MiniMercedes

El Archivo Histórico y la Fundación Juan Ramón Jiménez de Moguer catalogan el legado de Francisco Garfias

Las pertenencias del Premio Nacional de Literatura Francisco Garfias están siendo catalogadas para su conservación y difusión, una documentación imprescindible que se pone en valor cuando se conmemora el 92º Aniversario del nacimiento del escritor moguereño.

Francisco Garfias, junto a su biblioteca personal / Foto: Archivo F. Garfias (donado por Paco López)
Francisco Garfias, junto a su biblioteca personal / Foto: Archivo F. Garfias (donado por Paco López)

Mari Paz Díaz. Madrid, 1972. El escritor moguereño Francisco Garfías recibía el Premio Nacional de Literatura por su poemario ‘La Duda’ (1971) en un acto que consiguió reunir a figuras de la talla de Gerardo Diego, entonces presidente del comité del galardón.

La imagen de este momento es tan sólo una de las instantáneas que forman parte del extraordinario legado de este poeta de Moguer, del que se está conmemorando el 92º aniversario de su nacimiento. Por ello, el Archivo Histórico Municipal ha querido dedicar su espacio del ‘Documento del Mes’ a parte del álbum fotográfico de Garfias con el objetivo de poner en valor su importancia social y cultural.

Y no es extraño. Francisco Garfias López (1921 – 2010) no sólo obtuvo el Premio Nacional de Literatura  y el Premio de Ensayo del Instituto de Cultura Hispánica en 1967, sino que también está considerado como el primer gran especialista de la obra de Juan Ramón Jiménez tras haber publicado más de 30 libros sobre el Nobel. Además, Garfias fue periodista y trabajó en Mardid, en RNE y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).




El albacea del legado de Garfias, Francisco López, entrega una imagen de finales del siglo XVIII de la Pastora -nombre de la madre y hermana del escritor- a las Hermanas de la Cruz de Moguer, cumpliendo la voluntad de su tío.
El albacea del legado de Garfias, Francisco López, entrega una imagen de finales del siglo XVIII de la Pastora -nombre de la madre y hermana del escritor- a las Hermanas de la Cruz de Moguer, cumpliendo la voluntad de su tío.

Por este motivo, en la actualidad, la familia del escritor está trabajando para que su patrimonio no se pierda y quede a disposición del público en general. En este sentido, el albacea de su legado es su sobrino, Francisco López Carmona, que está gestionando su catalogación con el “objetivo de promocionar y difundir su obra”.

Entre los objetos más llamativos del legado de Francisco Garfías se encuentran una serie de bocetos realizados por el pintor nervense Daniel Vázquez Díaz, cuadros de Miguel Ballesta o numerosas distinciones. Pero también se puede destacar su colección de libros de escritores de la Generación del 27 que están dedicados por los propios autores e, incluso, varias fotografías de artistas de su época a las que Garfias conoció personalmente, como Concha Piquer o Lola Flores. Todo ello sin olvidar su colección de antigüedades.

Algunos libros de la biblioteca personal de Garfias / Archivo Francisco Garfias / Donado por Paco López
Algunos libros de la biblioteca personal de Garfias / Archivo Francisco Garfias / Donado por Paco López

Aunque, sin duda, el aspecto más atractivo de la documentación conservada son las cartas que demuestran la relación epistolar que el poeta moguereño mantuvo con Juan Ramón Jiménez, al que le unió una estrecha amistad. De hecho, Garfias es Perejil de Plata y Miembro de Honor de la Fundación del Nobel.

Incluso se ha hallado en su biblioteca un dibujo con unas viñetas de una isla de Puerto Rico que fue realizado por el autor de Platero y yo cuando contaba con tan sólo 10 años. Curiosamente, Juan Ramon fallecería décadas después, en 1958, en San Juan de Puerto Rico.

Según Francisco López, la Fundación Zenobia y Juan Ramón Jiménez acaba de finalizar la catalogación de la biblioteca de Garfias, compuesta por más de 5.000 ejemplares. Estos libros y otro tipo de documentación ha sido depositada en el Archivo Histórico de Moguer, donde está siendo estudiada por su director, por Diego Ropero.

Francisco Garfias junto al pintor nervense Daniel Vázquez Díaz / Archivo Francisco Garfias / Donado por Paco López
Francisco Garfias junto al pintor nervense Daniel Vázquez Díaz / Archivo Francisco Garfias / Donado por Paco López

En un futuro, el legado de Garfias se depositará en la Casa Natal de Juan Ramón, en la calle Ribera, donde la Fundación del Nobel está diseñando un centro juanramoniano, si bien su depositario será el propio Archivo Histórico.

Eso sí, un conjunto de libros no será catalogado, sino que se donará al IES Francisco Garfias de Moguer. La idea es mantener el espíritu generoso que siempre caracterizó a este periodista, como quedó demostrado a finales del pasado año con la donación de un cuadro de Vázquez Díaz de su propiedad a la Asociación Abriendo Puertas con la finalidad de que la entidad consiga fondos con su venta o subasta.

En definitiva, un legado que no tiene precio prueba de la destacada personalidad que fue este escritor, investigador y periodista que demostró un profundo amor por su pueblo.





2 Responses to "El Archivo Histórico y la Fundación Juan Ramón Jiménez de Moguer catalogan el legado de Francisco Garfias"

  1. Inma   31 enero 2013 at 3:40 pm

    Moguer, es un pueblo pero, con muchos poetas: Francisco Garfias y Juan Ramón Jiménez.

    Enhorabuena a Mari Paz.

    Responder
  2. Inma   31 enero 2013 at 3:43 pm

    Moguer, es un pueblo pero, con muchos poetas: Francisco Garfias y Juan Ramón Jiménez.

    Enhorabuena a Mari Paz

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.