Mini

Las hermanas María Teresa y Marisol Brioso, dos ejemplos brillantes para el colectivo sordociego español

Con motivo del Día Internacional de las Personas Sordociegas, Huelva Buenas Noticias hace pública la sorprendente trayectoria de estas dos hermanas onubenses al frente de ASOCIDE Andalucía, entidad gestionada, administrada y coordinada por y para personas sordociegas.

De izquierda a derecha, María Teresa Brioso, presidenta de la DT ASOCIDE en Andalucía y Marisol Brioso, secretaria de la misma delegación.
De izquierda a derecha, María Teresa Brioso Montaner, presidenta de ASOCIDE Andalucía y Marisol Brioso Montaner, secretaria de la misma delegación.

Laura Cebrino. Con motivo del Día Internacional de las Personas Sordociegas, y coincidiendo este año con la Conmemoración del 50 aniversario del fallecimiento de Hellen Keller, Huelva Buenas Noticias ha querido hacerse eco para demostrar cómo funciona la Asociación de Personas Sordociegas de Andalucía (ASOCIDE Andalucía), a través de las figuras onubenses María Teresa y Marisol Brioso Montaner, dos hermanas sordociegas encargadas en la actualidad de la Presidencia y de la secretaría respectivamente, de ASOCIDE Andalucía, situada en Alameda Sundheim en Huelva capital.

Ahora bien ¿Qué es la sordoceguera? La sordoceguera es una discapacidad única que resulta de la combinación de dos deficiencias sensoriales, auditiva y visual. Las personas sordociegas muestran problemas de percepción global, de comunicación, de movilidad y de acceso a la formación y a la información. Una de las formas más efectivas de conseguir que las personas sordociegas perciban y se relacionen con el mundo de manera normalizada es con la figura del guía-intérprete, un recurso entendido como imprescindible para ellas.

El bastón de franjas rojas y balncas es el que indica que la persona que lo porta es sordociega.
El bastón de franjas rojas y blancas es el que indica que la persona que lo porta es sordociega.

A nivel nacional y en este sentido, las vidas e historias de las onubenses María Teresa y Marisol Brioso conforman un claro ejemplo de lucha, supervivencia, logro y superación, así como sus extensas trayectorias, que tanto a nivel personal como profesional, justifican la existencia a día de hoy de entidades como ASOCIDE, cuyo fin es buscar, crear y fomentar todo tipo de actuaciones que permitan cubrir las necesidades específicas de las personas sordociegas. “Nuestra Asociación es única en España, está gestionada, administrada y coordinada por personas sordociegas. Nos sentimos muy orgullosos de ello”, comenta María Teresa. ASOCIDE tiene como objetivo conseguir la igualdad de oportunidades y de trato, así como el ejercicio real y efectivo de los derechos de las personas sordociegas en igualdad de condiciones respecto al resto de la ciudadanía.

Residentes en Madrid desde muy pequeñas reconocen que “no habríamos evolucionado si no hubiésemos estudiado”. Tras quince años yendo y viniendo a Huelva desde Madrid, se mudaron definitivamente a su ciudad natal aproximadamente al cumplir la mayoría de edad. “Nuestro padre, Luís Brioso, fue el presidente de una de las primeras asociaciones de padres y madres de niños sordos, ahora ASPRODES. Animado por él, nuestras vidas transcurrieron fuera de Huelva para buscar nuestra mejor calidad de vida”, comenta Marisol.

Mari Tere Marisol sordociegas Huelva Asocide (7)
María Teresa y Marisol junto a sus guías-intérpretes, Salud Abarca y Loly Maestre, respectivamente.

Entidad sin ánimo de lucro, ASOCIDE comenzó su actuación en el año 1993. Antes de su creación, gracias a Daniel Álvarez que fue el fundador de ASOCIDE, la ONCE cede un departamento de asesoramiento de programa de sordoceguera que se crea en 1987. Es en la década de los 90 cuando, nuestras protagonistas, se vuelcan tanto en el movimiento de las personas sordas como en el de las personas sordociegas.




Fue en 1990 cuando a través de la ONCE y de Daniel Álvarez, que ya conocían el perfil de las hermanas, se propuso el vínculo directo de ambas hermanas con personas sordociegas, con quienes, encantadas y muy ilusionadas, establecieron contacto. Según palabras de nuestras protagonistas, “las sensaciones fueron muy enriquecedoras y positivas, pues hasta entonces sólo habíamos trabajado con personas sordas”, comenta María Teresa. En 1993 surge la junta directiva y la vocalía de la Asociación, y en 1995 nombran responsable a María Teresa de la comisión de sordociegos de la FAAS (Federación Andaluza de asociaciones de personas sordas) que a su vez sigue colaborando con ASOCIDE.

