Intervenida una gran cantidad de pescado que era transportado sin ninguna garantía higiénico-sanitaria en San Bartolomé de la Torre

En total se han aprehendido 11 kilos de mojarras, 15 kilos de sardinas, 20,5 kilos de boquerones y 10,5 kilos de morralla, todo en mal estado de conservación.

Imagen de la operación.

Redacción. La Guardia Civil ha intervenido 57 kg. de pescado en mal estado de conservación. Las investigaciones comenzaron cuando los agentes del Puesto de San Bartolomé de la Torre tuvieron conocimiento hace unas semanas, de que una persona venía a diario a la población con pescado destinado a la venta ilegal.

Tras gestiones realizadas, se llegó a averiguar los datos del vehículo que transportaba la mercancía e incluso el lugar de la costa donde se adquiría.

Finalmente cuando los agentes realizaban un punto de verificación destinado a garantizar la Seguridad Ciudadana en la carretera HU-9013 (San Bartolomé – Tariquejo), localizaron al vehículo implicado en dichos hechos, cuyo conductor al percatarse de la presencia policial, frenó bruscamente en varias ocasiones, poniendo en peligro a los conductores que circulaban detrás de él.




Una vez que el turismo detuvo la marcha, se pudo observar, que éste arrastraba un remolque totalmente abierto, sin ningún tipo de capota o techo, y que tenía algunas partes en mal estado con óxido, desprendiéndose un fuerte olor a pescado.

Inspeccionado su interior, fueron halladas varias cajas de corcho y plástico que contenían pescados de diferentes especies y tamaños, sin ningún tipo de etiqueta o factura que demostrara su procedencia, por lo que se puso en conocimiento de la Central Operativa de la Guardia Civil (062),  para que trasladaran la información a los inspectores de pesca de la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía y acudieran al lugar.

En total se han aprehendido 11 kilos de mojarras, 15 kilos de sardinas, 20,5 kilos de boquerones y 10,5 kilos de morralla, todo en mal estado de conservación, debido a que era transportado en un vehículo no isotermo incumpliendo cualquier norma de Sanidad, además de que parte de la mercancía era pescado inmaduro.

Una vez allí, los inspectores de pesca de la Junta de Andalucía,  intervinieron el pescado y confeccionaron las correspondientes actas-denuncia por infracción a la Ley 1/02 de pesca marítima en Andalucía. 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.