La banda onubense Eiden estrena su nuevo álbum

Fénix es el nombre de este disco, que supone una declaración de intenciones para el grupo, que renueva su estilo y refuerza su compromiso con el rock alternativo. El onubense Edu Segura lidera este cuarteto, formado por el guitarrista Pablo Morán, el bajista Nono Béjar y el batería José Antonio Gallo.

El grupo onubense Eiden presenta su nuevo trabajo.

Cristina Morales. El mito del ave Fénix, esa emblemática criatura de fuego capaz de resurgir de las cenizas de su propia destrucción, simboliza también el poder de la resiliencia, término acuñado a la capacidad de renovarse y salir, no solo airoso de las adversidades, sino mucho más fuerte. Esta idea ha servido de inspiración al grupo onubense Eiden, que estrena su nuevo disco llamado ‘Fénix’, como un guiño a este mito y una firme declaración de intenciones.

El onubense Eduardo Segura Camacho lidera esta banda que supone su gran proyecto en el mundo de la música y su consolidación como referente de un estilo que mezcla el metal con el rock. Su vocación por la música lo llevó a emprender su camino en la docencia por la rama de la Educación musical, una profesión que compagina con su faceta de cantante, compositor y productor de Eiden. Con solo 31 años, este onubense afincado en San Juan del Puerto, cuenta ya con una dilatada trayectoria en el mundo de la música, ya que empezó en ella en el año 2005, con la edad de 17 años.

Su pasión lo llevó a ser también cantante de musicales y a participar en espectáculos de la talla de ‘Romeo y Julieta’ y ‘Me cuesta tanto olvidarte’, dedicado a Mecano y dirigido por el propio Nacho Cano. Actualmente cuenta con tres discos en el mercado, ‘Equinoccio’ publicado en 2011 con su anterior banda Sypnos, ‘Último Viaje’ publicado en 2015 y que supuso el debut de Eiden y ahora en 2018 Fénix, con el que pretende consolidar este proyecto.




Fénix es el nombre de este nuevo álbum.

Sin embargo, Eduardo Segura no está solo en esta aventura, Eiden cuenta con tres componentes más que han conseguido que esta banda se proyecte como una promesa en el ámbito nacional del rock. Pablo Morán cumple la función de guitarrista, papel que desarrolla desde 2008 y que le ha valido para participar en numerosas bandas, como Red Sky, Dasare y tolajarca, Sypnos, Siberia, Héroes y Serie B. El onubense de 46 años Nono Béjar, se encarga del bajo, instrumento esencial en una banda de rock y el cual domina a la perfección desde el año 1988. Ha participado en bandas de diversos estilos como el Punk con el grupo SKP, el Nu metal con Xtinæ, el Rock con las bandas Warchild y Por Inercia y el Pop rock con Och8 Vientos. Ahora es uno más en Eiden que crea un rock alternativo y en la banda Generación al límite desde 2017, que se dedica a hacer covers de otros artistas.

José Antonio Gallo completa la agrupación con sus dotes en la batería. Proviene de Madrid y con solo 30 años cuenta ya con un extenso curriculum en el mundo de la música. Comienza en este mundo siendo autodidacta en sus inicios, aunque más adelante ve la necesidad de formarse y comienza a cursar clases en la escuela onubense Lydian Road desde 2006 hasta 2009 con José Mena. Además, para profundizar sus conocimientos en este instrumento, asiste a diversas masterclass de baterías nacionales e internacionales como Benny Greb, Xavi Reija o Thomas Lang. Ha tocado en diferentes grupos de estilos variados como Ocho Vientos, Sypnos, Joe Lewis Elvis y en la actualidad con Eiden y Nocheterna, además de en varias orquestas.

Para conocer los entresijos de esta banda y de su nuevo trabajo, hablamos con Edu segura, cantante, productor y compositor de Eiden:

La banda está compuesta por Edu Segura, Pablo Morán, Nano Béjar y José Antonio Gallo.

