Francisco Martínez Rubido, de 10 años, viajará a Tenesse para participar en el Campeonato Mundial Pokémon

Tras quedar en un magnífico segundo puesto en el Campeonato Europeo, celebrado en Alemania, el pequeño, que de mayor quiere ser astrofísico, está muy ilusionado con enfrentarse a los mejores jugadores del mundo de su edad.

Francisco Martínez Rubido es subcampeón europeo de Pokémon.
Francisco Martínez Rubido es subcampeón europeo de Pokémon.

Ana RodríguezFrancisco Martínez Rubido es un gran campeón de sólo 10 años. El niño se ganó el pasado 15 de abril en Messe (Stuttgart, Alemania) el título de subcampeón europeo de Videojuegos Pokémon y competirá este verano en el mundial de Tenesse (EE.UU.), una cita que el pequeño espera con una enorme ilusión.

Nacido en A Coruña, aunque residente en El Portil, a este alumno de 5º de Primaria del colegio Virgen del Carmen de El Rompido le apasionan los Pokémon desde que tenía tres añitos. “Mi padre dice que con esa edad me regalaron unas cartas de Pokémon y ya me gustaban mucho sus dibujos. Eran y siguen siendo mis dibujos favoritos junto a otros, por ejemplo Dragon Ball. Mis Pokémon preferidos son Umbreon y Silvally”, afirma Francisco. Una afición compartida con su hermana Pamela, una fan de Pokémon también, y a la que le gustaría ser entrenadora de este juego.

Francisco empezó a presentarse a competiciones locales, en concreto en Sevilla, Badajoz y Málaga, donde además de disfrutar mucho ha tenido que medirse con niños de más edad. Como confiesa el pequeño, “al principio me costaba un poco, porque la mayoría eran mayores que yo, pero poco a poco fui adaptándome”.




Entre sus grandes logros, Francisco puede presumir de haber ganado a algún que otro Senior (adolescentes 12-18 años) y en una ocasión, para completar rondas, tuvo que enfrentarse a un Máster (mayor de edad), Eric Ríos, que había sido tercero a nivel mundial. “Obviamente perdí, pero me felicitó por mi forma de jugar al finalizar el combate“, valora el pequeño.

A Francisco le gustan los Pokémon desde que tenía tres años.
A Francisco le gustan los Pokémon desde que tenía tres años.

En este tiempo, el niño también ha podido conocer a muchos jugadores Máster, uno de ellos el campeón de Tailandia, Miguel González, que le ayuda vía Internet a entrenarse en el tiempo libre del que ambos disponen para “poder ganar el campeonato mundial, o al menos, hacerlo lo mejor posible”, afirma Francisco.




Para antes del mundial tenía que pasar la prueba europea. Para llegar a ella era necesario haber disputado diferentes torneos locales, como Francisco había hecho, y adquirir experiencia en los combates de Pokémon. 

La experiencia en Alemania ha sido maravillosa.
La experiencia en Alemania ha sido maravillosa.

El viaje a Alemania fue maravilloso. Como recuerda el pequeño: “pasamos la tarde del sábado en Messe en familia, tomamos perritos calientes y lo pasamos genial. Fue muy divertido, era mi primer campeonato en Europa, y había mucha gente, lo que hizo que me pusiera un poco nervioso y me precipitara un poco en los combates“.

De entre los cientos de competidores que acudieron a la cita, Francisco tuvo que competir con los Junior y Senior, unos 40 aproximadamente. Al final, empató dentro de su categoría con un jugador italiano en el primer puesto, pero por un tema de porcentajes finalmente quedó segundo, y por tanto subcampeón de Europa. Sin embargo, el niño reconoce con toda la razón que se considera “co-campéon. Me siento muy bien, bastante feliz. Ha sido una gran experiencia y ojalá pueda participar en más campeonatos así, porque me lo paso muy bien”.

La ilusión desde muy pequeño de Francisco era acudir al campeonato mundial, un sueño que se hará realidad dentro de unos meses. El requisito para poder competir en el mismo es alcanzar 200 puntos, un objetivo que el niño ha superado sobradamente. “Mi padre compró los billetes a Tenesse hace mucho tiempo, aunque puede que la organización nos invite a acudir gratis con los puntos que tengo acumulados, que son más de 200. Mi padre me ha apoyado en esto durante muchos años, siempre y cuando yo saque buenas notas, claro”, aclara el joven jugador.

Francisco ya había competido en pruebas locales.
Francisco ya había competido en pruebas locales.

En este sentido, Francisco asegura que los videojuegos de Pokémon tienen mucho de lógica y estrategia, y pueden ayudarle a pensar mejor en sus estudios y en la vida. Según afirma, “sé que tengo que entrenar y practicar esta parte también, pues para mí y para mi familia lo más importante son los estudios y me lo han inculcado desde pequeñito“.

Qué le espera a Francisco en Estados Unidos, aún es una incógnita. Tiene claro que tendrá que enfrentarse a los mejores jugadores del mundo de su edad, un hecho que lejos de asustarlo, lo llena de ilusión. Además, su próxima visita a América está haciendo que practique mucho inglés para poder comunicarse con los participantes y el resto del personal de la competición.

La hermana de Francisco, Pamela, también es muy aficionada a Pokémon.
La hermana de Francisco, Pamela, también es muy aficionada a Pokémon.

Mientras llega ese momento, el pequeño sigue con su día a día. Al margen de los videojuegos (Pokémon, Zelda, Sonic, Mario…), a los que sólo dedica un tiempo supervisado y prudencial los fines de semana, Francisco juega al tenis dos veces a la semana y además, desde los cuatros años, estudia chino, idioma del que se está preparando su tercer certificado. 

Entre sus aficiones también destaca pasar tiempo con su familia, jugar con sus primos, ir a la playa, ver Dragon Ball, pasar tiempo con sus compañeros de escuela y aprender cosas nuevas. Además le encanta participar en las conexiones con futuros astronautas que hace su padre, profesor del IES El Sur de Lepe.

La siguiente parada, Tenesse.
La siguiente parada, Tenesse.

De hecho, al pequeño le gustaría ser astrofísico, porque le llama mucho la atención el estudio del espacio y los astronautas. “Antes quería ser veterinario, pues me gustan mucho los animales. Tenemos dos perritos Tomy y Mina y un gatito Flash, son como hermanitos”, añade el joven.

En el colegio, sus compañeros lo han felicitado por su reciente victoria en Europa y seguro que muy pronto podrán volver a hacerlo tras su paso por Tenesse. Como reconoce Francisco, “estoy muy ilusionado con participar en el campeonato mundial, aunque sé que es muy difícil ganar, mi ilusión es sólo poder participar y lo haré lo mejor posible“.

Seguro que Francisco Martínez hará una gran actuación en Estados Unidos y volverá a Huelva con un trofeo en la mano. ¡Desde Huelva Buenas Noticias te deseamos mucha suerte! Ya eres un pequeño gran campeón.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.