Mini

Huelva dice adiós a su antigua estación de tren, una joya neomudéjar pionera en España

La puesta en funcionamiento de la nueva estación de ferrocarril en la ciudad abre un debate sobre el futuro que le espera a las antiguas instalaciones, un edificio del siglo XIX, impulsado por el empresario alemán Guillermo Sundheim. Una construcción que fue un referente de la arquitectura nacionalista-regionalista española, inspirando incluso a la Estación de Plaza de Armas de Sevilla. Emplazamiento que, desde este histórico miércoles, 25 de abril, permanece cerrado.

Fachada de la nueva estación de Renfe. / Foto: Jesús Bellerín.
Fachada de la nueva estación de Renfe. / Foto: Jesús Bellerín.

Mari Paz Díaz. 25 de abril de 2018. Esta fecha ha quedado ya registrada en las crónicas históricas de la ciudad de Huelva por ser el día en el que se puso en funcionamiento la nueva estación de ferrocarril onubense. Unas modernas instalaciones ubicadas a unos 800 metros al este de la antigua estación, que han supuesto una inversión cercana a los 46,2 millones de euros.

Primeros viajeros en las nuevas instalaciones. / Foto: Jesús Bellerín.
Primeros viajeros en las nuevas instalaciones. / Foto: Jesús Bellerín.

Situada en la avenida Escultora Miss Whitney y la avenida de Cádiz por su lado norte, donde se localiza su fachada, “la nueva terminal se encuentra en una zona más céntrica y comunicada con algunas de las principales arterias y avenidas de la ciudad”, mejorándose de forma considerable las prestaciones de la anterior, según explicaba Adif.

Otra perspectiva de la estación. / Foto: Jesús Bellerín.
Otra perspectiva de la estación. / Foto: Jesús Bellerín.

En total, la estación recién inaugurada cuenta con una superficie de unos 1.200 m2, incluyendo vestíbulo principal, locales comerciales y otras zonas de uso público, que suman aproximadamente 800 m2, accediéndose a las vías por dos andenes. La estación cuenta con cuatro terminales en ancho ibérico, equipadas con traviesas de doble ancho para permitir su adaptación al ancho estándar.




Fachada de la antigua estación de tren de Huelva. / Foto: Jesús Bellerín.
Fachada de la antigua estación de tren de Huelva. / Foto: Jesús Bellerín.

Más allá de las características de la nueva estación, esta apertura implica el cierre de la antigua estación de Renfe en Huelva, situada en la Avenida Italia de la capital. Una cuestión que abre un debate en la sociedad onubense sobre el futuro de este edificio, que viene formando parte del paisaje urbano de la ciudad de Huelva desde finales del siglo XX, siendo, además, una de las joyas del patrimonio onubense, a pesar de que, a veces, haya pasado desapercibido para la mirada de los numerosos viandantes y conductores que cada día circulan o caminan ante su fachada. Cuestiones por las que consideramos más que oportuno recordar las singularidades de la que, hasta ahora, era una de las estaciones ferroviarias de mayor arraigo de Andalucía. 

La figura de Guillermo Sundheim fue vital en la configuración del tren en Huelva.
La figura de Guillermo Sundheim fue vital en la configuración del tren en Huelva.

Conocida popularmente como ‘Estación de Sevilla’, la antigua estación Huelva-Término fue construida en el año 1888 en estilo neomudéjar. Su impulsor fue el empresario alemán, afincado en Huelva Guillermo Sundheim, que pretendía así ofrecer una conexión apropiada para el tráfico de personas y de mineral que llegaba a Huelva desde las minas de la provincia. No en vano, entre los muchos logros de Sundheim se encuentra el haber posibilitado la construcción de las vías y estaciones de tren que ponían en contacto a la ciudad onubense con Zafra y Sevilla. 

Los arcos de herradura de su fachada son característicos de la arquitectura islámica. / Foto: Jesús Bellerín.
Los arcos de herradura de su fachada son característicos de la arquitectura islámica. / Foto: Jesús Bellerín.

