Mini

La alegría de ver a Carolina Marín en Huelva contrasta con la derrota del Recre IES La Orden ante el Pitiús (2-5)

El potente equipo balear impone su ley en un Andrés Estrada con más público para ver en acción a la onubense triple campeona del mundo.

Pablo Abián y Carolina Marín en los prolegómenos del partido en el Andrés Estrada. / Foto: H. M.
Pablo Abián y Carolina Marín en los prolegómenos del partido en el Andrés Estrada. / Foto: H. M.

S. D. Partido de sensaciones contrapuestas. Por un lado, la alegría de ver en acción a Carolina Marín, el día anterior aclamada por su gente en el Ayuntamiento, que regresaba a la Liga española ahora en las filas del Pitiús; por otro, el lógico sabor amargo que deja la derrota, lógica en cierto modo, del Recre IES La Orden (2-5), que plantó cara, pero acabó cediendo.

El Pitiús balear se ha postulado como el principal favorito para hacerse con la Liga de bádminton, sucediendo al Recre IES La Orden. Es la conclusión que se pudo extraer cuando se conoció el enorme potencial de los ibicencos, y que quedó patente con un 1-6 en la primera jornada en la cancha del Rinconada, y que ha vuelto a demostrar en Huelva ante el campeón.

Qué hubiera pasado con mejor suerte en los emparejamientos en los individuales es algo que no se sabrá. Lo que ocurrió es que, pese a los esfuerzos onubenses, el cómputo de los individuales reflejó un 1-3 adverso.




Por partes. El partido se rodeó de ese ambiente festivo por ver en acción a Carolina Marín. De niña a mujer. Porque su último partido de Liga lo jugó, en las filas del Recre IES La Orden, siendo una niña, y ahora ha regresado a la competición doméstica hecha toda una mujer con, entre otras cosas, una medalla de oro olímpica, tres mundiales y cuatro Europeos.

Antes de ver en acción a la onubense, el partido enfrentó en el dobles mixto a Jesús Cebey y Haideé Ojeda con Marc Cardona y Laura Primo, solventándose en favor de los de Huelva en tres sets: 21-11, 22-24 y 22-20.




La historia de los otros dobles ya empezó a marcar y decidir el guión del partido. Las opciones onubenses pasaban por ganar, cuando menos, dos partidos de dobles. Ya tenían uno. Pero el otro no llegó. Porque en el duelo femenino Haideé Ojeda y Telma Santos poco pudieron hacer con Carolina Marín y Clara Azurmendi, ganadoras por 16-21 y 12-21.

Más cerca estuvo el masculino, en el que Pablo Abián y Eleizer Ojeda lucharon hasta el final ante Luis Enrique Peñalver y Vicent Martínez, que ganaron por 22-24 y 19-21 en un partido marcado por los pequeños detalles.

Luego en los individuales poco que rascar. Telma Santos demasiado hizo con tratar de plantar cara a Carolina Marín, que solventó el partido por 12-21 y 13-21.

Parelelo a ese choque el islandés Kari Gunnarson, yendo de más a menos, perdió con Luis Enrique Peñalver por 21-15, 15-21 y 10-21.

Con todo decidido, los otros individuales de ajustaron a la lógica. Así Nerea Ivorra cayó ante Clara Azurmendi por 11-21 y 11-21; y Pablo Abián ganó a Álvaro Vázquez por 21-9 y 21-11.

Derrota que puede entrar en el guión para el Recre IES La Orden que ha visto -y sufrido- como se las gasta el que tiene casi todas las papeletas para relevarlo en el cetro nacional. Eso sí, el partido festivo también dejó un ligero resquicio a la esperanza: si hay alguien que puede impedir el triunfo del Pitiús, ese el Recre IES La Orden.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.