Mini

Errores propios condenan a la derrota (20-15) a un Bifesa Tartessos que mereció algo más

La expulsión de Antonio Delgado, en los primeros minutos de la segunda parte, lastró a los onubenses en su intento de remontada ante el CR Xerez.

A pesar del esfuerzo del XV del Tartessos, cayó en Jerez de la Frontera en el arranque de la Liga.
A pesar del esfuerzo del XV del Tartessos, cayó en Jerez de la Frontera en el arranque de la Liga.

Antonio Ramos. El Club Rugby Bifesa Tartessos cayó derrotado (20-15) tras una floja primera parte ante el C.R. Xerez, en partido de la primera jornada del grupo Occidental de la Segunda División Andaluza. La rigurosa expulsión de Antonio Delgado, en los primeros minutos de la segunda parte, lastró a los onubenses en su intento de remontada. El Bifesa Tartessos, de todos modos, logró el punto bonus defensivo y se ha instala en la mitad de la tabla.

No fue mejor durante en el encuentro el CR Xerez, pero que sí tuvo algo que a la postre fue decisivo: supo materializar sus oportunidades y arrastrar a un XV del lince que tiró más de corazón que de cabeza en la búsqueda de la remontada.

Los onubenses, desplazados a la ciudad jerezana en la mañana del domingo, lo hicieron con la firme convicción de poder conquistar un buen resultado que les permitiese empezar el campeonato liguero de la mejor manera.




Esa actitud se vio durante los primeros minutos sobre el terreno de la Escuela Hípica de Chapín, con unos linces volcados en el campo rival y muy frescos en la delantera, lo que propició que se adelantasen en el marcador con una patada de castigo.

Sin embargo los locales, con un juego más directo, de menos pase de oval pero más vertical, lograron contrarrestar muy pronto la acción onubense y ensayar cuando el reloj sólo marcaba 15 minutos desde la hora de inicio, logrando adelantarse en el marcador.




Sin duda el primer varapalo fue de gran dureza para los linces lo que ocasionó que la vistosidad e ímpetu de los primeros minutos se volatilizasen y comenzaran a aparecer viejos fantasmas. Los jerezanos vieron su oportunidad y, con más cabeza que juego, lograron aprovechar la ocasión para colocar una nueva parada de castigo y aumentar la diferencia.

Los linces no se amedrentaron, y si bien su juego no fue el que los caracteriza, lograron empatar de nuevo el encuentro con una bonita jugada colectiva con la que, por un momento, todo parecía volver a encauzarse; sin embargo, el Cruxe, sólo un minuto después, logró un nuevo ensayo. Fue el segundo varapalo para el Bifesa Tartessos, que sí acabó por noquearlo.

Llegaron entonces los peores minutos del equipo visitante con continuos fallos en los pases y en la colocación fruto de unos nervios palpables y que los jerezanos supieron aprovechar para lograr el tercer ensayo al borde del descanso.

Tras la reanudación del encuentro, el XV onubense saltó con otro tono, más enchufado y una mejor distribución en el campo, lo que les facilitó el manejo del oval que pasó de unas manos a otras con soltura y precisión. Fueron los mejores minutos del equipo visitante y el segundo ensayo llegó con la naturalidad que marcó el juego de la mano de Antonio de la Torre lo que, sumado a la transformación de Alejandro, permitió a los linces colocarse a sólo 5 puntos de su rival.

Pero cuando el juego mejor fluía para los blanquiazules llegó la expulsión, muy rigurosa, de Delgado lo que condicionó el desempeño del Tartessos, si bien éstos no bajaron los brazos y a punto estuvieron, en el último minuto del encuentro, de lograr ensayar; no hubo suerte y los de Huelva acabaron pagando muy caro los errores de la primera mitad.

Con el 20-15 definitivo, el Bifesa Tartessos se coloca en la mitad de la tabla del grupo occidental y con la mirada puesta ya en la segunda jornada que servirá para presentar al conjunto en su casa.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.