El onubense Luis Suero desarrolla su carrera aeronáutica en un proyecto de Airbus en Múnich

La oportunidad de liderar un software para planificar el desarrollo y la fabricación de uno de los aviones de Airbus, que se construye entre España y Alemania, es lo que ha llevado a este ingeniero aeronáutico de Huelva a esta ciudad alemana desde hace seis meses. Una oportunidad para crecer profesionalmente, que está aprovechando para aprender el idioma y la cultura del país germano.

Luis Suero consiguió entrar en Airbus Military tras terminar la Licenciatura de Ingeniería Aeronáutica.

Mari Paz Díaz. No es la primera vez que traemos a las páginas de Huelva Buenas Noticias a Luis Suero Gil, un joven onubense al que conocimos cuando, con tan sólo 23 años, comenzó a trabajar en Barajas (Madrid) en Airbus Defence & Space, donde iba a participar en un proyecto dirigido a mejorar los niveles medioambientales, en el marco del programa Clean Sky 2. Una oportunidad que alcanzaba después de finalizar la carrera de Ingeniería Aeronáutica en la Universidad de Sevilla, a falta de presentar el Proyecto Fin de Grado (TFG). Unos estudios que completó marchándose de intercambio a la Universidad Politécnica de Madrid. Este trabajo lo comenzó siendo becario de un Master en Administración Empresarial (MBA), pero, tras una etapa de formación, pudo quedarse en la empresa formando parte de la plantilla.

Ahora, con 27 años, Luis Suero ha iniciado una nueva etapa en esta misma entidad, en Airbus Defence & Space, pero, desde febrero de 2018, le ofrecieron moverse a Múnich para desarrollar su actividad profesional en Alemania. Una propuesta que le está permitiendo, además, conocer una nueva cultura, mejorando sus idiomas. Una experiencia que ha querido contarnos como ‘Onubense por el mundo’.

Luis se ha marchado a Alemania para crecer profesionalmente. / En la imagen, en el castillo de Neuschwanstein. 

-Luis, ¿por qué decidiste irte fuera?
-Al no haber vivido nunca fuera de España, tenía la sensación que tenía un vacío en mi CV que necesitaba cubrir. En un sector tan internacional como el aeronáutico, si no tienes experiencia internacional se te cierran muchas puertas. Además, lo he tomado como un reto tanto personal como profesional. Ha supuesto un trampolín para mi carrera, siendo un nuevo proyecto bastante motivador y al que quizás no habría tenido acceso en España hasta dentro de varios años. A parte, el conocer gente nueva con otra cultura y otro idioma te abre la mente y cambia la imagen preconcebida que podríamos tener de este país.




-¿Cuál era tu nivel de idiomas al llegar?
-No sabía nada de alemán cuando me ofrecieron el puesto. Así que me puse a aprender por mi cuenta en cuanto tomé la decisión de aceptarlo y, nada más llegar a la ciudad, me apunté a un curso intensivo todas las tardes. ¡Menos mal que el nivel de inglés de la gente de Múnich es muy alto!

Su balance de la experiencia es muy positivo. / Foto: En la Hofbräuhaus, la cervecería más famosa de Múnich, cuando recibió la visita de amigos de Huelva. 

-¿Cuál es tu balance de la experiencia? 
-Por ahora, muy positivo. Personalmente, he hecho muy buenos amigos aquí y profesionalmente me ha hecho dar un salto que en España habría sido difícil con mi actual experiencia. Además, he tenido la opción de aprender un idioma nuevo, que no es nada parecido al español, por cierto.

-¿Cómo es vivir en Múnich? ¿Es muy diferente a España?
-No es tan diferente como inicialmente pensaba, aunque es cierto que lo es en muchos aspectos. Lo primero que te llama la atención es lo estrictos que son. Respetan cualquier norma, por absurda que nos parezca. Un ejemplo, nunca van a cruzar un paso de peatones en rojo, aunque estén seguros de que ningún coche está viniendo. Pues imagínate eso aplicado a todos los aspectos de la vida diaria. A veces se hace difícil, sobre todo en lo laboral. Por otro lado, se nota que es una ciudad con alto poder adquisitivo. Los sueldos son bastante más altos que los españoles, aunque eso también implica que el coste de vida sea bastante más alto. Yo pago por mi habitación aquí el doble que en Madrid.

Nos cuenta cómo es su vida en Múnich. / Foto: guiadealemania.com

-¿Cómo es esta ciudad?
-Múnich es una ciudad preciosa, con muchísimas opciones para el entretenimiento y el turismo, donde puedes encontrar gente de todos los países. Al estar en el sur de Alemania, el clima es mucho más suave y eso también hace que la gente sea más abierta. Los españoles suelen decir que Baviera es la Andalucía de Alemania. Otro punto positivo es que al situarse en el centro de Europa, te permite viajar mucho más fácilmente a otros países, incluso por carretera. Además, está muy bien conectada con Madrid, con varios vuelos directos al día, así que, en apenas tres horas, puedes estar de vuelta en España, cosa que siempre se agradece.

