Zenobia Camprubí, una mujer adelantada a su tiempo

El próximo viernes, 31 de agosto, se cumplen 131 años de su nacimiento en Malgrat de Mar (Barcelona), por lo que hemos querido brindar nuestro pequeño homenaje a esta mujer que fue todo un ejemplo, a pesar de que su figura haya quedado solapada por ser la esposa del Nobel de Literatura moguereño, Juan Ramón Jiménez. Eso, a pesar de que Zenobia brilló a lo largo de su vida con luz propia, siendo una pionera en la lucha por las libertades y derechos de la mujer.

Zenobia Camprubí, una figura todavía desconocida.

M. P. D. / HBN. Su nombre es conocido por todos, pero su figura y su legado se han ido descubriendo poco a poco, después de que hubieran sido eclipsados durante décadas por su marido, el Nobel de Literatura moguereño, Juan Ramón Jiménez. Y eso que Zenobia Camprubí Aymar (Malgrat del Mar, Barcelona, 1887 – San Juan, Puerto Rico, 1956) fue una mujer que brilló con luz propia, una mujer adelantada a su tiempo, en la que se pueden ver reflejadas muchas mujeres. Entre otros datos, Zenobia fue una de las primeras mujeres en España con carnet de conducir en España, además de ser precursora de los negocios de exportación de artesanía popular para su venta en el extranjero y pionera también en la lucha por las libertades y derechos de la mujer.

Fue una de las primeras mujeres en conducir en España.

Son apuntes de su biografía quizá desconocidos, a pesar de que Zenobia colaboró activamente en el desarrollo y difusión de la obra literaria de Juan Ramón. Sin embargo, consciente de que estaba casada con un genio, Zenobia nunca se sintió anulada por el poeta: “[…] Como no me casé hasta los veintisiete años, había tenido tiempo suficiente para averiguar que los frutos de mis veleidades literarias no garantizaban ninguna vocación seria. Al casarme con quien desde los catorce, había encontrado la rica vena de su tesoro individual, me di cuenta, en el acto, de que el verdadero motivo de mi vida había de ser dedicarme a facilitar lo que era ya un hecho y no volví a perder más tiempo en fomentar espejismos”. 

Juan Ramón y Zenobia.
Juan Ramón y Zenobia.

Zenobia y Juan Ramón se casaron el 2 de marzo de 1916 en Nueva York, en la iglesia de Saint Stephen, iniciando así una de las relaciones más fructíferas que han dado nunca las letras españolas. Tres meses pasaron por tierras americanas: Boston, Filadelfia, Baltimore, Washington… Un viaje en el que el poeta escribe Diario de un poeta recién casado. En julio, Zenobia y Juan Ramón volvieron a Madrid. 




Fruto del viaje de novios nació ‘Diario de un poeta recién casado’.

Efectivamente, durante su viaje, el Andaluz Universal se deja seducir por la inmensidad y el magnetismo del mar, y a su llegada a la gran ciudad toma contacto también con una sociedad nueva y distinta que bulle en la gran urbe, lo que supone para el poeta de Moguer un descubrimiento. Las sensaciones y emociones que experimenta Juan Ramón en este su primer viaje a América para casarse con su amada Zenobia son reflejadas por el poeta en unos textos de los que surgirá meses más tarde el libro Diario de un poeta recién casado, obra cumbre en la trayectoria juanramoniana y ejemplo de una nueva manera de entender la creación poética que serviría de ejemplo para las nuevas generaciones de poetas de las dos orillas del Atlántico.

Una persona con una educación esmerada. / Foto: Centro de Estudios Andaluces.

Nacida en el seno de una familia acomodada, Zenobia Camprubí gozó de una esmerada educación dirigida por su madre y abuela, de manos de profesores particulares. Dominaba varias lenguas (español, inglés y francés) y tenía una amplia formación en literatura, historia y música. Viajera incansable, escribió, tradujo, impartió clases y conferencias en la universidad y se involucró durante toda su vida en numerosas iniciativas culturales y sociales de diversa índole, como la ayuda a los más desfavorecidos, la protección de la infancia o los derechos de la mujer.

A Zenobia le debemos conocer la obra de Rabindranath Tagore.

Fue una mujer emprendedora en todos los sentidos, con inquietudes profesionales y artísticas. Entre otros muchos logros, en la segunda mitad de 1913, Zenobia comenzó a traducir al poeta indio Rabindranath Tagore, labor que realizará al lado de Juan Ramón. Zenobia traducía directamente del inglés y el poeta cuidaba de que esta traducción no perdiese su ritmo y estética. Y este trabajo sobre la obra de Tagore los llevó, primero, a la amistad y después al amor. Gracias a estas traducciones en castellano España e Hispanoamérica han podido conocer la obra de Tagore. Además, Zenobia fue la autora de un interesante diario escrito en inglés en Cuba, durante los años del exilio del matrimonio, gracias a lo cual conocemos mejor cómo fue su vida allí. 

Zenobia fue una mujer adelantada a su tiempo. / Foto: Fundación Juan Ramón Jiménez de Moguer.

Un recorrido que hemos querido realizar porque, en unos días, el próximo viernes 31 de agosto, se cumplirán 131 años de su nacimiento en Malgrat de Mar (Barcelona). Por este motivo, desde Huelva Buenas Noticias hemos querido brindarle este pequeño homenaje a una mujer que, sin duda, fue una adelantada a su tiempo. Todo un ejemplo a seguir. Su vida y obra pueden seguirse en la web de la Fundación Jiménez de Moguer: https://www.fundacion-jrj.es/zenobia/vida/ . Una lectura casi obligada para conocer en profundidad a esta mujer culta y alegre que conquistó a Juan Ramón y que, con el tiempo, a medida que la conocemos, nos está conquistando a todos. 




One Response to "Zenobia Camprubí, una mujer adelantada a su tiempo"

  1. Diego Lopa   25 agosto 2018 at 1:24 pm

    Una gran mujer y un magnífico artículo dándola a conocer a todo el que pueda creer que era “solo” la mujer de JRJ.
    Desde mi amor por el universo de Juan Ramón, gracias Mari Paz.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.