Aprehendida una gran cantidad de pulpos y almejas sin ningún tipo de documentación en Isla Cristina y Ayamonte

Fue un ciudadano quien alertó de la descarga ilegal del pulpo, mientras que las almejas fueron encontradas en un vehículo no isotermo.

Imagen de la operación.

Redacción. La Guardia Civil junto con la Inspección Pesquera de la Junta de Andalucía y la GNR portuguesa han decomisado una gran cantidad de pulpo y almejas de origen desconocido.

El primer dispositivo se desarrolló el pasado mediodía del día 19 de agosto, cuando un particular alertó a la Central Operativa de Servicios 062 de una descarga ilegal de pulpo en una barriada de la localidad de Isla Cristina, aportando datos del vehículo que lo transportaba.

Inmediatamente desde la Central, se envío a una patrulla a la zona, para hacer las comprobaciones oportunas, localizando dicho vehículo.

Identificado el conductor y un acompañante e inspeccionada la carga, se hallaron 275 kilos de pulpo sin ningún tipo de identificación, comunicando dicho hallazgo a la Central, que dio aviso a los inspectores de pesca para que acudieran al lugar, procediendo al levantamiento del acta denuncia correspondiente, tanto al titular del vehículo como a su acompañante, por el transporte de productos de la pesca que carecían de cualquier tipo de trazabilidad y se adoptó su decomiso.

Recordar que la captura de pulpo sólo se puede realizar en jornadas de lunes a viernes y por embarcaciones con la correspondiente licencia, quedando constatado que algunas embarcaciones se dedican al robo de las especies de las artes que se encuentran caladas en la mar, produciendo un perjuicio económico para las familias que viven de esta pesca artesanal.




La mercancía fue entregada el día siguiente a comedores sociales.

Por otra parte el pasado día 23 de agosto, en un Dispositivo Operativo conjunto llevado a cabo en la localidad de Ayamonte, contando con la colaboración de agentes de la Guardia Civil y de la GNR, fue identificado el conductor de un vehículo e inspeccionada su carga, localizando en el interior del maletero no isotermo una gran cantidad de almejas japonesas sin ningún tipo de etiquetado ni trazabilidad que garantice su origen.

Por ello se procedió a dar aviso a los Inspectores de Pesca, levantaron la correspondiente acta denuncia, por transportar productos pesqueros sin documentación, y por no tener además la talla reglamentaria. Las almejas fueron devueltas al mar.

                       




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.