Diego Díaz Hierro, ¿un legado olvidado? La faceta periodística del Cronista de Huelva

Investigador incansable, este profesor, historiador y escritor onubense dejó un importante legado. Una trayectoria de la que, a veces, se ha olvidado su relación con la prensa de la época, con la que colaboró de forma constante, especialmente en el diario 'Odiel', además de haber acumulado un fondo que hoy constituye el corazón de la Hemeroteca Municipal de Huelva. Cuando se cumplen 39 años de su fallecimiento, hoy recordamos algunos de sus artículos más significativos.

El onubense Diego Díaz Hierro fue conocido principalmente por su faceta de historiador.
El onubense Diego Díaz Hierro fue nombrado Cronista de Huelva.

Mari Paz Díaz. El pasado 7 de julio se cumplían 39 años desde la muerte del que fuera Cronista de Huelva, Diego Díaz Hierro. Escritor, profesor, historiador y amante de la prensa, su legado es todavía incalculable, por lo que hemos considerado que la ocasión merece una mirada a una figura de la que, a pesar de algunos homenajes, -como el que le brindaron en 2012, con motivo del centenario de su nacimiento, los institutos Diego de Guzmán y Quesada y La Rábida, donde impartió clases-, quizás Huelva no haya sido del todo justa con su labor. Una afirmación que podría representarse por el estado en el que se encuentra su vivienda, situada en pleno centro de Huelva capital, puesto que, a pesar de diferentes proyectos para su recuperación, ninguna de esas ideas han visto la luz. Al menos por el momento. 

Acto de presentación del programa de actividades del I Centenario del Nacimiento de Diego de Díaz Hierro, celebrado en la Plaza Diego Díaz Hierro de Huelva el 24 de septiembre de 2012.

Un artículo que, en esta ocasión, quiere mirar a la enorme relación que Díaz Hierro mantuvo a lo largo de su vida con la prensa de la época, con la que colaboró y en la que publicó innumerables textos. Muchos de los cuales aún son recordados. Eso sí, debemos advertir al lector contemporáneo que su estilo sorprendería al ciudadano de hoy, pero hay que tener en cuenta los gustos de la época en la que le tocó vivir, donde los cánones imponían un estilo más barroco. Una mirada a su faceta periodística con la que hoy queremos recordar esta figura imprescindible de la cultura de la Huelva del siglo XX.

Fachada IES La Rábida, un referente del patrimonio onubense. /Foto: Jesica Berrio.
Fue profesor del IES La Rábida y del Diego de Guzmán y Quesada. / Foto: Jesica Berrio.

Para comenzar, hay que recordar que Diego Díaz Hierro (Huelva, 21 de septiembre de 1912 – 7 de julio de 1979) hizo sus primeros estudios en el Colegio de Padres Agustinos de Huelva, y el Bachillerato en el viejo Instituto ‘La Rábida’, pasando después al Seminario Pontificio de Sevilla, ciudad donde comenzó la carrera de Filosofía y Letras, que terminó en 1944 en Madrid, donde se quedaría hasta 1948 como ayudante de Cátedra de Literatura y Lengua Latina. También fue profesor en la Universidad de Sevilla durante tres años y luego se incorporó al claustro de profesores del Instituto de Enseñanza La Rábida de Huelva, pasando después al Instituto Femenino de Bachillerato. En concreto, fue a partir de 1948 cuando imparte sus clases en Huelva, primero en el nuevo Instituto ‘La Rábida’ y después en el femenino ‘Diego de Guzmán y Quesada’, retirándose de la enseñanza en 1976 para dedicarse con exclusiva a su tarea investigadora.


Fue miembro de la Real Academia de la Historia.

Fue Cronista Oficial de Huelva, correspondiente de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y la Real Academia de la Historia. En concreto, en 1957, fue votado como académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. Luego, en 1968, fue miembro de número del Instituto del Sur de España y el 26 de junio de 1972 fue designado, en sesión extraordinaria, correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Cartel del homenaje realizado a Díaz Hierro en 2012 con motivo del centenario de su nacimiento.

