Mini

El Recre se sobrepone a sus miedos y logra una victoria tan vital como sufrida ante el San Fernando (2-1)

Los albiazules acusaron la presión pero pudieron sumar los tres puntos con tantos de Lazo, tras rebotar en Zamora, y de Boris de penalti, ante un cuadro isleño que también marcó merced de una máxima pena por mediación de Pedro Ríos.

Boris celebra el segundo gol del Recre ante el San Fernando. / Foto: Pablo Sayago.
Boris celebra el segundo gol del Recre ante el San Fernando. / Foto: Pablo Sayago.

P. Gamero. Ganó. No pregunten cómo. El Recre ganó, pudo sobreponerse a sus miedos, a la presión de tener que ganar sí o sí, algo que le acogotó siempre ante un San Fernando ordenado que plantó cara y que le asustó varias veces. Al final 2-1, insisto, no pregunten cómo. Si quieren saber algo más, que marcaron Lazo y Boris, éste de penalti. El Decano sumó los tres puntos. Y ya está.

Porque miedo fue la palabra que mejor definió al Recreativo en la tarde de este domingo. Aplicable a los que están el campo y los que está en la grada -bueno, aquí más de uno ya lo ha cambiado por el pánico-, que ven como su equipo, partido sí, partido también, no acaba de funcionar. Sólo lo hace a arreones, y en pequeñas dosis.

El 0-0 al descanso en el duelo ante el San Fernando fue lo más lógico a tenor de los visto en el primer tiempo, eso sí, con el dato nada desdeñable de que el cuadro de la Isla, que se jugaba mucho, pero menos que el Recre, lanzó hasta siete saques de esquina.




La historia del partido tuvo una antesala con renglones torcidos. Los que hizo escribir Las Palmas Atlético con su triunfo en La Línea, que de momento mandaba al Decano a puesto de promoción. Ya digo. Miedo.

José Carlos Lazo abrió el marcador con un gol con algunas dosis de fortuna. / Foto: Pablo Sayago.
José Carlos Lazo abrió el marcador con un gol con algunas dosis de fortuna. / Foto: Pablo Sayago.

Cierto que el Recre, que entró en el campo con tras caras nuevas con respecto al último choque en Marbella: Julio Rodríguez, Nacho Monsalve y Rafa de Vicente, quiso dar primero. Y que a los tres minutos entre Lazo y Boris bien pudieron cambiar el guión del choque. Incluso Antonio Núñez se asomó por el área en esos compases iniciales. Pero el partido pronto, muy pronto, cambió de rumbo.




El San Fernando es un equipo bien trabajado. José Pérez Herrera le ha dado un sello, pelea, lucha, no está exento de calidad en algunos de sus hombres -léase Pedro Ríos-, y arriba da siempre la sensación de poder hacer daño -Buba es un incordio desde l minuto 1. Así las cosas, bastaron dos llegadas del cuadro de la Isla, con la firma de Jacobo, primero con un lanzamiento que detuvo Marc Martínez, y luego con un cabezazo que casi manda a urgencias a más de un aficionado local, para que el miedo se adueñara de todos. Corrijo, que se hiciera aún más patente.

El San Fernando se adueñó de la situación, sin crear peligro, pero gobernando el partido y pisando más el terreno de su rival. Mala cosa para un Recre que necesitaba como agua de mayo -en abril- no sólo empatar, sino ganar.

Vale que en el tramo final del primer periodo, coincidiendo con dos acciones de ataque de José Carlos Lazo cortadas en falta por Gabi Ramos sin que el colegiado grancanario señalara nada -mira que hay árbitros, pues pita uno de la misma ciudad de uno de los implicados en la pelea por la permanencia, ya son ganas…-, para que el Recre creciera un poco.

Antonio Núñez, como siempre, se batió el cobre en el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego. / Foto: Pablo Sayago.
Antonio Núñez, como siempre, se batió el cobre en el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego. / Foto: Pablo Sayago.

Antonio Núñez intentó dos centros que fueron muy fáciles para el meta David Ramírez, y poco después Lazo quiso enganchar con Boris pero meta del San Fernando se adelantó. Escarceos que levantaron el ánimo del respetable que seguía con su miedo, incluso en el tiempo de descanso.

