La Huelva del IV Centenario del Descubrimiento

La directora del Archivo Municipal de Huelva, Lola Lazo, nos descubre los secretos y detalles de esta bella fotografía, que nos muestra el aspecto que tendría la ciudad de Huelva en la celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América (1892), fecha de la imagen.

Paseo Santa fe, Calle Puerto. Teatro Colón.
Paseo Santa Fe, Calle Puerto. Teatro Colón.

Lola Lazo. Hace tiempo que una fotografía de Huelva no me sorprendía tanto como la que hoy traigo a estas páginas. A simple vista, cuesta reconocer en esta imagen de casitas bajas y extraordinaria blancura a la ciudad de bullicio y altos edificios en la que se ha convertido.

Una inmensa paz se transmite desde este terraplén sin asfaltar, donde las huertas se meten en pleno cogollo de la villa, ya ciudad para este momento.

Empecemos desde el fondo: se divisan en él  lenguas de agua, la ría, y tras de ella, enhiesta y orgullosa de su pasado como defensora de la Boca de la Barra, la torre almenara de la Arenilla, y frente a ella, la de Punta Umbría, mandadas a construir por Felipe II y Felipe III desde Gibraltar a Ayamonte, con la finalidad de impedir las incursiones de piratas y corsarios: testimonios escritos existen en este Archivo Municipal de los rehenes apresados en este lugar, y después si había suerte, rescatados por la Orden de la Merced en su redención de cautivos.




Pasada la fina línea del horizonte que es la desembocadura de los dos ríos, aparece una alfombra de esteros y marismas, que casi muerden el casco urbano: las desecaciones y aterramientos no se realizan hasta varios años después. Así que calles como la de los Tumbaos, la Plaza Niña, aún ni se barruntaban.

Es, ni más ni menos, el aspecto que tendría nuestra ciudad en la celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América, fecha en que datamos la fotografía.

Al fondo, lindando con la marisma, un edificio de gran tamaño, formas lineales y simétricas, y cierto aspecto militar que le otorga la garita de la cubierta. Quede aquí la incógnita  por si alguien pudiera identificarlo.

1. Cárcel.
1. Cárcel.

Un poco más adelante y a la izquierda, el convento de San Francisco (1), en ese momento, ya convertido en cárcel. El edificio tuvo muchos usos, coexistiendo la prisión con la iglesia, donde se celebraban misas a las que podía asistir la población reclusa a través de una ventana que se abrió al efecto. También fue casa de niñas expósitas y Juzgado de Primera Instancia, y finalmente sede de las Escuelas del Sagrado Corazón de Manuel Siurot, todo con las consiguientes reformas para su adaptación.

2. Agustinas.
2. Agustinas.

A la derecha, destaca entre el caserío en altura y volumen el convento Santa María de Gracia (2) de las monjas agustinas, en el que apreciamos su aspecto anterior a la reforma que sufriría en años posteriores: nos llaman la atención la blancura de sus paredes, hoy ocres, y los dos arcos de la terraza, ya desaparecidos.

Por delante de él y en el plano medio de la fotografía, la hilera de casas corresponde a la calle Puerto, en la que aún predominan las paredes encaladas de una o dos plantas con doblao, una tipología sencilla de tejado a dos aguas, desaparecida en nuestra ciudad: como testimonio de lo que fue el caserío de la Huelva marinera solo queda un ejemplar: el actual Berdigón 14, si bien con modificaciones su fachada: se han añadido las rejas, adelantado una ventana y colocado un zócalo de piedras que no existirían.

3.ajimez.
3.ajimez.

En el centro de esa línea de casas, se aprecia la casa del ajimez (3), en la que se adivinan los dos arcos cairelados con su parteluz.

A la izquierda contemplamos una nueva tipología de vivienda(4): una planta, vanos de arco rebajado  enmarcados con ladrillo visto, dos crujías y azotea que sustituye los tejados a dos aguas. Este modelo permanecerá hasta nuestros días y de ellas aún se encuentran ejemplares originales en la Avda San Antonio, Conquero, Matadero o Las Colonias.

4. Casa.
4. Casa.

El edificio de la derecha, de gran porte, nos sirve para datar la fotografía(5). Se trata del Teatro Colón, teatro de verano construido en 1880 y desaparecido en 1904, propiedad del industrial, tío de Juan Ramón Jiménez, Francisco Jiménez, y que en este momento se encuentra en obras. Se trata de un teatro al aire libre que en 1892 se cubre con uralita con el fin de aumentar su rendimiento. Esta cubierta daría sus problemillas, pues proporcionó un nuevo entretenimiento a la chavalería, que según cuenta la prensa de la época lanzaba piedras al tejado desde lo que quedaba de cabezo, con la consiguiente exasperación de espectadores y propietario. El teatro cerraría sus puertas en el año 1904, con la venta de los terrenos a Pérez de Guzmán, que edificaría allí su señorial vivienda, pasando a principios de los años 60, a albergar el Colegio de las Esclavas Concepcionistas.

5. Teatro Colón.
5. Teatro Colón.

Y entonces, ¿qué sería la explanada que encontramos en primer plano? Efectivamente, la explanada corresponde al actual Paseo de Santa Fe, en el lugar en que había estado el Cabezo del Molino de Viento, nombre que alude al molino mandado a hacer por los duques a fines del XVIII. Los desmontes del cabezo comenzaron  en los años 60 del siglo XIX, y esa tierra, dicen, fue a parar a los rellenos de la nueva estación de Ferrocarril, la de Sevilla, inaugurada en 1880.

Y termino por donde empecé. Es antiguo aquello de que una imagen vale mil palabras, y este ha sido para mí el caso. Numerosos documentos de la época  hemos podido leer, estudiar, que hablan de calles, viviendas, corrales, alpendes, pero ninguno como esta fotografía para describir nuestra Huelva en el año del IV Centenario.

(Aclaración de la autora sobre del artículo) [1] En detalles y cronología resalto la ayuda prestada por los compañeros Paco Grajal Torres y Manuel López Capelo.

 




2 Responses to "La Huelva del IV Centenario del Descubrimiento"

  1. ARCANO   29 junio 2018 at 12:00 pm

    ESTUPENDA EXPLICACIÓN DE LA FOTOGRAFÍA

    Responder
  2. Cristóbal Fdez.   23 julio 2018 at 8:30 pm

    Solo una puntualización, (pequeño y frecuente error): En Huelva no existe plaza con el nombre de “Niña”, sí una pequeña calle entre la Avenida de Italia y la Plaza de Isabel la Católica.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.