En definitiva, su actividad se canalizó en tres vertientes: literaria, historiográfica y periodística, siendo esta última su faceta menos conocida, de ahí que hayamos querido ponerla de manifiesto en esta ocasión, dado que en las diferentes reseñas de su vida sólo se le cita por algunas de sus colaboraciones en el antiguo diario Odiel. Sin embargo, su relación con la prensa fue mucho más. Incluso,también realizó crónicas en emisoras de radio, como Radio Sevilla.


El diario ‘Odiel’ fue el único diario de Huelva desde 1942 a 1983.

Pero, es cierto que la mayor parte de su producción periodística se produjo en el Odiel. Y fue así por la sencilla razón de que era el único diario de Huelva, la única cabecera onubense posible para hacer sus colaboraciones. Concretamente, Odiel, ‘Diario gráfico independiente de información general’, nació el 31 de diciembre de 1935 con Dionisio Cano López como fundador. Durante su primer año de vida, el periódico fue afín a la CEDA, pero, a partir del 1 de agosto de 1937, pasó a ser un órgano de la FET y la JONS. Esta conversión propició que Odiel entrara a formar parte de la Cadena de Prensa del Movimiento desde el 13 de julio de 1940, pasando de este modo a ser un medio de comunicación del Estado.

Díaz Hierro también utilizó varios seudónimos a lo largo de su carrera.

La relación de Diego Díaz Hierro con el diario Odiel fue extensa y se desarrolló prácticamente durante toda su vida. Desglosar cada uno de los artículos firmados por Díaz Hierro en Odiel sería una tarea prácticamente imposible, dada su intensa actividad. Y es que fue un trabajador incansable, firmando columnas y apartados muy diversos. Y no sólo eso. Si miramos el archivo del periódico encontraremos muchos artículos de Díaz Hierro, pero también, en ocasiones, ocultó su identidad tras los seudónimos de ‘Pedro de la Estrella’ y ‘Alfredo Palencia’. En general, la temática de los artículos Diego Díaz Hierro en el diario Odiel se centraba en la cultura y las tradiciones, tal y como se plasmó en numerosas secciones que firmó el escritor, especialmente desde mediados de la década de los cincuenta hasta inicios de los años setenta.

El Parque Moret fue uno de los temas tratados en esta sección sobre Huelva.

Sección ‘Temas de Huelva’. Entre las secciones más emblemáticas redactadas por Diego Díaz Hierro en Odiel se encontró ‘Temas de Huelva’, donde tenía cabida una miscelánea de cuestiones. Prácticamente cabía todo en este espacio. De este modo, en ‘Temas de Huelva’ habló de lugares tan emblemáticos como ‘El Parque Moret’ (3 de octubre de 1964) o sobre instituciones muy destacadas en la ciudad, como ‘El Ateneo de Huelva’ (23-2-1964), Temas de Huelva. Ensayo histórico de los Servicios de Correos (11 y 30/10/1964), sin olvidar cuestiones relacionadas con la nostalgia y la Huelva de antaño: ‘Una excursión por la historia de nuestro veraneo’ (10/07/1963), que es narrado en varios capítulos a lo largo de la temporada estival de ese año. E incluso encontramos algunas anécdotas de la historia onubense, como ocurre con los artículos ‘¿Fue Huelva la primera población de España que usó en la mujer el nombre de María de la Soledad?’ (04/03/1956) u ‘Homenaje a don Francisco de Gálvez y Palacios, creador de la primera librería de Huelva’ (23/04/1959), entre otros.

Instituto Diego de Guzmán y Quesada.

La educación. En cierto modo, los artículos de Diego Díaz Hierro reflejaban el modo de vida y las prioridades del historiador. Por este motivo, el oficio de profesor estuvo muy presente en sus creaciones, prueba de su dedicación profesional a la enseñanza. Lo hizo, sobre todo a través de comentarios que venían a difundir la historia de los centros educativos onubenses. Fue el caso de ‘Cúmplese hoy el primer centenario de la creación del Instituto de Enseñanza Media. Cien años’ (13/06/1956) y ‘Remembranzas del colegio de los Padres Agustinos’ (03/09/1958). E incluso se refirió a este Instituto Diego de Guzmán y Quesada. Lo hizo en tres artículos ya en la última etapa de su vida: 

  1. Huelva y el Apóstol Santiago’ (16/03/1973).
  2. A la caza de una digna y apropiada titulación para nuestros centros docentes y culturales, que aún permanezcan innominados’ (16/02/1975).
  3. Continúa sin rotulación alguna el instituto femenino de Bachillerato’ (30/04/1976).