-¿Cómo nace este grupo?  
Tras la separación de mi antigua banda, Sypnos, y la publicación de nuestro único álbum muchos temas que había compuesto quedaron en el limbo. Además había mucho más material de mis inicios que nunca vieron la luz y merecían ser publicados. Así que me aventuré a grabar y a producir todos aquellos temas con la ayuda de Daniel Bugeja, componente de bandas tan conocidas como Melón Diesel y Taxi. De aquello salió el primer álbum de Eiden, ‘Último Viaje’. Para llevarlo al directo conté con grandes músicos de esta ciudad como Armando Capilla, Alejandro Padilla, Laure González y Enrique García, a los cuales les agradezco de corazón que hicieran posible ‘Último Viaje’ en directo y que formaran parte de los primeros pasos de Eiden como banda. Pero no fue hasta la incorporación de José Antonio Gallo, Pablo Morán y Nono Béjar cuando la formación se consolida y el sonido de Eiden deja de ser solo Edu Segura. Se empiezan a forjar nuevas canciones, a encrudecer el sonido y a coquetear con otros estilos de rock. Ese fue el germen de lo que hoy es Eiden.

-¿Cómo definirías el nuevo trabajo?
Personalmente, pese a ser un EP de 6 temas, es el trabajo más ambicioso que he llevado a cabo. Para la banda supone nuestra consolidación y nuestra verdadera carta de presentación. De las cenizas de lo que fuimos en un tiempo pasado nace el Fénix, dispuesto a redefinir nuestro presente y volar lo más lejos posible, para hacer realidad los sueños del futuro.

Con este nuevo disco pretenden reafirmar su compromiso como grupo independiente y alternativo.

-¿En qué os inspiráis?
Para este disco teníamos claro que había que romper con lo anterior y hacer letras más comprometidas, donde se tratasen temas más allá del viejo cliché de las historias de amor. Todas las letras de Fénix están inspiradas por la evidente deshumanización de nuestra sociedad y la búsqueda de un nuevo mundo. Eso es Fénix, romper con lo que hemos sido para renacer siendo la mejor versión de nosotros.

-¿Qué aporta de nuevo en vuestra trayectoria este disco?
Además de ser un soplo de aire fresco en la música que veníamos haciendo, la composición de éste álbum nos ha dotado de un grado más de madurez en nuestra forma de hacer música. Recrearnos en el detalle, volvernos más inconformistas y perfeccionistas ha ayudado a llevar a cabo el álbum del que nos sentimos más orgullosos dentro nuestras carreras personales e, inevitablemente, también aumentar un poco nuestro nivel de estrés. Además nos adentramos sin miedos en territorio desconocido, siendo la primera vez que canto en inglés, componiendo un disco bilingüe, sin barreras, esperando que el Fénix llegue más allá de nuestras fronteras.

-¿De qué influencias bebe vuestra música?
Nuestra directa influencia viene de aquellas bandas que llevamos dentro de nuestro ADN musical. Personalmente no puedo negar que el trabajo de artistas como Melón Diesel o Sôber ha impregnado todo aquello que suelo componer, pero también suele ser bastante enriquecedor escuchar a bandas más oscuras como Breaking Benjamin o Tool, el metal más moderno como el de A Day To Remember, el pop rock de 30 Seconds To Mars o incluso Biffy Clyro, banda inclasificable dentro de las miles de vertientes que tiene el rock. A su vez el sabor a años 80 que aporta Nono es innegable, no sólo en las líneas de bajo, si no en el sabor que dejan algunos temas del disco. José Antonio y yo compartimos gustos musicales muy parecidos, pero en este disco la influencia de baterías como Travis Barker (Blink 182) ha inundado las secciones rítmicas de Fénix. Pablo y su exquisitez en la ejecución de las guitarras viene de su amor por el heavy clásico. Como ves tan sólo hace falta meterlo todo en una coctelera y añadirle algo de lírica.

El contacto con el público es una de las principales aspiraciones de la banda.

