MiniEl Corte Inglés

La cantaora beasina Rocío Mayoral triunfa con la obra ‘Mi Carmen Flamenca’ en Bélgica

Ganadora de varios reconocimientos, como el Colón Flamenco de la Peña de Huelva, esta joven artista forma parte de dos compañías, con las que ha tenido la oportunidad de representar obras flamencas en países tan diversos como China, Tailandia, Francia o México. Además, en la actualidad, forma parte del cuatro artístico de Falete. Su sueño, aunque sea una enamorada de su tierra, es marcharse a Madrid para poder grabar su primer disco propio.

Rocío Mayoral, una artista beasina que triunfa dentro y fuera de Huelva.

Mari Paz Díaz. El arte de Huelva sigue abriéndose al mundo, superando cualquier tipo de frontera. No sólo gracias a los artistas onubenses más que consagrados, sino también a través de nuevos nombres que están trabajando desde hace años por mostrar su buen hacer al público en general. Por este motivo, Huelva Buenas Noticias quiere hacerse eco de la trayectoria de la joven Rocío González Domínguez, conocida en el mundo artístico como ‘Rocío Mayoral‘, al haber tomado el segundo apellido de su madre. 

Su trayectoria musical se inició desde pequeña.

Nacida en Beas en 1992, la vida de Rocío está unida al arte desde pequeña. De hecho, la primera vez que se subió a un escenario fue a los 10 años. Fue con motivo del Concurso de Fandangos ‘Pie de Olivo’ de Beas, donde consiguió el primer premio. Un inicio excelente, que le animó a continuar en esta senda, por lo que, dos años después, junto con su hermana, comenzó a recibir clases en la Peña Flamenca de Huelva. Según recuerda, “entramos a formar parte del cuadro flamenco de esta Peña, realizando numerosas actuaciones por toda la geografía andaluza”.  Y es que, como ella misma confiesa, “he nacido y crecido en el seno de una familia andaluza, así que el flamenco lo he escuchado y sentido desde que nací. Mis padres me han inculcado el amor y el respecto que le tengo a este arte”.

Ha actuado en numerosos escenarios. / En el imagen, en el Monasterio La Cartuja de Sevilla.

Un primer paso que le llevó en 2010, con 17 años, a trasladarse a Sevilla para estudiar en la Escuela de Arte Flamenco ‘Cristina Heeren’, donde recibió una beca AIE y de la propia Fundación durante dos años consecutivos, al tiempo que trabajaba como monitora. Una etapa de la que se siente muy satisfecha, puesto que “recibí clases de profesores de la talla de José de la Tomasa, Jeromo Segura, Virginia Gámez, Julián Estrada, Calixto Sánchez, Eduardo Rebollar o la gran bailaora Carmen Ledesma, entre otros muchos”, según recuerda. Este hecho le ha permitido trabajar en numerosos tablaos y peñas sevillanas, como sucedió con ‘Los Gallos’, ‘Casa de la Memoria’, ‘El callejón del Embrujo’, ‘La Carbonería’, ‘Sevilla de ópera’, ‘T de Triana’ o ‘Callejón del Embrujo’.




Ganó un concurso que le permitió actuar junto a María Toledo en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

Al mismo tiempo, entró a formar parte de la compañía ‘Reyes león’, con la que presentó en 2014 la obra ‘La Gran Manzana’ en la Sala TNT de Sevilla. Un montaje en el que se fusionaba la danza contemporánea, el jazz y el flamenco, dando después el salto al Teatro Lope de Vega, así como a otros escenarios de la provincia sevillana, como el de Mairena del Alcor. En esta etapa también ganó el concurso ‘Dame una oportunidad’, organizado por el Club de Fans de María Toledo, lo que le permitió actuar con la artista toledana en el Teatro ‘Jesús Quintero’ de Sevilla. 

Aunque tiene muchos momentos especiales en su carrera, se queda con el haber ganado el Colón Flamenco en la Peña de Huelva, un reconocimiento que fue muy entrañable para ella.

Pero no ha sido el único galardón que ha obtenido, ya que también se alzó con el Primer Premio Juvenil en el III Concurso Nacional de Arte Flamenco de Huelva ‘Colón Flamenco‘ en 2017, celebrado en la Peña Flamenca de Huelva. Sin duda, esta beasina tiene claro que lograr este reconocimiento ha sido uno de los momentos más bonitos de su carrera, puesto que, “aunque tengo muchos momentos especiales, éste fue muy especial para mí, porque fue en mi tierra, a la que siempre llevo por bandera, y en la Peña Flamenca de Huelva, a la que le tengo tanto cariño y de la que guardo tantos momentos entrañables”.




