Mini

Perú muestra en un documental el papel del almirante moguereño Luis Hernández-Pinzón en la guerra entre este país y España

El programa 'Sucedió en Perú' ofrece el punto de vista peruano de este conflicto conocido en España como la Guerra del Pacífico. Un episodio histórico del siglo XIX en el que participó activamente este marino onubense, de padre moguereño y madre sanjuanera, descendiente de los hermanos Pinzón. No en vano, en 1881 se convertía en Capitán General y Almirante de la Real Armada Española.

Luis Hernández-Pinzón y Álvarez de Vides. /FOTO: rabida.uhu.es.
Luis Hernández-Pinzón y Álvarez de Vides. /FOTO: rabida.uhu.es.

P. C. / M . D. Hace unos años, nuestra compañera Paula Crespo nos recordaba la biografía de uno de los hijos ilustres de la provincia de Huelva: el moguereño Luis Hernández-Pinzón y Álvarez de Vides (1816-1891), cuya vida estuvo ligada a la mar. Él, su padre, Luis Hernández-Pinzón y Prieto, y su abuelo, José Hernández Pinzón Benítez, ostentaron cargos de gran relevancia en la Armada Española, en la Marina. En 1777, este último, nombrado regidor perpetuo de la Ciudad de Moguer, obtuvo el reconocimiento oficial que le declaraba como descendiente de los codescubridores de América.

El viaje de Irving a Huelva se realiza a través de Moguer.
En Moguer nacieron Luis Hernández Pinzón y Álvarez y su padre.

Efectivamente, la localidad onubense de Moguer vio nacer a Luis Hernández-Pinzón y Álvarez de Vides el 23 de diciembre de 1816. Era hijo del también moguereño Luis Hernández-Pinzón y Prieto y de María Teresa Álvarez Muñoz, natural de San Juan del Puerto, localidad sobre la que tuvo gran influencia la familia Hernández-Pinzón.

Con la indudable influencia que sobre él habían ejercido las figuras de su padre y su abuelo en abril de 1836, ingresó como guardiamarina en el cuerpo de la Armada, en mitad de la Primera Guerra Carlista, durante el reinado de Isabel II, y tuvo un ascenso meteórico, gracias a sus actuaciones en diferentes episodios de la misma.




Batalla de Luchana. Litografía de 1846./FOTO: wikipedia.org
Batalla de Luchana. Litografía de 1846./FOTO: wikipedia.org

En verano, cuando aún no había cumplido los 20 años de edad, fue ascendido a alférez por su papel en la toma de la plaza de Pasages y en el ataque a Fuenterrabía, donde resultó herido. También fue destacada su actuación el 24 de julio en la batalla de Luchana (Lutxana). Luis Hernández-Pinzón iba al mando de la lancha cañonera Constitución y fue el primero en llegar al puente después del combate, lo que le valió la antigüedad en el empleo, la cruz de San Fernando y el grado de capitán de Marina.

Su carrera no se detuvo ahí, así que en 1842 fue nombrado teniente de navío. Un año más tarde, coronel de Infantería de la Marina y capitán de fragata, antes de convertirse en brigadier y capitán de navío. Pero los verdaderos honores militares le llegan a partir de los años 50 del siglo XIX. En concreto, a principios de 1851 fue nombrado brigadier supernumerario de la Armada. Nueve años más tarde era ya jefe de escuadra. En 1868 ascendió a teniente general y en 1881 se convertía en el vigésimo octavo Capitán General y Almirante de la Real Armada Española.

Islas Chincha.
Islas Chincha.

Sus actuaciones en el ámbito militar empezaron a tener más repercusión a partir de entonces. Una de ellas tuvo lugar en 1865 como Comandante General de la Escuadra del Pacífico cuando se apoderó de las Islas Chincha, que provocó que Perú le declarara la guerra a España, aunque finalmente se resolvió de forma pacífica.

Obtuvo numerosas condecoraciones a lo largo de su vida.

Finalmente, su vinculación a la Marina española le permitió ocupar cargos de responsabilidad internacionales como jefe de la Comisión de la Marina en Londres, segundo jefe del apostadero de La Habana, ministro del Tribunal Supremo de la Guerra y Marina, presidente del Centro Técnico y Consultivo de la Armada, presidente del Consejo de Redención y Enganches y capitán general del Departamento de Cádiz.

