Mini

Las obras de peatonalización del Molino de la Vega y El Higueral encaran su recta final

En poco más de un mes estarán disponibles las ampliaciones de la Plaza Don Miguel y el Parque de La Luz, convertidos en espacios más cómodos y seguros.

Redacción. El concejal de Urbanismo y Patrimonio Municipal del Ayuntamiento de Huelva, Manuel Gómez Márquez, ha anunciado hoy que las obras de peatonalización que se están llevando a cabo en las barriadas del Molino de la Vega y El Higueral han entrado en su recta final y acabarán en poco más de un mes. “Nuestro objetivo es que en el mes de noviembre puedan estar disponibles para los vecinos dos espacios que han ganado en calidad de estancia, seguridad y comodidad, gracias a las ampliaciones realizadas tanto en la Plaza Don Miguel, como en el Parque de La Luz”.

La primera en terminarse será la peatonalización de la calle Adriano, adyacente a la Plaza Don Miguel, cuyo cierre al tráfico se traduce en unos 1.000 metros cuadrados de superficie ganados para la estancia y el recreo de los vecinos. Alcanzado más del 90% de su ejecución, en no más de 15 días, se abrirá al público este nuevo espacio. Los últimos días se están aprovechando para repasar la nueva solería, especialmente en lo relativo a los alcorques, quedando pendiente la instalación del nuevo mobiliario urbano, que incluye, entre otros, una barandilla, la sustitución de farolas, bancos, papeleras, pilonas protectoras y señales de tráfico, además de la reposición de la arboleda.

Respecto al Parque de la Luz, los trabajos para peatonalizar los tramos internos, integrando la calle de servicio que rodea todo el perímetro, con acceso desde la calle Cabezas Rubias, se encuentran al 65% de ejecución. La previsión apunta a la segunda quincena del mes de noviembre para poder disfrutar de una ampliación de más de 2.000 metros cuadrados, aunque lo más importante -como apunta el concejal responsable del área- “es que reforzaremos la seguridad, al restringir el tráfico y dar todo el protagonismo al peatón, para tranquilidad de los cuidadores de menores en particular y de todos los vecinos que disfrutan de la plaza en general”.




En este caso, todavía se está trabajando en la solería y entre las tareas pendientes destacan la eliminación del vallado existente, el repaso y pintado del asfaltado y la instalación del mobiliario urbano, además de culminar el apartado de jardinería.

Con estas dos actuaciones, como señala Gómez Márquez, “estamos invirtiendo unos 300.000 euros en reforzar nuestra apuesta para que el peatón cobre un papel protagonista en la escena urbana, creando itinerarios accesibles, sin barreras arquitectónicas y habilitando zonas de estancia y esparcimiento”.




CALLE ADRIANO

La calle Adriano está situada entre las calles Luis Manzano y Fuenteheridos y ocupa un lateral de la Plaza Don Miguel. El objetivo es unificar todo el espacio, desde los bloques. El acceso a garajes, vehículos de emergencia y la carga y descarga se garantiza apostando por el modelo urbanístico de la denominada plataforma única, que supone una superficie totalmente lisa y llana, uniforme, sin desniveles, ni bordillos de ningún tipo, donde la utilización de diferentes pavimentos, el alumbrado público y la jardinería bastan para distinguir los recorridos permitidos al tráfico restringido, de los reservados exclusivamente para el peatón.

Para ello se ha combinado la utilización de adoquines, terrazo y granito, alternando los colores blanco y gris para pavimentar unos 1.000 metros cuadrados y liberar una amplia zona, de unos 6,5 metros de anchura, a disposición de los locales instalados en los bajos de los edificios.

El presupuesto de estas obras, que asciende a 120.000 euros, sirve también para garantizar la accesibilidad, en un lugar de encuentro habitual de los vecinos y escenario de los festejos de la barriada.

PARQUE DE LA LUZ

El espacio denominado Parque de la Luz lo conforma el triángulo formado por las confluencias de las calles Alanís de la Sierra y avenida de las Fuerzas Armadas, cerrado en la zona Sur por la calle Camarada Fernando Castillo. El acceso del tráfico de vehículos al interior de la plaza triangular se lleva a cabo por el vértice del triángulo, situado en la calle Cabezas Rubias, a través de una calzada de 3.40 metros de ancho que circula perimetralmente, permitiendo el acceso a seis bolsas de aparcamientos existentes entre edificaciones. El objetivo de la obra es transformar esta calzada, siguiendo el modelo de plataforma única, restringiendo el tráfico exclusivamente para operaciones de carga y descarga y vehículos de emergencia. Para ello, ha sido necesario abrir nuevos accesos a los aparcamientos tanto desde la calle Alanís de la Sierra, como desde la avenida Fuerzas Armadas.

Para la pavimentación se ha utilizado un adoquinado en color arena, combinado con losas de hormigón envejecido, terrazo y material hidráulico, cubriendo una zona de aproximadamente 2.200 metros cuadrados.  La actuación incluye además la reforma de algunas zonas ajardinadas, como el traslado y trasplante de los árboles existentes en la zona curva, para reforzar la sensación de continuidad, reforzando con arbustos y diferentes especies de plantas los parterres existentes. Asimismo, se completarán las obras con el pintado de las nuevas señalizaciones y la instalación del mobiliario urbano, pilonas, bancos y papeleras necesarias para delimitar los nuevos accesos.

El presupuesto del proyecto asciende a 180.000 euros.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.