El Recreativo no es capaz de reaccionar al gol tempranero de Bruno Herrero y cae en San Fernando (1-0)

P. Gamero. No pudo ser. Minuto y medio y todo se fue al garete. Eso debió pensar el técnico del Recre, José María Salmerón, cuando en este momento Bruno Herrero enganchó un gran lanzamiento que sorprendió a Marc Martínez. Ese 1-0 a favor del San Fernando, que a la postre fue definitivo, fue lo que se salió del guión en un partido que respondió a lo previsto.

El caso que el partido ya comenzó torcido para los albiazules, incluso antes de decretarse su inicio,, ya que una lesión de última hora de Marc Caballé hizo que el técnico tuviera que variar lo que tenía inicialmente previsto. Traoré entró en el once por el lesionado, que fue el único cambio con respecto al once que dispuso hace siete días ante el Almería B.

El fútbol aún tenía reservada otra arista al Recre. Porque con su versión más conservadora se encontró, encima, con ese gol que echaba al traste con lo pensado, diseñado, estudiado. Tocaba nadar contra la corriente y más frente a un San Fernando muy bien trabajado, que sabe a lo que juega y juega lo que sabe, y tenía que hacerlo con un Recre con pocas opciones/luces para remontar.




Nadie puede decir que el Recre no lo intentar, porque querer, quiso, dominó, y la pelota fue suya. Pero fue un dominio consentido por el cuadro de Pérez Herrera, que ganó en aplomo y confianza con el chut/gol de Herrero, y que se mueve como pez en el agua en estas circunstancias.

El primer tiempo se jugó más en el campo del San Fernando, pero con nada que rascar para los delanteros y centrocampistas onubenses, tapados por el orden del equipo de la Isla que, fiel a lo que mejor sabe hacer, buscaba la espalda de la zaga recreativista metiendo el miedo en el cuerpo al medio millar de aficionados del Decano que se dieron cita en Bahía Sur.

Dicho esto, el juego de ataque del Recre se limitó a un sinfín de córners, ninguno rematado por los jugadores onubenses, que por catalogar de ocasión a algo, ahí quedó un pase filtrado a Caye Quintana, que se quedaba solo ante Rubén Gálvez, pero que Colo despejó in extremis.

Más peligro, justo es decirlo, llevó el San Fernando, con dos pelotazos -intencionados eso sí- arriba, que a punto estuvieron de sorprender a la defensa del Recre. Aunque la más clara la disfrutó Pablo Sánchez, muy activo, en un robo de balón, que obligó a Marc Martínez a enviar la pelota a córner cuando el gol se cantaba.

La historia del segundo tiempo fue similar. El Recre quiso pero no pudo, y todo su empeño atacante, escaso, se limitó a un par de pelotas arriba y, sobre todo, con un remate al palo de Iago Díaz después de una jugada a trompicones. Poca cosa.

El San Fernando, por su parte, limitó sus acciones a defender con mucho orden, pelear cada balón y buscar el gol tras un error. Bruno Herrero, con un gran disparo, y un par de jugadas de Pablo Sánchez, llevaron mucho peligro, pero para bien del Decano no fructificaron.

Eso le dio al Recre llegar al final con opciones, pero tampoco, el San Fernando ni permitió que el cuadro de Huelva si quiera abrazara la oportunidad de empatar. Si somos justos, tampoco lo mereció.

SAN FERNANDO: Rubén Gálvez; Gabi Ramos, Lolo Guerrero, Colo, Diego Simón; Raúl Palma, Bruno Herrero (Oca, 90′); Pablo Sánchez, Carri, Manu Ramírez (Pedro Ríos, 60′); Pau Franch (Ángel Torres, 82′).

RECREATIVO: Marc Martínez; Diego Jiménez, Israel Puerto (Ródenas, 67′), Iván González, Pablo Andrade; Tropi, Traoré; Iago Díaz, Fernando Llorente (Lolo Plá, 57′), Alberto Quiles (Borja Díaz, 75′); Caye Quintana.

Árbitro: Juan Manuel Ruiz Aguilera (colegio de Granada). Mostró la cartulina amarilla a Manu Ramírez (59′), Pedro Ríos (79′), Ángel Torres (88′), por el San Fernando; y a Tropi (64′), Iván González (91′), por el Recreativo.

Gol: 1-0 (1′) Bruno Herrero sorprende a Marc Martínez con un gran disparo desde el borde del área.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada disputado en el estadio Iberoamericano de Bahía Sur. Más de medio millar de seguidores del Recre en las gradas.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.