Mini

El Recre vive el drama de un empate en el último minuto del tiempo añadido que no le privó de la permanencia

Antonio Núñez adelantó a los albiazules en el minuto 15 y Carlos González igualó para Las Palmas Atlético en el 95.

Los jugadores del Recre celebran el gol de Antonio Núñez. / Foto: Pablo Sayago.
Los jugadores del Recre celebran el gol de Antonio Núñez. / Foto: Pablo Sayago.

P. Gamero. Hay guiones de partidos que parecen escritos por el enemigo. Ese que se empeña en que el aficionado del Recre no tenga ni un segundo de tranquilidad, que le obliga a sufrir siempre y que, ¡ay, ay!, le volvió a condenar con un desenlace que esta afición no merece a seguir sufriendo… en espera que el domingo por la tarde otros resultados dictaeran sentencia y el Recre, por fin, pudiera considerarse salvado. Como así ocurrió. Pero de entrada, susto hubo.

Vaya por delante que Recre y Las Palmas Atlético igualaron a un gol. Si el tanto del empate canario hubiera llegado antes nadie podría decir que fue injusto. Lo injusto fue el ‘cómo’, encajando un gol en el último segundo del último minuto del tiempo añadido, después de haber sufrido lo que no estaba en los escritos durante el tiempo anterior, y ser conscientes que el tesoro que figuraba en el marcador (1-0) era oro molido.

La historia de este partido y de las crónicas quedará para siempre marcada por esa acción increíble en la que Carlos González acertó a batir a un Marc Martínez que, esta vez, no pudo obrar el milagro. El destino le tenía reservado al Decano este drama, que insisto, puede quedar en anécdota -maldita la gracia- si en la tarde del sábado acompañan otros marcadores, que puede ser que sí. Pero…




A la hora de hablar del partido en su conjunto hay que decir que un solo cambio realizó César Negredo con respecto al último compromiso en Granada, y fue la entrada de Julio Rodríguez por Casado, si bien quien ocupó el puesto de lateral zurdo fue Nacho Monsalve.

Antonio Núñez fue el autor del gol del Decano. / Foto: Pablo Sayago.
Antonio Núñez fue el autor del gol del Decano. / Foto: Pablo Sayago.

Era un partido con mucho en juego y con un premio ‘gordo’ para el ganador: la permanencia. El Recre se aplicó de entrada a la paciencia, a esperar a un rival al que le gusta tener la pelota, tocarla, mover al contrario y buscar/encontrar espacios.




La puesta en escena del choque dejó claro que este Las Palmas Atlético, aunque rival directo en la pelea por salvarse del descenso, es un equipo bien trabajado, con calidad, con jugadores que pueden y quieren llegar, y que su trayectoria de la mano de Juan Manuel Rodríguez en la segunda vuelta -sería tercero con los resultados exclusivos de esa parte- no es fruto de la casualidad.

La movilidad de los canarios metió al Recre en su parcela, de la que sólo salía con algún que otro balón largo para que la pelea -y bien por cierto- Boris o Gorka Santamaría. En una de estas pelotas largas, orientadas eso sí, tuvo su origen el gol del Recre. Un defensa, sin querer, le dio con la cabeza corriendo de espalda y descolocó al meta Josep. La jugada inicialmente fue ya un susto para Las Palmas Atlético, pues salió cerca del palo, pero acabó en córner. De ahí llegó el cabezazo impecable de Antonio Núñez que significó el 1-0.

No cambió mucho el decorado. El equipo canario siguió a la suyo, moviendo y tocando la pelota, sin mucha profundidad, pero amagando con llegar al área, creando siempre cierto desconcierto y temor sobre todo en la afición local, no tanto en la zaga del Decano, firme y segura en todo momento, y eso que el entramado defensivo onubense sufrió una alteración obligada incluso antes del gol al lesionarse Traoré. Jonathan Vila fue su relevo.

Aunque Eric Curbelo, con un remate de cabeza que salió alto, y Kirian lanzó fuera tras una dejada de Edu, tampoco pasó por demasiados peligros el portal del Recre que, también hay que decirlo, apenas si asomó más por la meta canaria en todo el primer periodo.

La historia del segundo tiempo fue parecida a la del primero. Mandó, dominó el cuadro canario, llevó la iniciativa, aculó a los onubenses en su parcela, si bien, y justo es decir, nunca dieron sensación de incomodarse. Por arriba, la vedad, los balones siempre fueron de los centrales locales, y sólo cuando Las Palmas dibujaba pases por bajo el peligro sí aumentaba exponencialmente.

De todos modos, Boris al rematar a la media vuelta que se fue arriba, y José Carlos, con un remate flojo en una contra, dieron la impresión que el partido podía tomar por otros derroteros. Aunque Marc Martínez, con una soberbia intervención tras un remate de Edu, volvió a recordar que el rival estaba presente.

Gorka Santamaría intenta proteger la pelota ante Jeremi Valerón. / Foto: Pablo Sayago.
Gorka Santamaría intenta proteger la pelota ante Jeremi Valerón. / Foto: Pablo Sayago.

La entrada de Iván Agudo por Gorka Santamaría dio al Recre más frescura arriba. Porque suyas fueron dos arrancadas que estuvieron cerca, muy cerca, de significar la sentencia. Una de ellas muy clara al robar la pelota. Primero Boris no acertó a rematar, y luego la dejada del delantero a Lazo, acabó con un remate centrado del sanluqueño que repelió Josep.

En los últimos diez minutos los dos pudieron marcar. Carlos González, tras un pase de Benito y superar a Marc Martínez, lanzó fuera algo escorado; y Ale Zambrano, ya en el tiempo añadido, culminó con dificultad una acción suya. Incluso la última contra la tuvo Boris, ya roto completamente, que disparó y taponó un defensa.

Ahí comenzó a mascarse la tragedia. La pelota no salió del campo, fue repelida hacia un jugador canario que llegó un poco antes que un jugador albiazul que no hizo -o no pudo- falta, la jugada siguió, llegó a Carlos González… y el final, el dramático final ya lo conocen. Gol y a seguir esperando para amarrar una permanencia que por fin se pudo celebrar (¿?) por la tarde. Este es el Recre.

RECREATIVO: Marc Martínez; Iván Malón, Sergio González, Julio Rodríguez, Nacho Monsalve; Antonio Núñez, Traoré (Jonathan Vila, 13′), Rafa de Vicente, José Carlos Lazo (Ale Zambrano, 80′); Gorka Santamaría (Iván Agudo, 70′), Boris.

LAS PALMAS ATLÉTICO: Josep; Diego Parras (Joel, 56′), Álvaro Arencibia, Eric Curbelo, Jeremi Valerón; Josemi, Fabio (Gopar, 56′); Pablo, Kirian (Carlos González, 70′), Benito; Edu.

Árbitro: David López Jiménez (colegio catalán). Mostró la cartulina amarilla a Jonathan Vila (43′), por el Recreativo; y a Eric Curbelo (62′), Antonio Núñez (77′).

Goles: 1-0 (15′) Antonio Núñez remata de cabeza a la salida de un córner. 1-1 (95′) Balón en largo a la espalda de la zaga, y Carlos González supera a Marc Martínez con una vaselina.

Incidencias: Partido correspondiente a la 37ª jornada en el grupo IV de la Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Colombino ante unos 12.000 espectadores.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.