Ha compartido escenario con artistas muy relevantes.

A lo largo de su trayectoria profesional, Mayoral ha actuado en diferentes peñas andaluzas, como ha sucedido con las peñas flamencas de ‘Juan Talega’ de Dos Hermanas, Gelves, ‘Niño de la Alfalfa’ de Sevilla, ‘San Juan del Puerto’, ‘La Higuerita’ de Isla Cristina, ‘El Almíbar’ de Córdoba, Peña Flamenca Femenina de Huelva, ‘La Pajarona’ de Bujalance (Córdoba), etcétera. Experiencias que le ha permitido compartir escenarios con artistas tan relevantes como El Torta, María Toledo, Jeromo Segura, Arcángel, Antonio Reyes, Falete, Carmen Linares, Manuel Lombo, Laura Vital, entre otros muchos. 

Gracias al flamenco, Rocío ha tenido la suerte de viajar mucho.

El pasado año 2017, la joven beasina entró a formar parte de la Compañía ‘Antonio Andrade & Úrsula Moreno’, con la que preestrenó en junio la obra ‘Torera’ en el Teatro Municipal de Los Palacios (Sevilla), pasando un mes después a estrenarse en el Teatro Cervantes, con motivo de su Bienal. Con esta compañía, Rocío ha representado las obras ‘Torera’ y ‘Mi Carmen Flamenca’ en China y Tailandia, donde hicieron giras en dos ocasiones. Del mismo modo, este 2018, ha logrado entrar en la compañía de ‘Curro de Candela’, representado la obra ‘Afrogitano’ en el Teatro Zorrilla de Valladolid, un espectáculo que también llevaron en una gira a México y Bogotá. Es tan sólo una prueba de que, gracias al flamenco, Mayoral ha tenido la suerte de viajar por todo el mundo, puesto que, tal y como nos dice, “he estado en Nice, Toulouse (Francia), Varsovia (Polonia), donde actué en el Instituto Cervantes, Helsinki (Finlandia), China, Tailandia, México, Colombia, etcétera”. 

En Bélgica ha estado representando la obra ‘Mi Carmen Flamenca’.

Precisamente, hace unos días, Rocío Mayoral ha estado en Bélgica, donde ha representado la obra ‘Mi Carmen Flamenca’ del 1 al 3 de este mes de octubre, con la compañía ‘Antonio Andrade & Úrsula Moreno’. Una muestra tan sólo de su trabajo, dado que Rocío continúa con las dos compañías flamencas, al tiempo que continúa en los tablaos ‘Callejón del Embrujo’ de Sevilla y ‘Felahmengu’ de El Rompido. 

Rocío pertenece al cuadro artístico de Falete.

Todo ello, sin olvidar, que pertenece al cuadro artístico de Falete y que acompaña en sus espectáculos a muchos bailaores. Sin ir más lejos, en las últimas semanas, ha actuado en Bilbao, en el Teatro Zorrilla de Valladolid y en el Teatro Real de Madrid.

Siendo así, esta artista onubense no descarta el marchase a Madrid “para probar suerte, al tiempo que poder seguir trabajando en lo que me gusta. Porque mi vida es el flamenco”. De hecho, su sueño es “poder tener mi propio trabajo discográfico”.

Aunque planea marcharse a Madrid para probar suerte, reconoce que para ella Beas lo significa todo.

Y es que, aunque no para de viajar, Rocío Mayoral continúa teniendo su residencia habitual en su pueblo, en Beas, un lugar para ella muy especial, porque “en Beas he nacido y he crecido. Aquí tengo mi familia, mis amigos de toda la vida y, por supuesto, están sus fiestas, con las que me siento profundamente identificada. Beas lo significa todo”. Por este motivo, cuando está fuera, reconoce que echa mucho de menos su tierra, especialmente, “el calor de mi gente, mi familia, amigos y, cómo no, las comidas de Huelva. Por ahí, se comen unas comidas un poco peculiares, digamos”, afirma. 

Allá donde va deja claro que es de Huelva.

Siendo así, Rocío Mayoral se despide teniendo claro que “me siento orgullosa de ser de Huelva. Me encantan todas las cosas de mi tierra…, el mar, la costa, la sierra, sus costumbres, sus fiestas, su cultura y sus pueblos. En Huelva, sin más remedio, ¡ahí que morir! En todos los escenarios que piso dejo patente de dónde son mis raíces y el sentimiento de Huelva con sus fandangos“.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.