Con el objetivo de edificar la estación Huelva Término, que comunicaría a los onubenses con la capital hispalense, Sundheim encargó a los arquitectos Jaime Font y Pedro Soto el diseño de este edificio. El resultado fue una construcción que llamó mucho la atención, puesto que destacaba por contar con atractivas reminiscencias de la arquitectura islámica, como arcos de entrada de herradura, fachada en ladrillo visto y almenas. En su estructura destacaban dos torreones en los laterales mayores que la nave central.

Imagen del Pabellón Español en Viena. / Foto: Biblioteca Nacional de España.
Imagen del Pabellón Español en Viena, que puso de moda el estilo neomudéjar en España. / Foto: Biblioteca Nacional de España.

Sobre sus características, la profesora de Historia del Arte de la Universidad de Valencia, Inmaculada Aguilar Civera, recoge que las estaciones de ferrocarril son una de las señas inequívocas de la llegada de un núcleo urbano a la contemporaneidad. Y, el caso onubense, destaca por ser una de las pioneras en España como arquitectura ferroviaria nacionalista-regionalista, empleando un lenguaje neomudéjar, reconocido como uno de los estilos nacionales desde que lo utilizara Lorenzo Álvarez Capra en el Pabellón Español de la Exposición Universal de Viena en 1873.

Una imagen de la estación recién inaugurada. / Foto: Archivo Histórico Provincial de Huelva.
Una imagen de la estación recién inaugurada. / Foto: Archivo Histórico Provincial de Huelva.

“El esquema compositivo de la fachada de la estación de Huelva mantiene los parámetros y criterios típicos: dos pabellones laterales de dos plantas, unidos por un cuerpo central, donde resalta la monumental puerta de entrada. El ladrillo, principal material de la obra, utiliza distintos aparejos imitando las formas mudéjares, creando tracerías, arcos y distintos motivos, que se agrupan principalmente en la puerta principal, en los antepechos de vanos y en el remate de los pabellones extremos”, explica la profesora. Siendo así, la arquitectura ferroviaria de esta línea resulta de gran interés. Y, de hecho, la estación de Huelva fue una obra bien valorada y reseñada en las principales revistas especializadas del momento.

La antigua estación de ferrocarril de Plaza de Armas de Sevilla también se hizo en estilo neomudéjar.
La antigua estación de ferrocarril de Plaza de Armas de Sevilla también se hizo en estilo neomudéjar.

La buena acogida que tuvo este proyecto onubense parece ser la causa de que la antigua estación de ferrocarril de Plaza de Armas de Sevilla también adoptara unos años más tarde un modelo de estilo mudéjar para su diseño. Inaugurada en 1901, según el proyecto del ingeniero portugués José Santos Silva, era conocida popularmente como la Estación de Córdoba, si bien hoy en día ha sido reconvertida como centro comercial, a pesar de lo cual, su fachada neomudéjar permanece intacta.

Imagen del interior del centro comercial Plaza de Armas de Sevilla.
Imagen del interior del centro comercial Plaza de Armas de Sevilla.

La reconversión de la estación sevillana en un centro comercial tras su cierre en el año 1990 muestra que es posible la reutilización de este tipo de espacios públicos con diferentes fines. En concreto, Plaza de Armas permaneció cerrada hasta 1999, cuando reabrió como centro comercial y de ocio, incluyendo salas de cine, locales de restauración y moda.

La Asociación de Amigos del Ferrocarril Onubense propone la creación de un museo ferroviario en el edificio. / Foto: Jesús Bellerín.
La Asociación de Amigos del Ferrocarril Onubense propone la creación de un museo ferroviario en el edificio. / Foto: Jesús Bellerín.

