El Hospital Infanta Elena reforma sus instalaciones para mejorar la accesibilidad y la comodidad de sus pacientes

La renovación de los baños de la 4ª planta, la sustitución de los ventanales de  vestíbulos y escaleras y ciertas mejoras en Urgencias son algunas de las actuaciones pendientes para el Hospital público.

El Hospital Infanta Elena será objeto de mejoras este verano para facilitar el uso de las instalaciones por parte de pacientes y usuarios.

Redacción. Con la intención de mejorar la seguridad de sus infraestructuras y seguir avanzando en la accesibilidad de sus instalaciones, el Hospital Infanta Elena viene desarrollando durante los meses estivales una serie de obras de reforma y renovación, que están dirigidas tanto a las zonas destinadas a actividad asistencial y hospitalización, como a otras áreas de apoyo, favoreciendo así la comodidad y la calidad de la atención sanitaria que se presta a los ciudadanos.

Entre otras actuaciones, se incluye la remodelación del ala izquierda de hospitalización de la 4ª planta del centro hospitalario, en la que se han renovado los cuartos de baño de las habitaciones, con el fin de favorecer la accesibilidad para las personas con movilidad reducida. Para ello ha sido necesaria la eliminación del plato de ducha y se ha llevado a cabo la reorganización de los espacios para aumentar la seguridad y la comodidad para el aseo de los pacientes.

Además, se han realizado varias actuaciones para el cambio del sistema de llamada paciente-enfermera, haciéndolo mucho más eficaz y se han mejorado las redes eléctrica y de fontanería, así como el portaje de las habitaciones. 




Entre las actuaciones llevadas a cabo durante el verano destaca también la sustitución de todos los ventanales de los vestíbulos principales de las diferentes plantas de hospitalización, así como de los que se encuentran ubicados en los rellanos de las escaleras que conectan las ocho plantas con las que cuenta el edificio principal.

En este caso, no solo supone una mejora de la imagen y el aspecto general del centro hospitalario, sino que permitirán reducir el consumo energético destinado a la climatización del área de hospitalización, ya que favorecen el aislamiento térmico tanto para el frío como para el calor. El cambio de los 17 ventanales permitirá evitar la entrada de humedad en épocas de temporal, sobre todo en las plantas más altas, a la vez que aumentará la seguridad y la comodidad para los pacientes.




En el área de Urgencias también será objeto de reforma el Área de Observación, en el que se actuará sobre el mostrador central para facilitar el acceso inmediato a la zona de sillones, mejorando así la movilidad en la atención. También está previsto durante el periodo estival el inicio de la reforma de la marquesina exterior, que protege la llegada y salida de pacientes en el área de Urgencias, con el objetivo de proteger mejor la puerta de entrada en las épocas de temporal, en las que la lluvia intensa y los vientos racheados han afectado en algunas ocasiones a las instalaciones generando molestias a los pacientes.

Entre las mejoras que se están llevando a cabo en estos días se encuentran también diversas actuaciones en el área de Radiodiagnóstico para distribuir mejor los espacios, así como tareas de pintura y mantenimiento general en distintas zonas de hospitalización, mejorando de esta forma la conservación de las instalaciones sanitarias, la comodidad de los pacientes que se encuentran ingresados, de sus familiares y de los profesionales.

El desarrollo de este programa se enmarca en las actuaciones que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) lleva a cabo durante todos los veranos en sus hospitales con la finalidad de renovar sus instalaciones e incorporar nuevo equipamiento.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.