Como se puede comprobar, a veces no dudaba en hacer una crítica sobre algún tema que no considerara que fuera correcto, como sucede con el nombre del instituto femenino. No en vano, a Díaz Hierro se le debe que este centro educativo lleve el nombre de Diego de Guzmán y Quesada. Entre las secciones que firmaba Díaz Hierro en tono de opinión se encontraba la columna ‘Retratos al minuto’.

Portada del libro ‘Historia de la Imprenta de Huelva’ de Díaz Hierro. / Foto: Iberlibro.

El periodismo. Su relación con el periodismo también le llevó a investigar sobre asuntos relacionados directamente con la comunicación. Sucede con varias entregas sobre la Historia de la Imprenta de Huelva, una cuestión que ampliaría en una de sus obras más llamativas que lleva este mismo nombre y que fue la primera vez que en Huelva se investigaba sobre esta cuestión. Era algo pionero, por tanto (ver ‘Introducción de la imprenta en Huelva’, 21 – 24 abril 1970). De hecho, los artículos y la edición del libro se produjeron casi al unísono, teniendo en cuenta que su libro Introducción de la imprenta en Huelva. Tipografía Girón. Huelva, 1970 se editó ese mismo año.

Historia de las calles y plazas de Huelva. Pero no será la primera vez que suceda esto. Sin duda, uno de los libros más conocidos de Diego Díaz Hierro es su Historia de las calles y plazas de Huelva. Tomo I y II. Huelva, 1990. Esta publicación, de hecho, recoge gran parte de los artículos que el escritor dedicó a las calles y plazas de Huelva en el diario Odiel en los años sesenta y setenta. Así ocurre, por ejemplo, con artículos como éstos:

– La Casa de la Chanca de la esquina de la calle Bocas (9 de abril de 1965).
– La Placeta (19/03/1970).
– La Calle Concepción, a la que dedica varias entregas en la primera mitad de 1969.
– El Antiguo Barrio Brasil (12/03/1969).
– La Calle Duende (27/03/1969).
– Antigua calle Botica, hoy Mora Claros en varias entregas a finales de 1970.
– Calle Méndez Núñez, también varios reportajes a finales de 1970.

Libro ‘Historia de las calles y plazas de Huelva’ de Diaz Hierro. / Foto: amazon.

En concreto, la sección ‘Historia de las calles de Huelva’ propiamente dicha parece surgir a finales de 1968, aunque era una idea que tenía en la cabeza desde hacía años, como expone en un artículo a toda página difundido el 29 de diciembre de ese año, en 1968.

Es más, desde mediados de los años sesenta, Diego Díaz Hierro tuvo otra sección en el diario relacionada con esta cuestión, aunque en ocasiones también se recordaran anécdotas de la historia onubense patrimonial. Se llamaba ‘Casas, cosas y casos’, donde analizó, por ejemplo, la Casa del Diablo de Huelva o la calle San Sebastián, etcétera.

Su interés por el patrimonio. No en vano, el patrimonio histórico onubense estuvo entre las cuestiones predilectas de Díaz Hierro en su colaboración con la prensa escrita. Es más, recopilar todas las ocasiones en las que se refirió a esta cuestión es una ardua tarea, ya que fue una constante a lo largo de su trayectoria. Lo hizo de forma independiente o dentro de secciones, como las de ‘Temas de Huelva’ a los que ya hemos aludido. Algunos ejemplos son los siguientes:

Parada de taxis en la Plaza de las Monjas.
Parada de taxis en la Plaza de las Monjas.

