Anillamiento de dos aguiluchos cenizos en Huelva  

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio colaboran en esta iniciativa con miembros de SEO/BirdLife.

Imagen del anillamiento.

Redacción. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha participado de una iniciativa de SEO/BirdLife para marcar con emisores GPS cuatro ejemplares de aguilucho cenizo  (Cyrcus pygargus), dos en Huelva y dos en Jaén.

La actuación forma parte del programa Migra, cuyo eje central este año es esta especie rapaz de tamaño medio catalogada como vulnerable. El coordinador del Programa de Seguimiento y Conservación del Aguilucho Cenizo en Andalucía, Miguel Garrido, ha integrado el equipo de trabajo para este marcaje pionero. Los técnicos sabían que las poblaciones españolas de aguilucho cenizo invernan en el Sahel africano, pero hasta ahora no se habían marcado con sistemas GPS para conocer con todo detalle los movimientos y migración de este ave, sus zonas de campeo en España, las zonas de invernada en África y los lugares donde para a descansar durante sus viajes migratorios.

Migra incluye en 2018 el marcaje aguiluchos cenizos en distintas provincias españolas, con la colaboración, asimismo, de Fundación Iberdrola España, para conocer la migración y los movimientos de las aves de España. En Andalucía se ha colocado emisores GPS-GSM a cuatro hembras reproductoras.


La mayor parte de las parejas de aguilucho cenizo en Andalucía se localizan en zonas de cultivo de cereal, aunque también habitan en marismas mareales de Huelva y Doñana. Los técnicos y ornitólogos locales han marcado un ave en el Paraje Natura Marismas del Odiel, en Huelva, y tres en zonas cerealistas de Huelva y Jaén.

Los ejemplares portan dispositivos de seguimiento remoto, que toman su posición con un GPS cada 10 minutos y envían los datosa través del sistema GSM como si de un teléfono móvil se tratase. De esta manera se conoce en todo momento los movimientos de estas aves y se podrá determinar con detalle sus áreas de campeo durante la época reproductora, así como sus rutas migratorias, zonas de parada en la migración, zonas de invernada y fenología migratoria.


Aguilucho cenizo.

El aguilucho cenizo. El aguilucho cenizo está catalogado como ‘Vulnerable’ en Andalucía y forma parte del grupo de especies que están incluidas dentro del Plan de Recuperación y Conservación de Aves Esteparias aprobado en 2011. Por ello, el marcaje de aguiluchos es imprescindible para conocer las zonas y el hábitat que emplea esta especie, no solo durante la cría en nuestras latitudes, si no también durante el resto del año.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio mantiene activo un programa específico de Seguimiento y Conservación del Aguilucho Cenizo. En mayo se centra en la localización de nidos en las colonias identificadas en abril. Para esta labor se hace uso de las nuevas tecnologías mediante el uso de ‘smartphones’ y de drones, para evitar molestias. Durante este mes también se realiza la ardua labor de localización de propietarios y se realizan los primeros contactos con cooperativas y cosechadores para saber cuándo iniciarán la campaña de cosecha del trigo -previsiblemente a finales de mayo. La colaboración de los agricultores y cooperativas también resulta fundamental. Las actuaciones sobre los nidos se realizan en junio y la medida principal es la demora de cosechas, con más de un 85 por ciento por ciento de éxito.

Ahora, gracias al marcaje de estos aguiluchos cenizos y de otros marcados con GPS esta temporada por toda la geografía española en el marco del programa Migra, conoceremos con todo detalle sus movimientos y su ecología espacial, lo que permitirá establecer unas adecuadas medidas de conservación para garantizar el futuro de esta amenazada especie.

El programa Migra. El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola España, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. Gracias a esta iniciativa se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año. La Fundación Iberdrola España colabora con este programa en el marco de su actividad en apoyo de la biodiversidad, una de sus principales áreas de actuación.

Actualmente el programa Migra cuenta con 930 aves marcadas, de 32 especies distintas, de las que han proporcionado información de utilidad 509 aves, de 31 especies. Este programa cuenta con más de 300 colaboradores y 50 entidades colaboradoras en España y en el extranjero.

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.