Carta a un amigo sobre los corruptos

Querido amigo, estas noticias sobre la corrupción tienen parte de verdad y parte de exageración intencionada, pues según se esté en la oposición o gobernando, se airean unos trapos, o se ocultan otros.

Benito de la Morena. Querido amigo, estas noticias sobre la corrupción tienen parte de verdad y parte de exageración intencionada, pues según se esté en la oposición o gobernando, se airean unos trapos, o se ocultan otros.

Es evidente que se debe acabar con la corrupción y que la justicia debe actuar, pero en este país en el que la pasión está por encima del conocimiento, los juicios se hacen en la calle, y así nos va. Yo tengo claro que mi objetivo es no dejarme manipular por ningún sector y usar mi capacidad de raciocinio para seguir siendo libre, por eso fomento y animo a los sectores ciudadanos a los que puedo llegar, especialmente a los jóvenes, a que piensen y razonen antes de emitir su opinión; que lean y estudien y no vean esa telebasura capciosa y manipuladora que solo embrutece, pero….¡qué difícil es llegar al pueblo cuando no se dispone de los medios de comunicación adecuados!

Debo de acatar las decisiones de la Ley y de los tribunales de justicia, incluso de ese “Constitucional” que dio a Bildu la posibilidad de gobernar a los vascos, pero lo que no estoy dispuesto a renunciar es a mi independencia y al deseo de saber cómo y por qué se me intenta manipular. Hay que recuperar  la dignidad y el honor como parte de los valores del ser humano, y sustituirlos por esos que algunos predican de “dame pan y dime tonto”.




No obstante me anima comprobar cómo aumenta el número de jóvenes que razonan antes de opinar y que son capaces de controlar sus emociones antes de decidirse a tomar una postura. Bien es verdad que eso sucede dentro de los sectores mas formados culturalmente, esos que no son fáciles de manipular por los advenedizos de turno, por eso  tengo la esperanza de que poco a poco iremos devolviendo a España y Andalucía la imagen de honradez y seriedad que los corruptos nos han quitado.

Un abrazo de tu amigo













Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.