Los hermanos onubenses Carlos y Javier Contreras viven la aventura de recorrer Marruecos a bordo de un Seat Panda

Una prueba de 3000 kilómetros que aúna desafío y solidaridad: los participantes han contribuido a desarrollar el sector apícola sostenible en el sur del reino alauita.

Javier y Carlos Contreras, en la Panda Raid 2018.
Javier y Carlos Contreras, en la Panda Raid 2018.

HBN. Probó un año, y al onubense Carlos Contreras le conquistó la prueba. Ante la imposibilidad de que su compañero de aventuras, Óscar Bonaque, le acompañara en esta edición, este 2018 ha sido su hermano, Javier Contreras, quien ha vivido junto a él el reto de atravesar el desierto marroquí a bordo de un Seat Panda

Un total de 3.000 kilómetros, a bordo de un Seat Panda.
Un total de 3.000 kilómetros, a bordo de un Seat Panda.

Con salida oficial en la ciudad de Madrid, el recorrido de Panda Raid 2018, que tuvo lugar en el mes de marzo, se compuso de siete etapas a lo largo de 3000 km hasta llegar al final del raid en la ciudad de Marrakech donde se realizaron la última etapa como gran final. “Al más puro estilo ‘Rally Cross Country’ y en el sentido literal de la palabra, se cruza Marruecos de norte a sur y de este a oeste. A pesar de atravesar un país en 6 días, el recorrido mayoritariamente se centra en el sur de Marruecos que es lo que Panda Raid quiere ofrecer a los aventureros; desierto en estado puro, espacios abiertos y conducir por terrenos lejos de los habituales trayectos, alejados de las guías Lonely Planet y de las rutas trazadas en los mapas. Las etapas tienen una línea de salida y una llegada, todo lo que ocurra en la mitad es una incertidumbre que se despejará en el campo de batalla”, explica la organización del Raid. Un campo de batallas que entusiasma a todos aquellos que lo pisan, que la mayor parte de los casos, repiten como el onubense Carlos Contreras. 

La prueba se desarrolló entre el 2 y el 8 de marzo.
La prueba se desarrolló entre el 2 y el 8 de marzo.

Un carrera que al carácter épico, suma un matiz solidario y comprometido. Si en pasadas ediciones participantes y organización entregaban material escolar y deportivo a niños necesitados de la zona, este 2018 Panda Raid ha contribuido a desarrollar el sector apícola sostenible en el sur marroquí. Localizado en el municipio de Drarga, el proyecto impulsado por los aventureros persigue tres objetivos: valorar y desarrollar un sector apícola sostenible como complemento de la producción de aceite de argá: ayudar a los productores a organizarse en cooperativas y profesionalizar la actividad apícola e incrementar los ingresos de los productores apícolas.




 







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.