Bmw

Llega el servicio de taxi para animales a Huelva

La taxista onubense Natividad Cano ha sido la primera de la ciudad en incorporarse a Taxiguau, una iniciativa para facilitar el transporte urbano de mascotas que ya tiene dos localizaciones en nuestra provincia: Cartaya y Huelva capital. La conductora ha asegurado a Huelva Buenas Noticias que "los animales son mi familia".

El taxi de Natividad Cano con la pegatina de Taxiguau.

Enrique Zamora. La entrada de animales en los espacios públicos es ahora un poco más amplia gracias a Natividad Cano y Taxiguau. La taxista onubense ha adaptado su automóvil para el traslado de mascotas en los asientos traseros, lo que la convierte en la primera taxista de Huelva en adoptar esta propuesta nacida en Zaragoza, que poco a poco va esparciéndose por el resto de la península.

Cano, pionera en Huelva, se une a una iniciativa que ya cuenta con otro vehículo en Cartaya. Los dueños de las mascotas ya no tendrán que preocuparse por el transporte de sus animales, que encontrarán todas las comodidades en el único taxi onubense adaptado con cinturones especiales, mantas y comida para los inquilinos. Este vehículo puede diferenciarse del resto gracias a las pegatinas con el logo de Taxiguau en las dos puertas traseras.

Huelva Buenas Noticias ha podido hablar con la taxista, que se muestra inmensamente satisfecha de hacer posible este “sacrificado pero satisfactorio” servicio, e insta al resto de compañeros de trabajo a contemplar esta posibilidad.


Cuenta al periódico que la prestación para animales nace del amor incondicional hacia ellos (tiene cuatro perros), y las ganas de que los propietarios  puedan encontrar facilidades para moverse. “Es algo que me llena, quien tenga animales me comprenderá perfectamente. Al final quieres lo mejor para ellos”. Considera a los animales parte de su familia, y dice estar completamente dispuesta a pesar del trabajo que conlleva mantener el taxi en condiciones óptimas. “Los animales, como es lógico, sueltan pelos, pero el coche se limpia de forma constante y problema resuelto”.

Uno de los clientes en el taxi.

El taxi cuenta con mantas en los reposacabezas, material para limpiar a los animales, que pueden babear, marearse y vomitar “igual que cuando montas a un niño que está enfermo”, así como chucherías y cinturones adaptados para las mascotas, que deben tener las mismas medidas de seguridad que las personas, siendo conscientes de lo que conlleva llevar un animal, “un ser vivo al fin y al cabo”.


A pesar de esta estupenda iniciativa, Natividad Cano reconoce que generalizar este uso en la mayoría de taxis es difícil por temas como alergias y fobias, que pueden crear repulsa o simplemente incompatibilidad con algunos clientes a la hora de montarse en el taxi, por lo que la mayoría de taxistas prefieren no “complicarse”. Sin embargo, según nos cuenta, lo peor es la resistencia de los chóferes por cuestiones de prejuicios sobre la higiene, a los que manda el mensaje de que “el coche puede limpiarse como la ropa en la lavadora o cualquier otra cosa”, y que realmente es una cuestión infundada basada en la comodidad y en la falta de concienciación.

De cualquier modo, la taxista onubense confía en que Taxiguau prosperará como ya lo está haciendo en diferentes puntos de España porque “es un servicio más que debe darse”. Los ladridos en el asfalto onubense están asegurados.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.