Paterna del Campo clausura su I Escuela de Verano

La Escuela de Verano, una apuesta del consistorio paternino por fomentar los valores cívicos y éticos en los niños y niñas del municipio a través de la práctica deportiva, ha resultado un éxito absoluto de participación y acogida en la localidad.

El Ayuntamiento ha habilitado una piscina provisional por las obras de mantenimiento de la piscina municipal.

HBN. Las escuelas infantiles de verano de Paterna del Campo han concluido esta pasada semana después de dos meses de intensa actividad cultual y deportiva. Estas Escuelas Deportivas de Verano son la continuación de las Escuelas municipales que se llevan a cabo en la localidad durante el periodo escolar. En ellas han participado hasta 200 niños y niñas de edades comprendidas entre los 3 y los 14 años, “una barbaridad para un pueblo de 3.500 habitantes”, en palabras de Javier Muñoz, concejal de deportes de la localidad. 

La Escuela de Verano , según explicó Muñoz a HBN, surgió de la necesidad de crear una alternativa a la campaña de natación que se realiza cada año, “teníamos la piscina municipal en obras y no podíamos realizar las tradicionales actividades acuáticas. Una monitora sociocultural nos propuso la puesta en marcha de una Escuela de Verano con actividades culturales y, desde el ayuntamiento, decidimos incorporarle la parte deportiva”.

Los niños y niñas de la Escuela de Verano realizan numerosas actividades deportivas y culturales.

Las actividades, según explica Chema López, técnico de deportes del Ayuntamiento, se han llevado a cabo en su mayoría en las instalaciones del IES Campo de Tejada, en la que el Ayuntamiento dispuso una piscina provisional de 10×5 y se llevaron a cabo, entre otras, las clases de patinaje y las actividades multideporte. Para los más pequeños y pequeñas, el Centro Itucci acondicionó varias salas para acoger los talleres de psicomotricidad en los que aprendieron a desarrollar y conectar sus movimientos y emociones. Las escuelas deportivas están además centradas en potenciar los valores éticos y cívicos por lo que los niños y niñas realizan divertidos y dinámicos talleres y convivencias. “Es una prioridad absoluta del Ayuntamiento”, en palabras del edil, “ellos y ellas mismas han participado en talleres de igualdad de género e incluso han grabado un corto denunciando el bullying o acoso escolar”.




La Fiesta de la Espuma es una de las actividades estrella para los niños y niñas.

Durante los meses de Julio y Agosto, las Escuelas deportivas han estado dirigidas por ocho monitores y monitoras, dos de ellos para las actividades deportivas y cuatro para los talleres de educación en valores tanto en horario de mañana como de tarde de manera que los niños y niñas han estado acompañados durante todo el día. “Los monitores han hecho un trabajo excelente, ni una sola semana han repetido actividades”, considera Javier Muñoz, de forma que todos los grupos han podido disfrutar de la programación completa. 

Los padres y madres están igualmente encantados y encantadas con la alternativa, “tras una encuesta de satisfacción el 100% prefiere ya la Escuela de Verano”. Después de esta exitosa experiencia, tanto el concejal como el técnico coinciden en la idea de continuar trabajando para que estos resultados se pueden repetir y mejorar de cara al próximo verano. En todo caso, la Escuela de Verano de Paterna parece haber llegado para quedarse. 

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.