Atlantic Copper ratifica su liderazgo en eficiencia y certifica su Declaración Ambiental Anual

Tras la vigésima primera edición, la compañía sigue consolidando el compromiso con las actuaciones medioambientales, a las que destinó 11,5 millones de euros en 2017.

Redacción. Atlantic Copper, compañía onubense filial del grupo Freeport-McMoRan, ha superado una nueva auditoría medioambiental anual con un descenso en los principales parámetros analizados. Así lo revela la Declaración Ambiental que ha sido auditada y validada por la entidad certificadora AENOR y que la empresa pone a disposición del público interesado en su página web. Esta evaluación positiva pone de manifiesto la madurez del sistema de gestión medioambiental de la compañía, que se ejecuta de forma transversal en las actividades desarrolladas en ella y en el que participan todos sus empleados.

Los proyectos de innovación, siempre presente en la cultura empresarial de Atlantic Copper, ha permitido reducir en un 77% la emisión de partículas y en un 26% las de dióxido de azufre (SO2) en la última década, situándose muy por debajo delos límites establecidos legalmente. Por otra parte, también se redujo significativamente el consumo de agua y energía durante el mismo periodo.

Abejaruco en las inmediaciones de AC.

En 2017 el consumo energético fue de 576 kwh / tonelada de mineral de cobre fundido, lo que supone un descenso del 4,6% respecto a 2016 y superior al 30% en los últimos diez años. En este aspecto, cabe destacar que el Complejo Metalúrgico de Atlantic Copper en Huelva está a la cabeza de las principales fundiciones y refinerías de cobre del mundo en eficiencia energética al registrar el menor consumo unitario. Otro dato destacable en 2017 en cuanto a la optimización de los recursos naturales es la reducción de un 4% del consumo de agua en 2017.


Esta es la vigésima primera Declaración Ambiental presentada por Atlantic Copper, lo que ratifica su compromiso con las actuaciones en esta materia, a las que destinó 11,5 millones de euros en 2017. Con ellas, la compañía continúa con su trayectoria orientada a mejorar su desempeño ambiental de manerapermanente. Para ello, en colaboración con diversas entidades, como la Universidad de Huelva, realiza una fuerte apuesta por la I+D+i, que le permite incluir en sus instalaciones proyectos innovadores que incrementan la eficiencia de los procesos. Desde 1994, Atlantic Copper ha invertido 224 millones de euros en mejoras medioambientales.

Además de las inversiones realizadas, en la consecución de estos objetivos es fundamental la participación y concienciación de toda la plantilla, ya que cada uno de los empleados asume el desempeño medioambiental como una responsabilidad más de su trabajo, de manera que este se desarrolla de forma transversal en todas las áreas de la compañía.


Por otra parte, a través de su Fundación, Atlantic Copper también pone en marcha proyectos que inciden en la educación y la sensibilización medioambiental de la sociedad onubense, como “Escuela de Exploradores”, “Mi marisma, mi escuela” o la adecuación delos ObservatoriosCalatilla-Bacuta y Laguna Grande de Calatilla en el Paraje Natural Marismas del Odiel.

Compromiso con el desarrollo sostenible. La compañía apuesta también por el desarrollo de energías renovables a través de acuerdos de compra de energía (PPA, en sus siglas en inglés) y cuenta con los más destacados sistemas de gestión, como la Certificación ISO 50001 del Sistema de Gestión Energética, la certificación de Sistema Integrado de Gestión Ambiental ISO 14001 o la Certificación IQNetSR10 de Responsabilidad Social, entre otros.

Asimismo, el cobre, principal producto de Atlantic Copper, juega un papel destacado a la hora de afrontar los grandes retos del desarrollo sostenible. Según las previsiones, su consumo mundial irá incrementándose paulatinamente en las próximas dos décadas, siendo uno de los metales más demandados en la actualidad debido a su impacto positivo en la calidad de vida de las personas y en la optimización de los recursos naturales, al tratarse de un metal eternamente reciclable, pudiendo refundirse una y otra vez sin que pierda ninguna de sus propiedades. Hoy en día, el 35% de su consumo corresponde al sector de la construcción; el 24% a electricidad y electrónica; y el 11% a transporte, entre otros.

Actuaciones medioambientales. La compañía, como cada año,mantiene proyectosen materia de sostenibilidad. Para 2018, el Programa de Acción Ambiental incluye 19 metas orientadas, entre otros objetivos, a la reducción de emisiones atmosféricas, mejoras en el efluente líquido, reducción del caudal y reutilización del agua, reducción de la producción de residuos y reducción del consumo energético y de recursos naturales.

Para que esto sea posible, la inversiónambiental prevista para 2018 es de 7,8 millones de euros.

Sistema Integrado de Gestión Ambiental. Atlantic Copper cuenta con un Sistema Integrado de Gestión Ambiental (SIGMA), certificado por AENOR según la norma UNE-EN ISO 14001, desde 1998, y el Reglamento EMAS, desde 1999, a través del cual define sus objetivos, gestiona internamente los aspectos ambientales e implementa su política medioambiental.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.