Mini

El Hospital Juan Ramón Jiménez, premiado por un estudio de anemia en pacientes de hemodiálisis

La Sociedad Andaluza de Nefrología reconoce esta investigación por optimizar el tratamiento de la anemia y reducir las complicaciones.

Foto familia del equipo en el Hospial JRJ.
Foto familia del equipo en el Hospial JRJ.

Redacción. El Hospital Juan Ramón Jiménez ha recibido el premio a la mejor comunicación en formato póster en el marco del 46 Congreso de la Sociedad Andaluza de Nefrología, celebrado recientemente en Cádiz, por un estudio que mejora el tratamiento de la anemia en los pacientes con insuficiencia renal crónica que se encuentran en hemodiálisis y reduce las complicaciones.

El trabajo de investigación ha sido realizado por el nefrólogo del centro hospitalario Manuel Benítez y ha contado con la colaboración de los servicios de Nefrología y de Hematología del Hospital Juan Ramón Jiménez. Para llevarlo a cabo se ha estudiado a  72  pacientes que se encuentran en diálisis en la Unidad de Crónicos del centro hospitalario con la finalidad de optimizar el tratamiento de la anemia, concluyéndose que en determinados casos, cuando existe inflamación, es aconsejable  evitar dosis elevadas de hierro y Eritropoyetina que conllevan altas tasas de morbi-mortalidad.

La anemia es una complicación frecuente de los pacientes con insuficiencia renal crónica y constituye un importante factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares y de mortalidad. Por ello, el adecuado diagnóstico y tratamiento resultan de vital importancia.




Si bien la anemia del paciente en hemodiálisis se debe a múltiples causas, éstas pueden resumirse en tres fundamentales. Una de ellas es la producción insuficiente de una hormona (Eritropoyetina) que se genera en los riñones y es la responsable de la formación de los glóbulos rojos. La segunda causa es la falta de hierro y, la tercera, la inflamación generalizada, derivada tanto de la propia enfermedad renal como de la técnica de diálisis.

El tratamiento de la anemia en estos pacientes se realiza habitualmente mediante la administración intravenosa de Eritropoyetina y de hierro, y se ajusta en función de los valores de la analítica habitual.




Sin embargo, la existencia de inflamación es un factor que interfiere en el diagnóstico de la falta de hierro con los parámetros determinados en la analítica convencional. Por ello, la finalidad de este estudio ha sido establecer si la anemia se debe más a la falta de hierro o a la existencia de inflamación.

Para ello, se estudió el contenido de hemoglobina de los glóbulos rojos maduros y también de los inmaduros (reticulocitos), detectándose un marcador (Delta-He) que es la diferencia de estos dos niveles de hemoglobina.

En el trabajo de investigación se ha objetivado que los valores negativos de este marcador se asocian con la existencia de inflamación, mala respuesta al tratamiento con Eritropoyetina y secuestro de hierro en el organismo. Es decir, el paciente tiene niveles adecuados de los depósitos de hierro, pero éste no se encuentra en el lugar adecuado que es la médula ósea, donde es necesario para la formación de glóbulos rojos.

En consecuencia, de estos resultados se concluye que el mejor tratamiento en los pacientes de Hemodiálisis con valores negativos de Delta-He es no subir las dosis de Eritropoyetina ni administrar más hierro, ya que estas altas dosis no mejoran la anemia por ser de origen inflamatorio y, además, se asocian con un aumento de las complicaciones y de la mortalidad.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.