De hecho, una de las principales reflexiones que realizan estos días los onubenses es qué sucederá con la antigua estación de Huelva. A este respecto, son muchas las voces que han apostado por el aprovechamiento y puesta en valor de este edificio, que, además de su belleza e historia, se encuentra situado en pleno centro de la ciudad. Siendo así, entre las propuestas realizadas, está el ser un centro cultural o, bien, de ocio, que complemente la actual oferta de la que disponen los onubenses. Si bien, una de las proposiciones ciudadanas más relevantes fue la realizada por la asociación oficial de Amigos del Ferrocarril Onubense, que desde hace más de un año lleva solicitando a las administraciones públicas que esta antigua estación de Sevilla se transforme en un museo ferroviario, tal y como adelantó en Huelva Buenas Noticias Ana Rodríguez, en el artículo titulado La Asociación de Amigos del Ferrocarril Onubense promueve convertir la estación de Huelva en un museo ferroviario.

El Ayuntamiento ha solicitado a Adif la cesión de la estación.
El Ayuntamiento ha solicitado a Adif la cesión de la estación.

Por el momento, el Ayuntamiento de Huelva ha solicitado a Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) la cesión del edificio para que forme parte del patrimonio de los onubenses. Una medida que fue aprobada, con el respaldo de todos los concejales, y la abstención de Mesa de la Ría, en el pleno del Ayuntamiento de Huelva celebrado el pasado mes de octubre de 2017, tras recibir el visto bueno la propuesta presentada por el concejal no adscrito Enrique Figueroa de solicitar la firma de un convenio con Adif, donde se contemple la cesión del edificio de la antigua estación al Ayuntamiento, en la que se incluyó, a petición del Partido Popular, que se realice dicha cesión con el edificio ya rehabilitado y adaptado al uso que se le vaya a dar.

Su futuro depende de todos.
Su futuro depende de todos. / Foto: Jesús Bellerín.
Foto: Jesús Bellerín.
Fachada de la nueva estación. / Foto: Jesús Bellerín.

Sea como sea, lo que parece claro es que el futuro de la ya antigua estación de ferrocarril de Huelva dependerá de todos nosotros, teniendo en cuenta que fue una estación histórica que, de algún modo, marcó un antes y un después en la arquitectura española en general y en la onubense en particular. Y tú, ¿qué propones para este edificio? ¿Cómo te gustaría que fuera recuperado?




2 Responses to "Huelva dice adiós a su antigua estación de tren, una joya neomudéjar pionera en España"

  1. ONUBENSE   27 abril 2018 at 2:02 pm

    A buen seguro, que será un edificio, víctima de la desidia y el abandono, igual que el antiguo colegio ferroviario que se encuentra al lado, el conjunto podría ser una gran sede multicultural, que mucha falta le hace falta a Huelva, con biblioteca, salas de ordenadores, salón de actos, sala de exposiciones múltiples, etc…
    Hasta un gran museo de la Semana Santa de Huelva.
    Pero claro, lo que vamos a contemplar es abandono, suciedad, años y años cerrados, en una Huelva que está capada en todos los conceptos, y más el económico, con una estación nueva, que es lo único positivo, pero que es ridícula, sin futuro, que más bien es un apeadero y somos el hazmerreir del resto del país.
    Gestores con poca ambición, y que Huelva no se merece, política central de Madrid penosa, y una política centralista sevillana medieval, teniendo una Huelva arrinconada.
    Es lo que hay, y después se rascarán la cabeza pensando las fuerzas políticas de Huelva, el por qué, no les llegan los votos suficientes para gobernar.

    Responder
  2. Manuel Cidoncha-Hinestrosa   2 junio 2018 at 2:39 am

    Propongo un Museo Ferroviario de Huelva.
    Mi padre trabajo en la Estación Huelva Término
    de 1927 a 1965.
    De niño, cuando le llevaba el almuerzo,
    me quedaba en la estación y allí pasé
    épocas que hoy recuerdo inolvidables.
    Espero que el feroz capitalismo
    no se la lleve por delante
    …como tantas cosas que se han perdido en Huelva.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.