Luis Hernández-Pinzón Álvarez, que se casó con la gaditana Teresa Balleras y tuvo dos hijos, recibió numerosas condecoraciones españolas y extranjeras, entre otras: bandas y placas de las Grandes Cruces de la Real y Muy Distinguida Orden de Carlos III de España, de la Real Orden Americana de Isabel la Católica, de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo y de la Orden del Mérito Naval con distintivo blanco.

Además, también fue importante su figura en el ámbito político, donde fue diputado a Cortes por el distrito de Ayamonte hasta en seis legislaturas, por Huelva y por Barcelona y por sus méritos militares ocupó el cargo de senador por derecho propio en cuatro legislaturas de 1881-1885.

Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando (Cádiz).
Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando (Cádiz).

Después de esta experiencia política se retiró a su Moguer natal, a la hacienda Valbuena, de la que era propietario y fue presidente de la Junta General del IV Centenario del Descubrimiento de América. En Huelva tenía un gran patrimonio conformado por bienes inmuebles repartidos por Moguer, Manzanilla y Niebla.

Fachada de la casa de la familia Hernández-Pinzón, entre ellos del Almirante Luis, situada en Moguer.

En 1891 falleció y más tarde sus restos fueron trasladados al Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando (Cádiz), donde reposan actualmente.

Como se puede comprobar, una vida cargada de acontecimientos de interés. Uno de esos episodios protagonizados en su carrera militar se recogen en este documental realizado en Perú, tal y como nos avanza el historiador moguereño Manuel Díaz. Emitido dentro del programa titulado ‘Sucedió en Perú’, este reportaje recoge los acontecimientos de la Guerra entre España y Perú, citando el papel jugado por Hernández-Pinzón en el conflicto. Un interesante trabajo, dado que nos muestra el punto de vista de los peruanos en este acontecimiento histórico. Un documental que puedes ver a continuación: 

Buque de la Armada española. / Foto: youtube.

Hay que recordar que Luis Hernández-Pinzón dirigió la escuadra del Pacífico en la guerra contra Perú por el control del guano. El origen del conflicto parece estar en el año 1862, cuando Isabel II aprobó el envío de una expedición científica a los mares de América Latina, que, además, tenía el objetivo de apoyar las demandas de ciudadanos españoles que vivían en América, ya que también iban tres buques de guerra. La expedición se puso bajo las órdenes del almirante Luis Hernández Pinzón. En abril de 1863, parte de la flota española llegó al puerto chileno de Valparaíso.

Otra imagen del reportaje. / Foto: youtube.

Posteriormente, el 4 de agosto, se produjo un altercado en la Hacienda norteña de Talambo entre los inmigrantes de nacionalidad española y los habitantes autóctonos peruanos que acabaría dando lugar al conflicto armado. En el incidente, un grupo de 40 peruanos armados atacaron a una colonia de trabajadores vascos, provocando que falleciera un trabajador español y otros cuatro resultaran heridos. Tras conocer los sucesos, Pinzón que estaba camino a San Francisco (California) volvió a Perú con su flota. Fue el inicio del conflicto entre Perú y España, que se desarrolló desde 1864 a 1866, un episodio histórico conocido en España como la Guerra del Pacífico.

Fotograma del audiovisual en el que muestra la imagen de Hernández Pinzón. / Foto. youtube.

Y es que, los problemas en la costa pacífica provocaron que, finalmente, también se involucraran otros países, como Bolivia y Ecuador, que se unieron a Perú. En concreto, la Guerra del Pacífico fue un conflicto bélico naval que enfrentó a España en las costas chilenas y peruanas contra Chile y Perú, principalmente, así como con Bolivia y Ecuador, en menor grado. Ahora, este documental recuerda aquellos hechos, mostrando el papel de Hernández Pinzón, de ahí que hayamos querido traerlo hasta aquí. Eso sí, hay que tener en cuenta que este trabajo audiovisual sobre esta parte de nuestra historia está realizado desde el punto de vista peruano. Juzguen ustedes mismos. 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.