Ganas, fe e ilusión en el proyecto, las claves de la renovación de cinco jugadoras del Fundación Cajasol Sporting

Sandra Bernal, Patri Ojeda, Bárbara Santibáñez, Meryem Hajri y Joy Bokiri seguirán una temporada más en el cuadro onubense.

Joe Bokiri, muy contenta por renovar una temporada más con el Sporting. / Foto: www.lfp.es.
Joe Bokiri, muy contenta por renovar una temporada más con el Sporting. / Foto: www.lfp.es.

S. D. Fe. Ilusión en el proyecto. Estar a gusto en Huelva. Compañerismo… algunas de las razones esgrimidas por las cinco jugadoras del Fundación Cajasol Sporting que, tras cumplir contrato con la entidad, han decidido renovar el mismo ampliando su estancia en el cuadro onubense. Es el caso de Sandra Bernal, Patri Ojeda, Bárbara Santibáñez, Meryem Hajri y Joy Bokiri.

Para Sandra Bernal la próxima será su tercera campaña en el Sporting Club de Huelva. Sobre la que acaba de finalizar dijo: “Ha sido un poco dura ya que las cosas no salieron como teníamos pensado y hemos estado en una situación complicada pero al final con mucho trabajo de las compañeras se ha conseguido sacar todo adelante y seguiremos un año más en Primera”.

La lateral maña, fija en la zaga onubense, justificó su decisión de continuar diciendo que “me siento bastante a gusto en Huelva y con mis compañeras y cuerpo técnico y también para devolverle la confianza al cuerpo técnico, que lleva confiando en mí 3 años”. De cara al próximo curso, espera que “nos vaya mejor en todo lo deportivo y que consigamos poder meternos en la Copa de la Reina”, un objetivo que “sería muy bonito” en caso de volver a lograrlo el equipo tras un par de campañas fuera de la competición del K.O.


En términos similares se manifestó otra las jugadoras fijas en la defensa. Patri Ojeda, llegada el pasado verano procedente del Tacuense, se ha hecho una jugadora inamovible en el eje de la zaga para Antonio Toledo junto a Cinta Rodríguez: “La verdad que esta temporada ha sido dura y complicada, pero hemos sabido sufrir y sacar esto adelante. Hemos terminado con un buen sabor de boca consiguiendo 16 puntos de 18 quedándonos a las puertas de la Copa de la Reina”. La defensora grancanaria se mostró muy agradecida y contenta de que el club “me haya dado la oportunidad de poder seguir aquí y jugar un año más en el Sporting de Huelva. Tengo muchas ganas e ilusión en este proyecto y estoy muy feliz de que cuenten conmigo”.

Caso especial es el de Bárbara Santibáñez. La delantera chilena ha cumplido sus palabras de no haber llegado a Huelva para dos meses y también ha rubricado su continuidad con el Sporting de Huelva: “Ha sido una temporada complicada, tanto en lo individual como en lo grupal. Individualmente pude llegar en las últimas jornadas y al menos he conseguido sumar minutos e ir tomando el ritmo de competencia” tras recuperarse de una lesión de rotura de ligamento cruzado anterior en la cuarta sesión de entrenamientos de la pretemporada.


“Grupalmente hemos disfrutado del final, nos merecíamos terminar así por todo el esfuerzo que se hizo durante la temporada. Ahora toca descansar, recargar energías las que sean de afuera y volver con hambre de querer conseguir cosas, con ambición de triunfo y con mucha fuerza y unidad grupal”, continuó Bárbara Santibáñez, para la que su lesión es uno más de todos los contratiempos sufridos por el grupo y solventados en el tramo final de la campaña. “Estoy feliz de continuar un año más en este club. Voy a trabajar duro para retribuir el voto de confianza que han puesto en mí”, sentenció.

También continuarán los dos últimos fichajes realizados por el Fundación Cajasol Sporting antes del cierre del mercado invernal. Las centrocampistas Meryem Hajri y Joy Bokiri han sido piezas fundamentales en la reacción del equipo a final de temporada tras un corto periodo de adaptación. Así lo confirmó la internacional marroquí, que se ha sentido “muy bien” en Huelva en estos primeros meses. “Ha sido un año de integración”, señaló Meryem Hajri, quien cree que lo mejor de su aportación al equipo está por llegar: “Siento que puedo dar algo más a este club, que me acogió con los brazos abiertos”.

En el caso de la nigeriana, “el primer mes fue fácil para mí gracias a las jugadoras africanas del equipo”, recordó Joy Bokiri, que ha basado su decisión de continuar en que “me gustan cómo funcionan las cosas aquí y estoy muy relajada, mis compañeras son gente maravillosa y divertida”.

Además de estas cinco futbolistas, otras seis jugadoras ya tenían contrato para la temporada 2018-19: Sara Serrat, Elena Pavel, Cinta Rodríguez, Anita, Alicia y Castelló, a las que hay que sumar a Irene Rodríguez y María Romero, con las que Antonio Toledo seguirá contando asiduamente la próxima campaña.

Causan baja por diferentes motivos después de finalizar su vinculación con la entidad Sandra García, Sofía Hartard, Carol, Rutendo Makore, Eva Vamberger, Francisca Lara, Ngo Mbeleck y Analu, a las que el club agradece su profesionalidad y compromiso y les desea lo mejor en sus nuevos proyectos.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.