Mari Tere Marisol sordociegas Huelva Asocide (10)
Gracias a los guías-intérpretes las personas sordociegas tienen una vida plena.

En 1997 María Teresa, asume la vicepresidenta de ASOCIDE a nivel nacional y en 1999, Marisol pasa a ser Delegada de la DT de ASOCIDE en Andalucía. Fue precisamente en esa época cuando se decidió crear delegaciones territoriales por diferentes puntos geográficos de toda España, con la intención principal de destacar la figura de la sordoceguera y poder trabajar más y mejor la sensibilización.

En 2005 Marisol deja el cargo, pasando su hermana María Teresa al frente. Para lograr los objetivos y poder optar a subvenciones, en 2012 se creó la Federación de Asociaciones de personas sordociegas de España (FASOCIDE), a la que se han ido sumando diferentes asociaciones nacionales independientes. A día de hoy están presentes la del País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana, Canarias, Comunidad de Madrid, Aragón, Región de Murcia, Castilla y León y Andalucía. “Aunque necesitamos ser un organismo independiente para poder tener mayor poder de actuación, tenemos y mantenemos con la ONCE una magnífica relación de colaboración” detalla María Teresa.

“En mi caso (y en el de muchas personas como yo), gracias a la red de comunicación entre personas sordociegas, he podido comprobar que no estoy sola ¡Son muchas las personas que tienen estas dificultades! En la II Conferencia Nacional de Personas Sordociegas (1991) se han vivido encuentros muy constructivos, pues se comparten experiencias, se conocen las necesidades o se comentan los distintos sistemas de comunicación. Es una suerte poder luchar por un colectivo en el que tú también formas parte“, comenta Marisol.

La primera convivencia de personas sordociegas de Andalucía se celebró en Punta Umbría en 1996.
La primera convivencia de personas sordociegas de Andalucía se celebró en Punta Umbría en 1996.

“Hay personas que no aceptan la sordoceguera; en Huelva de hecho, hay más de ochenta personas que padecen esta discapacidad pero por inconsciencia y falta de información no se reconocen. También sucede que tienen miedo de sentirse aislados o criticados, por eso no se relacionan. ASOCIDE ANDALUCÍA trabaja la autoestima a través de actividades, encuentros, jornadas… Con el objetivo de que haya contacto entre personas sordociegas y de que se adquieran experiencias; es así como nos reconocemos. Relacionarse, al fin y al cabo, es calidad de vida”, añade su hermana María Teresa.

En relación a los logros que en materia de accesibilidad se han alcanzado para la mejor y mayor integración de las personas sordociegas, Marisol destaca los avances tecnológicos como un importante punto de partida, “pues han permitido el desarrollo y la aplicación de la tiflotécnica, por ejemplo, además de que ayudan a combatir la retracción y la falta de información. Estos avances han mejorado claramente la calidad de vida de las personas sordociegas”. También, destacan la figura del guía-intérprete como uno de los recursos clave a la hora de conseguir una mejor integración social ya que “suponen nuestros puentes de comunicación” añade la presidenta.

"No somos dependientes, ni hay que sobreprotegernos, solo necesitamos un poco de ayuda", María Teresa.
“No somos dependientes, ni hay que sobreprotegernos, solo necesitamos un poco de ayuda”, confiesa María Teresa.

“A día de hoy, 27 de junio de 2018, nos sentimos muy orgullosas de todo lo que hemos conseguido y estamos consiguiendo, ya que seguimos luchando por y para los sordociegos. También nos sentimos orgullosas de conocer y sentir cuáles son las necesidades de estas personas“, asegura María Teresa.

Desde ASOCIDE Andalucía, las hermanas han querido despedirse con el siguiente mensaje: “Nos encanta Huelva, desde la costa hasta la sierra. Estamos muy de acuerdo con el lema ‘Huelva, la luz, el sol, el sur’. En ella y por ella, luchamos por conseguir lo mejor para todos los onubenses y en especial para el colectivo sordociego. Somos firmes en nuestro compromiso de lucha y de trabajo, y tenemos muchos sueños que queremos hacer realidad. Solamente si se cumplen nuestros requerimientos se podrá hacer valer nuestro lema ‘Nuestros Derechos, nuestras Voces, lideramos el Camino’. Estamos luchando mucho para conseguir la mejor adaptabilidad en Huelva, en nuestra adorada tierra”.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.