Investigadores onubenses ratifican la excelente calidad del aceite de oliva de Huelva tras estudiar 125 muestras de todo el país

Dirigidos por Mª Ángeles Fernández Recamales, estos científicos de la Universidad de Huelva han logrado encontrar los marcadores minerales que diferencian el origen de los aceites de oliva virgen extra según la zona de cultivo, evitando así que se produzcan fraudes al consumidor. Un interesante estudio que ha sido publicado en la revista 'Food Chemistry'. Además, este grupo trabaja en la realización de una bebida fermentada a partir de berries y frutos rojos.

La profesora del Departamento de Química Mª Ángeles Fernández Recamales, junto a una de las compañeras del grupo de investigación, en el laboratorio en el que han estudiado las 125 muestras.

Mari Paz Díaz. La investigación es una de las razones de ser de cualquier universidad en su afán de transferir el conocimiento en beneficio de la sociedad. Avances que, posteriormente, tienen una aplicación en ámbitos muy diversos. Uno de los logros alcanzados recientemente nos lleva hasta el Grupo de Investigación ‘Análisis Agroalimentario y Medioambiental’ de la Universidad de Huelva, que dirige la profesora del Departamento de Química Mª Ángeles Fernández Recamales, que acaba de publicar en la prestigiosa revista científica Food Chemistry el resultado de un estudio llevado a cabo en el sector del aceite de oliva. Un trabajo con el que,  a partir de su composición mineralógica, han podido determinar el origen del aceite de oliva extra virgen según la zona de cultivo. Un interesante estudio, puesto que, con este método, es posible ayudar a mejorar la trazabilidad el aceite, evitando fraudes al consumidor.

Este grupo de investigación lleva años estudiando el aceite de oliva.

Según explica a HBN Fernández Recamales, “venimos realizando esta investigación desde hace años con el objetivo de conocer las características diferenciadoras de los diferentes aceites. Ahora han salido publicados en esta revista los resultados obtenidos, porque estamos llevando a cabo un estudio más exhaustivo de los elementos minerales. Nuestra idea era analizarlo en su conjunto, teniendo en cuenta factores como el suelo, el olivo y el fruto, para ver si este contenido mineral puede reflejarse en la procedencia del aceite. Todo ello para conocer mejor la caracterización de los aceites de de Huelva”.

Los resultados de este trabajo han sido publicados en la prestigiosa revista ‘Food Chemistry’.

Una investigación que es el resultado de la utilización de diferentes técnicas estadísticas comparativas y herramientas quimiométricas de los datos obtenidos sobre 125 muestras de aceite de oliva extra virgen de todo el país, de las que han analizado su composición, tomando como referencia 55 elementos minerales, con lo que han podido comprobar qué diferencias tiene el aceite de Huelva frente al procedente de otras zonas de España.

Se ha realizado un estudio de trazabilidad para conocer todos los elementos que influyen en el alimento desde el campo hasta que llega a la mesa.

“Con este exhaustivo análisis queríamos conocer los elementos minerales del aceite, comparando el que se produce en Huelva con otros de diferentes zonas de la geografía española para encontrar algún elemento que nos pudiera servir de trazador o de marcador sobre el origen del aceite. En concreto, el estudio de trazabilidad es un complejo sistema de análisis que permite conocer todos los procesos que ha seguido un alimento desde el campo hasta que llega al cliente final. Es, por así decirlo, la huella que deja desde que se cultivó hasta que está en la mesa”, concreta la directora del proyecto.

Un elemento básico de nuestra dieta, muy susceptible a los fraudes.

Este grupo de investigación aclara, además, que “el aceite de oliva es uno de los alimentos que mejor se presta a este DNI biológico”. Y es que se trata de un elemento básico en la dieta de los españoles, si bien, este hecho también provoca que sea muy susceptible al fraude, de ahí la importancia de esta investigación, que permitirá a los consumidores conocer el origen de los alimentos de forma certificada, autentificando que es aceite de Huelva, frente a algunas prácticas que mezclan aceites de diferentes zonas. Una garantía de estar comprando un producto de calidad. 




También están trabajando en una bebida fermentada con berries y frutos rojos.

En este sentido, estos científicos de la Onubense han certificado que los productos de Huelva son de una calidad superior. “Y, en el caso del aceite de oliva, este puede competir perfectamente con el de otras zonas. Porque nuestros productos, en general, son excelentes“, asegura Mª Ángeles Fernández Recamales.

De hecho, este estudio no es el único que está llevando a cabo el Grupo de Investigación Análisis Agroalimentario y Medioambiental de la Universidad de Huelva, puesto que también está trabajando en otras líneas, en las que está logrando muchos avances. Así sucede, por ejemplo, con la obtención de bebidas fermentadas a partir de diferentes tipos de berries y frutos rojos. Un proyecto que, por el momento, está en fase de experimentación con distintas composiciones de la matriz principal, pero cuya finalidad es la de obtener una bebida similar al ‘vino’, es decir, una bebida fermentada, pero en lugar de utilizar la uva se usarían berries y frutos rojos de Huelva. Ensayos que llaman mucho la atención, aunque todavía habrá que esperar para conocer su resultado final.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.