-Algunas facetas históricas del Monasterio de Santa María de Gracia (28/08/1958).
-Obras realizadas en la Parroquia Mayor de San Pedro (28/09/1960).
-Varios artículos sobre la Parroquia Mayor de San Pedro a inicios de 1970.
-Temas de Huelva. El derribo de San Francisco (23 y 25/09/1964).
-El Barrio de San Sebastián, en el seno de la historia (17/01/1965).
-Informe sobre nuestra S.I. Catedral Provisional, joya del arte barroco (24/10/1965).
-Huelva y sus monumentos conmemorativos (09/02/1966).
-La Plaza de las Monjas, analizada en varias entregas en el último tercio de 1966 e inicios de 1967.
-Monumento a la Fe Descubridora (01/08/1971).
-El Teatro Mora, entregas que se difundieron a finales de 1967. Precisamente, unos años después, en los años setenta, Díaz Hierro hizo un recorrido por las obras de los Hermanos Álvarez Quintero en el periódico.

Imagen de las Fiestas Colombinas cuando se celebraban en el Muelle.

Huelva y América. Y, por supuesto, no faltaron en sus artículos difundidos en el diario Odiel las dedicatorias al papel jugado por los onubenses en el Descubrimiento de América, teniendo en cuenta que era un tema omnipresente en la España de la época. Algunos reportajes sobre este tema fueron:

  • Colombinas: conmemoración de la gloriosa efemérides el 3 de Agosto (1/08/1965)
  • Influencias del descubrimiento y colonización de América en la literatura ascética (31/08/1968).
  • De Huelva descubrieron América. Lo que hizo Huelva para la Declaración Nacional (12/10/1968)
Cristo de la Humildad.

Su profundo sentir religioso. Aunque si existió un tema predilecto para Diego Díaz Hierro a lo largo de su vida fue la Semana Santa de Huelva, teniendo en cuenta que contaba con un profundo sentir religioso y era muy cofrade. La lista de artículos y reportajes sobre este asunto en el diario fue muy amplia. Algunos de ellos fueron:

  • Índice de las antiguas Cofradías de Huelva (22/12/1955)
  • Índice de las antiguas Cofradías de Huelva. Las de gloria más modernas. Las de penitencias (23/12/1955)
  • Historia de la iconografía Mariana Onubense (09/02/1958)
  • Huelva y la Santa Cruz. La Cruz de la placeta tenía una fervorosa hermandad (06/05/1956)
  • El Santísimo Cristo de la Columna. Su devota capilla (22/03/1961)
  • Piedad y arte en ella desde sus orígenes hasta la fundación (13/11/1960)
  • Conmemoración litúrgica de la Redención, en la Historia Onubense (13 y 22/03/1964)
  • Fervorosa e Ilustre Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y la Virgen de la Victoria (20/03/1970).
Las Fiestas de San Sebastián de Huelva se celebran en el mes de enero.

En esta misma línea, Díaz Hierro fue un orador único de las fiestas y tradiciones de Huelva, puesto que relató en el diario Odiel los orígenes de las principales manifestaciones onubenses, ya fueran las fiestas patronales de la Virgen de la Cinta y de San Sebastián, El Rocío o el Corpus, entre otras. Fue el caso de reportajes como éstos:

San Sebastián

  • Patronato en Huelva del Señor San Sebastián. Breve memoria de las epidemias (14/01/1956)
  • Patronato en Huelva del Señor Sebastián. El más antiguo testimonio documental de la existencia (18/01/1956)
  • Patronato en Huelva del Señor San Sebastián. con solemnes funciones religiosas (20/01/1956)
  • Las fiestas de San Sebastián, último bastión del casticismo onubense, que hay que defender (19/01/1958)
  • Mañana, festividad del Patrón de Huelva (19/01/1969), que apareció en portada, una de las aspiraciones de todo periodista.
La Virgen durante su Bajada.

Virgen de la Cinta

  • Historia de la Novena en honor de Nuestra Señora de la Cinta (27/08/1957)
  • Historia de la Novena en honor de Ntra. Sra. de la Cinta. El primer libro impreso (28/08/1957)
  • Historia de la Novena en honor de Nuestra Señora de la Cinta (29/08/1957)
  • Notas históricas sobre el retablo de Ntra. Sra. de la Cinta (31/08/1960)
  • Comentario ante la celebración en este año de la festividad de Nuestra Sra. de la Cinta (30/08/1965)
Hizo una enorme difusión a las fiestas de Huelva, como El Rocío. / Imagen de la fototeca del diario Odiel conservada en la Junta de Andalucía.

