La diversión del campamento infantil ‘Los Morenitos’ en Trigueros continúa durante el mes de agosto tras tres exitosas ediciones

Los campamentos son una apuesta del consistorio trigueño por los valores cívicos a través del deporte, los hábitos de vida saludable además de una excelente manera de conseguir la conciliación de las familias de la localidad.

En el taller de pintura de camisetas los niños y niñas expresan toda su creatividad artística.

Patricia Hidalgo.  El campamento infantil ‘Los Morenitos’ es una de las atracciones veraniegas preferidas de las familias de Trigueros. Desde principio de julio y hasta mediados de agosto, los niños y niñas disfrutan en las instalaciones municipales de cientos de actividades pensadas exclusivamente para ellos y ellas. Aunque el campamento gira en torno al deporte, como explica Daniel, uno de sus cuatro monitores, las actividades van más allá, organizándose talleres de todo tipo (cocina, pintura de camisetas…), canciones o juegos tradicionales, entre otros. También llevan a cabo visitas culturales, jornadas en la piscina o días de cine en el Centro Cívico, tal y como cuenta a HBN Inmaculada Clemente, concejala de deportes de la localidad.

En palabras de la edil triguereña, los campamentos son una propuesta de ocio que plantea el consistorio para la práctica deportiva durante el periodo vacacional: “El gran objetivo es siempre el trabajo en valores a través de la diversión y el entretenimiento que proporciona el deporte.”, afirma.

En ‘Los Morenitos’ todo esta pensado para que los más pequeños expriman al máximo desde las 9:00 de la mañana hasta las 14:00 de la tarde. A pesar de que al campamento pueden acudir niños y niñas de entre seis y doce años, Daniel explica que todos y todas ellas participan de las mismas actividades a pesar de su edad. Tan solo en su hora de juego libre suelen reunirse por edades o afinidad.




Además de diversión y ocio veraniego, Clemente explica cómo desde la organización y el Ayuntamiento se busca impulsar la educación en valores cívicos entre los más jóvenes, desde el respeto y la igualdad en las relaciones personales hasta la propia creatividad. En este campamento, los niños y niñas son sus propios protagonistas. Crean sus propias normas de juego y convivencia a principios de este, a través de lo cual se busca favorecer hábitos saludables gracias al trabajo colaborativo y de grupo.

Aunque ‘Los Morenitos’ es un campamento deportivo, los niños y niñas realizan otras muchas actividades al aire libre.

Durante el resto del año, Daniel y sus compañeros se dedican profesionalmente a la animación de actividades deportivas. Fueron ellos, junto con la colaboración del Ayuntamiento de Trigueros, los impulsores de ‘Los Morenitos’. La idea surgió de la necesidad de que los niños y niñas, tras el periodo escolar y el final de las escuelas deportivas de invierno, no dejaran de hacer deporte. Supieron conectar además con la necesidad de las familias trabajadoras a las que tener estos espacios de ocio para sus hijos e hijas hace más fácil la conciliación diaria durante las cinco horas matinales. Tal y como el mismo explica a HBN, empezaron con pocos niños y niñas y actualmente han tenido que poner un límite de treinta participantes por grupo dada la gran cantidad de demanda. Por ello, Daniel y su equipo ya están trabajando para poder contar en próximas ediciones  con la ayuda de voluntarios y voluntarias con los que poder ampliar tanto el ratio de niños y niñas como el número de actividades.




En este campamento, cualquier rincón de Trigueros se convierte en un buen espacio para practicar deporte.

La valoración de Daniel, como el mismo afirma, es magnífica, “los niños tienen que dejar de venir por la edad”, cuenta el monitor, y “otros han repetido desde que se inició el campamento”. La actividad estrella, para Daniel, es la acampada nocturna, “los padres se implican, montan las tiendas de campaña con nuestra ayuda, y los niños y niñas reciben entusiasmados la idea de pasar una noche al aire libre, poder desayunar y volver todos juntos al campamento”. Este año, según nos explica la concejala, la acampada ha tenido que cambiar su sede tradicional. Así, en lugar de en el parque El Pacífico como era costumbre, tendrá lugar en Mambre, un espacio propiedad de la iglesia católica y cedido por la institución a la que el consistorio quiere agradecer su gesto desinteresado.

Clemente se muestra igualmente satisfecha con la marcha este verano de Los Morenitos, tanto con los niños y niñas como con el trabajo y la implicación de sus monitores, “me gustaría agradecer la confianza que depositan cada año estas familias en las actividades deportivas que se organizan desde el ayuntamiento”.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.