-¿Qué piensas que podéis aportar de diferente al panorama musical?
Es una pregunta bastante complicada de responder. Vivimos en una era donde poco queda por crear. Mentiría si te dijera que no pensamos en agradar al mayor número de oyentes posible, pero sí que, en este disco, nos hemos marcado la premisa de hacer aquella música que nos gusta y dejar un poco de lado cuánto de comercial tiene aquello que estamos creando. Por otra parte hay pocos artistas en este país que mezclen sonidos metaleros con armonías muy limpias cercanas al pop, en incluso menos aún son las bandas que se han atrevido a publicar un mismo álbum en dos idiomas a la vez. Pero como ves no ha sido nuestra premisa hacer algo inédito. No obstante, todo artista que haga música alternativa está aportando mucho a nuestra cultura, enriqueciéndola y ayudando a desintoxicar los oídos de aquellos que quieren escuchar algo más que la radio fórmula de turno.

-¿Por qué el nombre y la portada del disco? ¿Qué significado tienen?
Fénix es el título del tema central de nuestro trabajo. La canción en cuestión habla de la búsqueda continua de la inspiración y de la sensación que vivimos una vez la encontramos. Además, como antes he comentado, la banda ha sufrido diversos cambios estos años atrás, por lo que poco queda de lo que empezó siendo. Incluso el proceso de creación y producción de este disco ha sido bastante tortuoso, con momentos en los que parecía que nunca lo publicaríamos. Nuestros seguidores lo saben. Fénix tenía previsto su lanzamiento en octubre de 2017 pero las grandes dificultades que una banda de música alternativa tiene que sufrir, autoproduciéndose y sin financiación apenas hizo que tuviera que demorarse. Por ello, agradecemos a todos aquellos que nos han echado una mano y dado ánimo en todo momento como al maravilloso equipo de Cultura Huelva, a Carlos Ferrer (quien editó nuestro primer trabajo) o a Héctor Núñez por su labor de promoción hacia la banda. Todos ellos onubenses empeñados en ver a Eiden como algo más que otro grupo de Huelva.

Agradecen a los onubenses su apoyo y les animan a seguirles en sus actuaciones por la capital.

-¿Qué proyectos a corto plazo tenéis?
Se nos presenta un principio de 2019 difícil en cuanto a lo personal. No obstante queremos llevar nuestro directo allí donde nunca ha estado y ver las caras de aquellos seguidores que tenemos fuera de nuestra casa. Pero por supuesto nada es más gratificante que tocar en Huelva con el público que te quiere, por ello estaremos el día 21 de Septiembre en Molly Live Bar tocando nuestros temas de ambos discos y alguna que otra sorpresa. Además estamos rozando los 1000 seguidores en Facebook, por lo que algo haremos llegado ese momento.

-¿Qué planes de futuro contempláis?
Seguir haciendo aquello que nos apasiona, nada más. Quizá una segunda parte de Fénix, completar con otros 6 temas más este trabajo… es una posibilidad. Dependen muchos factores y uno muy importante es la financiación. Publicar música de manera digna hoy día sigue siendo caro y pocas son las ayudas. Quizá nuestra meta a corto plazo es, simplemente, tocar en directo. ¿Un gran festival quizá? Ojalá.

– ¿Sueños por cumplir?
Muchos, somos una fábrica de sueños por cumplir. Pero la imagen de un estadio lleno de gente coreando tus canciones es algo insuperable. Sea como sea, nos conformamos con seguir haciendo música 10, 20 o 30 años más.

– ¿Algún mensaje para los onubenses?
Debemos empezar a creer que nuestro verdadero patrimonio está en la cultura. Pocas son las ciudades de este país con una escena musical con tanta calidad y diversidad y hay que echarse a la calle para disfrutar de cada una de ellas. Hace 10 años era impensable tener oferta musical en Huelva todas las semanas del año, por lo que algo está cambiando. ¡Disfrutemos de ello!

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.