Le han acogido muy bien. / En la imagen, con sus compañeros de piso, vestidos con el traje típico de Baviera. 

-Y sus habitantes, ¿cómo son? 
-El carácter de la gente es muy diferente al de España, aunque para nada son tan cerrados o fríos como nos imaginamos. A mí me han acogido muy bien desde el minuto 1, intentando hacer que me integre y ayudándome a aprender su idioma. Con respecto al clima, es cierto que sólo he vivido un mes de invierno, que es muy duro aquí. Hemos llegado a tener -14º. La gente hace sus planes en función del tiempo: si hace sol, lo aprovechan al máximo y todos los parques se llenan; eso sí, como llueva o nieve, verás a poca gente por la calle.

-¿Cuál es la imagen que tienen de España? 
-Nos ven como gente muy alegre y divertida. La imagen que tiene de España es de sol y playa, algo que aquí está muy cotizado. Y su ciudad española favorita es Mallorca. Casi todos han estado allí alguna vez.

Es una gran oportunidad. / En Rusia en el partido del mundial España-Marruecos. 

-¿Qué estás haciendo en estos momentos?
-Mi proyecto es la implementación de un software para planificar el desarrollo y la fabricación de uno de nuestros aviones. Este avión está fabricado entre España y Alemania, aunque la mayor parte está en Múnich. Por eso estoy aquí.

-¿Qué ha supuesto para ti esta oportunidad en Airbus?
-Al aceptar este puesto, estoy liderando el proyecto que comentaba anteriormente, algo que no es fácil para alguien con tan pocos años de experiencia, por lo que era una oportunidad muy difícil de rechazar. Esto ha sido gracias, sobre todo, al haber participado en proyectos similares en España.

-¿Te has marcado algún nuevo reto?
-Mi objetivo es aprovechar esta oportunidad al máximo y volverme a España con el mayor nivel de alemán posible.

-¿Qué piensa tu familia de tu aventura?
-Pues la verdad es que les estoy muy agradecido, porque, desde el primer momento, me han apoyado en cualquier decisión que fuese a tomar y me han aconsejado lo mejor posible. Aunque mi madre y mi novia me preguntan todos los días que cuando voy a volver…

Ha tenido el apoyo de su familia y amigos. / En la imagen, en el Allianz Arena.

-¿Y tus amigos?
-Mis amigos están encantados con que me viniera, así tenían una excusa para pegarse un viaje. ¡De hecho, ya han estado por aquí de visita la mayoría probando la cerveza alemana!

-¿Cuáles son tus planes futuros? 
-Mi plan es volver a Madrid en unos meses, ya que este proyecto tiene principio y fin y es una de las cosas por las que también me decidí a venir. El tener una fecha de regreso te da mucha tranquilidad. Igualmente, espero que esta experiencia en el extranjero me sirva para una posible mejora de contrato a mi regreso.

-¿Piensas volver a Huelva? 
-A Huelva volveré de vacaciones. Eso lo tengo claro. Sin embargo, volver para trabajar allí es casi una utopía. La ciudad está desierta a nivel aeronáutico y más después de haber desaprovechado la oportunidad del proyecto CEUS. Es para hacérselo mirar…

-¿Qué es lo que más echas de menos de Huelva? 
-¡La comida! La dieta aquí es Alemania es muy escasa en pescado y es algo que echo mucho de menos. Y el jamón, por supuesto. Aunque lo que más echo de menos es a mi familia, sin duda.

Recomienda salir fuera para valorar lo que tenemos.

-¿Recomiendas a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España?
-Por supuesto. Si nunca te mueves de tu país es imposible comparar. Muchas veces tenemos la mentalidad de que nuestro país es lo mejor del mundo, -que es probable que sea cierto-, pero también tiene muchas cosas que mejorar. Y si no sales, no puedes aprenderlas. Además, estar un tiempo fuera también sirve para valorar lo que tenemos al echarlo de menos.

-Para terminar: un mensaje a los onubenses. 
-Sobre todo que viajen, ya sea por placer o por trabajo, pero es muy importante que puedan salir fuera para comparar. Y que luchen por nuestra ciudad. A algunos no nos ha quedado más remedio que irnos fuera a buscarnos la vida, pero da mucha pena no tener ninguna esperanza de volver. Ojalá la situación cambie pronto y la gente joven que así lo quiera pueda quedarse en su tierra con un trabajo competitivo.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.