Virgen del Rocío

  • Origen de los tres días de verbena que preceden a la salida de la Hermandad (21/05/1958)
  • Nuestra Señora del Rocío gozo y salud de los enfermos (14/05/1959)
  • Un poco de historia ante la construcción del nuevo Santuario del Rocío (30/05/1963)
  • La duquesa Cayetana de Alba y el Palacio del Rocío (04/10/1963)

Otras manifestaciones religiosas del calendario festivo

  • La Custodia procesional del Corpus onubense, a través de los siglos. De tres magníficas (06/06/1958)
  • Del mismo modo tampoco olvidó fechas señaladas como la Navidad o la devoción a la Virgen del Carmen en Huelva.
Murallas de Niebla.

En cualquier caso, es cierto que Díaz Hierro se centró en Huelva capital, pero en, algunas ocasiones, también se fijó en sus artículos en la provincia. Así sucede, por ejemplo, con motivo de las fiestas de Minas de Riotinto en honor de Santa Bárbara, la Iglesia de San Jorge en Palos de la Frontera o una especie de artículo de opinión sobre “Sí y no a la idea de la celebración del VI Centenario de la creación del Condado de Niebla” (22/10/1968). Eso sí, en comparación con su producción sobre Huelva capital, las referencias a la provincia fueron pocas.

Personajes onubenses. Junto a sus artículos o comentarios de actualidad, Diego Díaz Hierro también cultivó otros géneros periodísticos. Así sucedió con sus genuinas entrevistas a personajes populares de Huelva, una sección que se hizo muy conocida. No en vano, este onubense solía destacar la importancia de algunas figuras muy representativas de Huelva en diversos campos, ya fuera la literatura, la docencia o la misma historia.

Manuel Siurot.

Así sucedió con el pedagogo Manuel Siurot, el escritor José Manuel de Lara, el médico y escritor Rogelio Buendía (12/09/1969), el político José Tejero o el profesor José Cádiz Salvatierra. Muchos de ellos aparecieron bajo la sección genérica titulada ‘La ciudad y sus hombres’.

Recuperó a figuras como Jacobo del Barco.

En esta línea difundió dos secciones. La primera titulada ‘Historiadores Onubenses’, donde hacía un repaso a la biografía de algunos personajes emblemáticos de la historia de Huelva, como fue el caso de Antonio Jacobo del Arco, al que dedicó varias entregas a lo largo del año 1963. O, bien, sobre escritores, como “Otro libro de José Manuel de Lara. Para todos los enamorados” (13/08/1964). De hecho, también en esta misma época (desde finales de 1965 y el año 1966) firmó el apartado sobre literatura titulado ‘Las Musas y nosotros. Poetas en la historia de Huelva’

La revista literaria onubense ‘Chabola’. / Centro Virtual Cervantes.

Sus creaciones literarias en Odiel. Pero además de cultivar géneros puramente periodísticos, Díaz Hierro también se decantó en las páginas del periódico por publicar algunas de sus creaciones literarias. Así lo hizo en unas páginas literarias que tenía el diario y que dirigía Rafael Manzano, redactor jefe del diario y creador de revistas onubenses, como Chabola (1942). Entre 1940 y 1950 pasaron por esta sección escritores de la talla de Leopoldo Urritia, José María Morón, Adriano del Valle, Eduardo Marquina, Domingo Manfredi Cano, Manuel Chaparro, Francisco Garfias o Jesús Arcensio, junto al propio Díaz Hierro. Uno de sus versos fue ‘Mientras lo hago todo la rosa…’ (21/03/1962). Es más, Díaz Hierro también hizo de crítico literario, firmando la sección ‘Libros’.

Como se puede comprobar, Diego Díaz Hierro hizo un poco de todo y mostró interés por infinidad de temas en las páginas de Odiel. Y, sobre todo, hay que destacar su persistencia en el sentido de que mantuvo esa colaboración en las páginas del diario durante décadas, cosa que no es nada fácil. En cualquier caso, sus temas predilectos fueron la historia de Huelva y todas sus vertientes, sin olvidar que el abanico de secciones fue tan amplio que a veces mantuvo varios apartados diferentes al unísono.

