moguer Lutgardo Gómez Beltrán y el comandante de puesto Pedro Moreno, completándose la convocatoria con la presencia del jefe de la Policía Local José Manuel Domínguez y otros mandos policiales.



En relación con el inicio de la temporada alta de recolección de fresas en las explotaciones moguereñas, que trae consigo un incremento en el flujo de trabajadores inmigrantes y extranjeros, la Guardia Civil pondrá en marcha a partir del próximo viernes 15 de febrero un dispositivo de seguridad que incrementará hasta en un 25 por ciento el número de efectivos en  la zona, un refuerzo que será más notable aún con la llegada a la comarca en pleno auge de la campaña de una Unidad Especial de la Benemérita que supondrá un aumento de casi un 40 por ciento en el número de agentes destinados a la vigilancia en la comarca.

Asimismo, desde la Guardia Civil se informó de la inminente cobertura de cuatro vacantes que desde hace tiempo existen en la compañía de Moguer, lo que incrementará la dotación de la plantilla de guardias civiles en la zona.



En lo que se refiere al incremento de robos que se está produciendo en las últimas semanas, los miembros de la Junta abocaron por reforzar aún más la coordinación entre todas las fuerzas y cuerpos de seguridad, y aumentar los controles de identificación de posibles sospechosos tanto en Moguer como en Mazagón, una colaboración que ha hecho posible en los últimos días la puesta a disposición judicial de varios presuntos autores de robos en viviendas y fincas de la localidad en distintos dispositivos realizados conjuntamente.

Para reforzar la vigilancia en el extrarradio de los dos núcleos de población, se acordó que los efectivos policiales realizarán una especial vigilancia de las explotaciones agrícolas en los últimos días de campaña, en los que habitualmente aumenta el número de delitos contra la propiedad.



Desde la Junta de Seguridad se hizo también un llamamiento a la colaboración por parte de los empresarios agrícolas en el sentido de que denuncien cualquier situación anómala que detecten en cuanto a la seguridad en la zona, y que identifiquen correctamente sus transportes de fruta de manera que quede claro a los agentes que realizan controles de tráfico durante la campaña, no se trata de fruta robada.

Asentamientos ilegales. La situación de los asentamientos ilegales que proliferan durante la campaña fresera fue objeto también de atención por parte de los integrantes de la Junta de Seguridad, constatándose que el dispositivo de información y limpieza que se puso en marcha el pasado año en colaboración con Ongs dio buenos resultados, consiguiéndose la total eliminación de hasta cuatro asentamientos ilegales y la reducción de la concentración chabolista en el polígono Los Arroyos en la que apenas si existen ya medio centenar de ellas.

Los miembros de la Junta acordaron establecer este año un dispositivo similar siempre en colaboración con Ongs y asociaciones humanitarias, que evite la proliferación incontrolada de este tipo de asentamientos ilegales que suponen un evidente problema de salubridad y un riesgo para sus propios ocupantes por la posible proliferación de plagas de insectos o roedores; sin olvidar la problemática del evidente riesgo de incendios forestales, acentuado por la concentración en el monte de todos esos materiales inflamables.

En relación con los asentamientos ilegales, esta semana está prevista una reunión de coordinación entre representantes del equipo de gobierno municipal y miembros de distintas Ongs y organizaciones en defensa de los trabajadores inmigrantes, para analizar la problemática que se plantea en esta campaña y establecer un nuevo protocolo de actuación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here