55 kilómetros por hora

La velocidad del primer tren de la nueva estación, que llegó con con 11 minutos de retraso, se convierte en una cifra para la reflexión.

Momento de la llegada del primer tren a nueva estación de Huelva. / Foto: Juan Aurelio Pecino.
Momento de la llegada del primer tren a nueva estación de Huelva. / Foto: Juan Aurelio Pecino.

Juan Carlos Jara. La entrada en funcionamiento de la nueva estación ferroviaria de Huelva, el pasado 25 de abril tras años de promesas, maquetas y declaraciones surrealistas de nuestros gobernantes, ha zarandeado la opinión pública onubense en lo que parece una primera toma de conciencia sobre nosotros mismos y sobre nuestro papel en lo que debería ser el despegue de una provincia que posee condiciones extraordinarias para no ocupar, nunca mejor dicho, el vagón de cola del desarrollo.

El primer tren en funcionamiento en la nueva estación fue un Media Distancia que partió desde Sevilla a las 10 en punto de la mañana y debía llegar a nuestra capital a las 11 y 38 minutos. Aún así, los medios nos contaron que en un día tan señalado para Huelva ese convoy, quizás por casualidad pero muy probablemente por causalidad, efectuó su parada final en las nuevas instalaciones con 11 minutos de retraso, lo que supone depositar en las hemerotecas un dato que, aunque en cierto modo anecdótico, puede llegar a explicar muchas cosas en una hipotética historia del ferrocarril onubense que pudiera escribirse el día de mañana. Y es que, teniendo en cuenta que la distancia que cubre la línea Huelva-Sevilla es de aproximadamente 100 kilómetros, una rápida y simple cuenta nos ofrece una cifra escalofriante para los orgullosos onubenses que tanto amamos nuestra tierra: el tren que estrenó la tan cacareada estación completó su recorrido entre ambas capitales a una media aproximada de 55 kilómetros por hora.

El dato, como digo, es digno de ser guardado para explicar dentro de unos años cómo fue la adaptación de nuestra provincia a la nueva era de las comunicaciones e incluso podría propiciar multitud de comentarios jocosos que, por supuesto, no vamos a consentir. Ya se encargarán de poner las cosas en su sitio los dirigentes del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial y un alto número de indignados ciudadanos si algún chistoso, desde fuera de nuestra tierra, se atreve a intentar hacer una gracieta sobre estas cosas.

La velocidad del primer tren de la nueva estación se convierte en una cifra para la reflexión y debería servir de punto de partida para iniciar una nueva época en la que los onubenses seamos capaces de trabajar unidos por nuestro presente y por nuestro futuro. Los 55 kilómetros por hora a los que circularon, de media, los vagones que estrenaron esas nuevas vías quedarán en nuestra conciencia si no pedimos, de palabra y en las urnas, que el desarrollo nos alcance de forma digna y nos permita mejorar en parte esas cifras que sitúan a nuestra provincia en los escalones más bajos a nivel nacional en términos económicos y de empleo. La inauguración oficial hoy, con la presencia del ministro de Fomento, apenas llama ya mi atención tras la profunda huella que me provocó, hace solo una semana, el cálculo de la increíble velocidad que condujo a ese primer tren hasta nuestra flamante nueva estación.







2 Responses to "55 kilómetros por hora"

  1. Nazaret   11 mayo 2018 at 10:13 am

    Sería para poder contemplar el paisaje, hombre! ????

    Responder
    • Juan Carlos Jara   31 mayo 2018 at 7:00 pm

      No es de recibo que un tren que podría cubrir muchas necesidades de los onubenses promedie esa velocidad en una distancia en la que solo realiza seis paradas intermedias.

      No he utilizado muchas líneas férreas en mi vida, pero comparando con una que he tomado recientemente, la de C2 de Cercanías entre Madrid y Guadalajara, la velocidad media es prácticamente la misma que el tren protagonista de este artículo de opinión (tarda 1 hora en recorrer 56 kilómetros) pero con la gran diferencia de que aquel realiza 14 paradas intermedias.

      Y eso, haciendo la comparación con un tren que no sea de altas prestaciones.

      Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.