Dos ejemplares de la revista ‘Camino’. / Foto: Hemeroteca Ayuntamiento de Huelva.

Además, junto a sus artículos en el diario Odiel, resulta impresionante su participación en numerosas revistas y mazagines onubenses difundidos en Huelva entre los años cuarenta y setenta, gacetas que en muchos casos llegó a dirigir. Primavera en Huelva. Pasión (1940), Colombinas (1944-1956), La Niña (1954) o Camino (1958-1959) son sólo algunos de los títulos en los que encontramos una implicación de Díaz Hierro. Y, todo ello, sin olvidar que por su labor histórica, poética y periodística, Diego Díaz Hierro fue un personaje habitual en la prensa de la época, especialmente en los últimos años de su vida, a través de entrevistas y comentarios. Además, gracias a su labor, hoy podemos conocer la existencia de muchos periódicos onubenses, algunos de los cuales sólo tenemos constancia de su difusión a través de sus estudios. 

Web del Fondo Díaz Hierro.
Web del Fondo Díaz Hierro.

Por último, su extraordinario archivo y biblioteca fueron legados a su muerte a la ciudad. Su contribución configura un patrimonio documental único, fechado durante los siglos XIX y XX que se inicia con Eco del Odiel (1837), aunque destacan sus colecciones de La Provincia y Diario de Huelva, junto a todo tipo de gacetas. Cabeceras que se conservan en el Archivo Municipal de Huelva, en la Casa Colón, que en los últimos tiempos ha realizado un importante esfuerzo para digitalizar estos recursos hemerográficos y ponerlos a disposición de los ciudadanos a través de su página web, donde se puede consultar parte de estas publicaciones periódicas con su descripción correspondiente.

A Díaz Hierro le debemos contar con una importante colección hemerográfica de la prensa onubense. / En la imagen, el diario ‘La Provincia’ conservado en el Archivo Municipal de Huelva.

El volumen de su legado es impresionante, puesto que se compone de 1386 carpetas (Archivo personal), 10.286 libros (Biblioteca), 314 cajas (correspondientes a 444 títulos de publicaciones periódicas), 30 uds. (obra pictórica). Documentos acumulados por el propio Diego Díaz Hierro en el transcurso de su labor investigadora, junto a otros de carácter familiar y privado. Conservado en principio en la casa del propio historiador, fue trasladado en 1993 a las dependencias del Archivo Municipal, después de haber sido donado al Ayuntamiento de la capital en 1989 tras un acuerdo con los albaceas.

Concentración frente a la vieja casa de Diego Díaz Hierro.
Concentración frente a la vieja casa de Diego Díaz Hierro.

En definitiva, este onubense es una figura fundamental del periodismo en Huelva, pues colaboró en numerosas publicaciones, muchas de las cuales se han recuperado gracias a su labor de conservación. Por este motivo, se ha lanzado en diversas ocasiones la idea de crear la Casa-Museo Diego Díaz Hierro, en las dependencias de su vivienda particular, situada en la esquina de las calles Fernando el Católico y San Cristóbal. Sin embargo, por el momento, parece que el proyecto se encuentra aparcado, a pesar de algunas reivindicaciones, como la realizada por Platalea en el año 2013, que organizó una concentración ante la fachada de su casa para pedir su recuperación. En cualquier caso, con este artículo hemos querido recordar la figura de Diego Díaz Hierro, al que Huelva le debe su enorme labor divulgativa de la historia local. Un legado que no debe perderse.

(*) Este reportaje es un extracto de la conferencia ofrecida en el IES Diego de Guzmán y Quesada de Huelva en 2012 en el marco de las actividades conmemorativas del I Centenario del Nacimiento de Díaz Hierro.



One Response to "Diego Díaz Hierro, ¿un legado olvidado? La faceta periodística del Cronista de Huelva"

  1. diego   16 julio 2018 at 12:37 am

    Mi inolvidable profesor de Literatura. Pocos han hecho tanto por Huelva y su casa en la más absoluta ruina, suerte que el legado se puso a buen recaudo.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.