Loli Mendoza, una cumbreña que lleva dos décadas ofreciendo a África lo mejor de ella

Misionera y Trabajadora Social, la onubense reside en Burkina Faso donde desarrolla un proyecto que beneficia a mujeres y niños. Su entrega por el continente africano ha despertado la generosidad de su municipio natal, Cumbres Mayores, surgiendo ‘Cumbreños con Burkina’.

La religiosa cumbreña, Loli Mendoza.
La religiosa cumbreña, Loli Mendoza.

Rosa Mora. Qué cierto es aquello que dicen acerca de que las vivencias que experimentamos de niño tienen una enorme influencia en nuestra edad adulta. Hablar de la onubense Loli Mendoza es hablar de compromiso, entrega, solidaridad y generosidad; pero generosidad en mayúsculas, solo esa es capaz de animarte a desplazarte a miles de kilómetros de tus seres queridos con el fin de ofrecer tu vida a los demás. Esos valores tan nobles, tan humanos, nos cuenta Loli Mendoza que los fue adquiriendo en el seno de su familia, natural del municipio serrano de Cumbres Mayores, localidad donde también comenzó a despertarse su sentimiento religioso, una llama que se fue avivando llevándola a convertirse en Misionera de la Doctrina Cristiana.

La onubense lleva más de dos décadas en África como misionera.
La onubense lleva más de dos décadas en África como misionera.

“Es cierto que en un principio no pensé en irme a África, si bien, siempre sentí una enorme sensibilidad hacia los más desfavorecidos”, apunta Loli Mendoza. Antes de partir hacia el continente negro, esta religiosa onubense trabajó en diferentes barrios periféricos de la geografía española de ciudades como Sevilla o Huesca, participando en proyectos dirigidos a los colectivos más vulnerables. Fue durante una estancia en Galicia donde a la cumbreña le propusieron el viaje que cambiaría su vida. “Me comunicaron que en ese momento hacía falta una hermana en África”, señala a Huelva Buenas Noticias. “Corría el año 2000, 18 años más tarde allí continúo. Sinceramente, me fui sin saber que me quedaría, pero la realidad me impactó tanto que decidí que aquel era mi lugar”. Su periplo en África comenzó en Togo. En este país del golfo de Guinea trabajó en un centro de promoción de la mujer en una ciudad musulmana, “más allá de las creencias, lo que nos importan son las personas”.

Desde 'Cumbreños con Burkina' se encuentran muy volcados con el proyecto que su vecina desarrolla en el continente africano.
Desde ‘Cumbreños con Burkina’ se encuentran muy volcados con el proyecto que su vecina desarrolla en el continente africano.

Tras Togo, el siguiente reto de la onubense se encontraba en Burkina Faso, estado africano en el que continúa viviendo. En este país Loli Mendoza gestiona un centro que ha ayudado a centenares de mujeres a sobrevivir a ampliar su horizonte de miras gracias a la formación que ofrecen y a microcréditos que les han permitido partir de cero. Una labor encomiable la que desarrolla esta religiosa, que ha contado con el apoyo de instituciones como la Diputación de Huelva, y su municipio natal, Cumbres Mayores, donde sus vecinos han creado ‘Cumbreños con Burkina‘. Un orgullo el que sienten los habitantes del municipio serrano por su vecina, que les llevó a reconocer a Loli Mendoza con la distinción ‘Ilustre Cumbreña’ en el año 2015. 




En Burkina Faso, Loli Mendoza gestiona un centro de promoción de la mujer.
En Burkina Faso, Loli Mendoza gestiona un centro de promoción de la mujer.

Vivir tan lejos de tu hogar tiene consecuencias negativas, claro está, y de ellas la onubense nos confiesa ser muy consciente. No siempre es fácil sobrellevar a miles de kilómetros determinadas situaciones, situaciones que tambalean tu vida como la pérdida de familiares. Aún así, la religiosa se muestra feliz en el lugar que ahora es su casa.

La onubense es un ejemplo de solidaridad.
La onubense es un ejemplo de solidaridad.

África -señala Loli Mendoza- es el continente de la danza, de la luz, de la vida… la gente es feliz con muy poco. Sin lugar a dudas, te cambia el sentido de muchas cosas, personas que no tienen nada son solidarios al máximo, eso te hace cuestionarte muchas cosas. Cuando conoces otras realidades, tu mentalidad cambia: lo mío no es lo mejor, ni lo peor, lo que yo vivo no es lo más difícil, hay realidades mucho más duras de las que yo puedo concebir”- 







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.