En perfecto estado el joven onubense mordido por un murciélago portador de la rabia

El caso, que ha transcendido por un artículo publicado en el área de sociedad de el diario El País, ocurrió el pasado 23 de junio cuando un varón de 19 años, procedente de Hueva capital, recibió la mordida de un ejemplar de esta especie portador del virus. 

En Huelva se encuetran en la Sierra de Aracena. / Foto: www.rayosycentellas.net
Un joven onubense atacado por un murciélago en la capital. / Foto: www.rayosycentellas.net

HBN. El periódico El País publicaba hoy en su página de Sociedad, dos casos similares, provocados por la mordida de murciélagos portadores del virus de la enfermedad de la rabia. El primer caso documentado este verano, fue el de una mujer de Valladolid, que recibió el ataque del animal el 21 de junio, en una urbanización cercana a la capital castellana, cuando abrió un armario en su casa y lo encontró en su interior. El segundo caso y el que concierne a Huelva, fue registrado tan solo dos días después, el 23 de junio, en la capital onubense, cuando un joven de 19 años vio que su gato jugueteaba con un murciélago y, al tratar de quitárselo, sufrió el mordisco.

Ambos afectados se encuentran en perfecto estado porque actuaron de manera adecuada. Cuando se recibe el ataque de un animal sospechoso de portar dicho virus, la conducta más prudente es acudir de inmediato al centro médico más cercano, para así ser vacunado a tiempo. Además, en ambos casos, las dos personas llevaron consigo a los murciélagos, lo que permitió remitirlos al Centro Nacional de Microbiología. Los análisis revelaron que eran portadores del lisavirus europeo de murciélago tipo 1 (EBLV-1). El protocolo de actuación marca la necesidad de vacunación de forma inminente, cuando se detecta un positivo en estos análisis.

En estos casos es necesario acudir lo antes posible a un centro sanitario.

Los ataques de murciélagos suelen darse de forma esporádica en la provincia onubense, aunque actuando de forma adecuada, no hay ningún riesgo aparente. Ante este hecho, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía envía un mensaje tranquilizador a los onubenses reiterando que el joven se encuentra en perfecto estado y recordando que los murciélagos son seres pacíficos, pertenecientes a una especie protegida y que muerden solo cuando se siente atacados por el ser humano. Los murciélagos además, son aliados del medioambiente, ya que participan en el exterminio de plagas de mosquitos, al alimentarse de ellos.




La convivencia con el medio ambiente y la existencia de una fauna rica y diversa trae consigo situaciones de este tipo, ante las que es clave una rápida actuación y el traslado inmediato a los servicios sanitarios pertinentes, con el objeto de que todo acabe en un susto, como en este caso.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.