Almonte ratifica su apoyo a la asociación Rocío para el Sahara

Un total de ocho niños saharauis pasarán el verano en el municipio gracias al programa "Vacaciones en paz".

Recepción de niños saharauis en Almonte.

Redacción. El Ayuntamiento de Almonte ha renovado su convenio de colaboración con la asociación Rocío para el Sahara con el objetivo de facilitar la labor que desarrolla esta entidad en apoyo a la población saharaui que vive en los campamentos de refugiados de Tinduf, fruto de la cual un total de ocho niños saharauis ya han llegado a Almonte para pasar el verano en el municipio en el marco del programa “Vacaciones en paz” que pone en marcha cada año la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Huelva.

El acuerdo ha sido rubricado en el consistorio por la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, y la presidenta de la asociación, Salud Boixo, en un acto que también ha contado con la presencia del presidente de la citada federación provincial, Luis Cruz, y en el que se ha llevado a cabo una recepción oficial a los ocho niños que pasarán el verano en Almonte con otras tantas familias de acogida de la localidad.

La alcaldesa ha dado la bienvenida a estos niños, a quienes ha deseado que pasen un buen verano en Almonte, al tiempo que ha agradecido la solidaridad de las familias de acogida y de la asociación Rocío para el Sahara, que «de forma generosa y solidaria mantiene su compromiso con “Vacaciones en paz” y hacen posible que este programa pueda llevarse a cabo en el municipio», ha subrayado.


Firma del convenio con Rocío para el Sahara.

Ello también es posible gracias a la contribución del Ayuntamiento de Almonte, para lo que precisamente firma este convenio, a través del cual el consistorio aporta «una ayuda económica a la asociación para el desarrollo no sólo de “Vacaciones en paz”, sino también del otro gran programa de la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui, Caravana por la Paz», ha destacado la teniente de alcalde delegada de Servicios Sociales, Carolina Cabrera.

«Con este apoyo contribuimos, por un lado, a que niños y niñas saharauis pasen el verano alejados de las altas temperaturas y de la dureza de los campamentos de refugiados y puedan pasar las revisiones médicas necesarias, y por otro lado, al envío de alimentos a Tinduf para que puedan tener la alimentación necesaria durante su estancia en los campamentos», ha continuado Cabrera.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.