El telecontrol de riego, un aliado de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera en la gestión eficaz del agua

Gracias a dos sistemas de telecontrol, uno de bombeo y otro de riego, la Comunidad combate la dispersión geográfica de sus instalaciones de riego y mantiene un control eficiente del consumo de agua.

Sala de telecontrol en la sede social de la Comunidad.

HBN. Con un perímetro de riego de 3500 hectáreas, 1200 agricultores y 500 socios, la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera representa el cien por cien de la superficie de la localidad palerma y gran parte del término municipal de Moguer.

Debido a la dispersión geográfica de sus instalaciones de riego y a la necesidad de mantener un control sobre el consumo de agua, la comunidad apuesta por el empleo de la más moderna tecnología de telecontrol, aplicada tanto a sus estaciones de bombeo como de riego, lo que asegura el correcto funcionamiento de sus instalaciones.

A través del sistema de telecontrol de bombeo se controlan las tres estaciones de impulsión; este elemento permite a la comunidad poder iniciar y pausar las diferentes bombas de agua, además de conocer el caudal bombeado, las presiones de trabajo o el consumo energético, datos muy útiles para lograr una mejor optimización.


La Comunidad en la actualidad, cifra su consumo de agua en unos quince millones de metros cúbicos anuales.

Interconectado con este, se encuentra el sistema de telecontrol de riego, el cual posibilita el conocimiento del estado de la red de riego y de agua potable. El conocimiento de las presiones en los distintos puntos de la red, el caudal instantáneo y el volumen acumulado consumido son las principales funciones de este sistema.

Todas estas variables, tanto del sistema de telecontrol de bombeo como el de riego, se registran en un equipo informático instalado en la Sede Social, donde se almacena toda la información y se hace posible la realización de informes y gráficas gracias a todos los valores registrados. Cualquier anomalía que se produzca en ambos sistemas provoca el envío de una alarma vía SMS a los móviles de guardia, lo que acelera la resolución de las incidencias.


El sistema de telecontrol tiene comunicación directa con la radio UHF.

“Creemos que el futuro para ahorrar costes es la autoproducción, tanto para ahorrar energía como para hacer más rentable la distribución de agua”, apunta Fernando Sánchez, gerente de la Comunidad. Actualmente, las 3500 hectáreas están divididas en tres sectores de riego, unas 1100 hectáreas en cada sector. Cuentan con dos balsas generales de distribución, canales de filtración, un parque de más de 750 contadores tanto de agua de riego como de agua potable y una red de distribución que supera los 200 km.

Con el paso del tiempo, desde que se ejecutasen las obras de modernización de la Comunidad, la tecnología empleada se ha mejorado, por ello, aún contando en su día con un sistema de telecontrol vanguardista, se ha evolucionado hasta el punto de que, sin ser obsoleto, el actual sistema de telecontrol vía cable se ha visto superado por los nuevos sistemas vía radio, por lo que la Comunidad ya ha adaptado dos de sus tres sectores de riego a esta tecnología, quedando el Sector I pendiente de actualización, y permaneciendo a la espera de contar con líneas de ayuda para esta inversión tecnológica, que redunda en un mayor control en la gestión y ahorro de un recurso tan escaso como el agua.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.