La puesta en escena del segundo tiempo no pudo ser más desalentadora para el Recre. Porque en dos ocasiones el San Fernando tuvo el 0-1. Primero fue Javi Casares, quien de cabeza y con todo a favor, pudo marcar; y poco después Lolo Herrero, también con la testa. El partido pintaba muy, pero que muy feo para los intereses locales.

Claro el fútbol depara sorpresas, algunas tristes, otras agradables. En la larga historia del club de fútbol con más historia de España hay de todo. Este domingo un ángel pasó por el Colombino cuando, casi a renglón seguido de esa jugada de Herrero que pudo cambiarlo todo, llegó un disparo desde la frontal de José Carlos Lazo, que dio en Zamora y entró en el portal del San Fernando. Bendita sea esa pizca de fortuna.

Pero que nadie piense que ese gol dio tranquilidad, nada de eso. El Recre dio un pasito atrás, lógico, y empezó a jugárselo todo a su eficacia defensiva y a alguna contra. Mejor en lo primero que en lo segundo.

Con el corazón en un puño vivieron los locales el devenir de ese segundo tiempo. Un error u omisión, o el acierto del rival echaba por tierra todo. Buba la tuvo dos veces, pero no atinó. Cierto que en las dos acciones estuvo muy incomodado por la zaga local que, poco a poco, fue ganando tiempo. Tiempo, que casi se detuvo para la parroquia local.

Negredo movió piezas. Primero dio entrada al canterano Víctor Barroso por Gorka Santamaría, y poco después se vio obligado a cambiar a Rafa de Vicente, por Jonathan Vila. El Recre quiso tomar aire, aunque quien se lo proporcionó fue el parón que hubo tras un choque entre Marc Martínez y Pau Franch.

Los jugadores del Recre, felices tras el 2-0 obra de Boris al transformar un penalti. / Foto: Pablo Sayago.
Los jugadores del Recre, felices tras el 2-0 obra de Boris al transformar un penalti. / Foto: Pablo Sayago.

El San Fernando quiso quemar sus naves, pero el Recre siguió bien pertrechado y, por fin, pudo sacar fruto de los espacios del rival. Una incursión de Víctor Barroso acabó con un buen pase sobre Iván Agudo -que había reemplazado a Antonio Núñez-, que fue derribado por Juanje. Penalti. Boris se encargó de lanzarlo y de transformarlo, eso sí con el suspense que provocó que el disparo chocara con la parte inferior del travesaño.

El partido estaba decidido, aunque en el tiempo de añadido -siete minutos por el parón mencionado- aún hubo tiempo para sufrir. Porque el colegiado grancanario entendió como penalti una acción en el área entre Julio Rodríguez y Buba, en la que no hubo nada. Pedro Ríos marcó, puso el 2-1 que fue definitivo, aunque provocando que en la última pelota que surcó el espacio aéreo del área local más de uno sufriera una taquicardia.

No pasó nada. El Recre se llevó los puntos. Insisto no pregunte cómo. Simplemente celebren el logro, miren la tabla, y vean que el descenso directo está ya lejos, pero que seguirá obligado a atarse los machos porque la promoción sí está cerca.

RECREATIVO: Marc Martínez, Iván Malón, Diego Jiménez, Julio Rodríguez, Nacho Monsalve; Antonio Núñez (Iván Agudo, 85′), Rafa de Vicente, Traoré, José Carlos Lazo; Gorka Santamaría (Víctor Barroso, 72′), Boris.

SAN FERNANDO: David Ramírez; Gabi Ramos, Lolo Guerrero, Zamora, Juanje; Raúl Palma, Pedro Ríos, Bruno Herrero (Carri, 64′), Buba, Jacobo (Pau Franch, 69′) (Óscar Martín, 75′), Javi Casares.

Árbitro: Alexandre Alemán Pérez (colegio de Las Palmas). Mostró la cartulina amarilla a Diego Jiménez (54′), Rafa de Vicente (65′), José Carlos Lazo (91′), Julio Rodríguez (94′) e Iván Malón (94′), por el Recreativo; y a Juanje (88′), por el San Fernando.

Goles: 1-0 (51′) José Carlos Lazo dispara desde la frontal del área, la pelota da en Zamora descolocando al meta David Ramírez. 2-0 (88′) Boris de penalti, cometido por Juanje sobre Iván Agudo. 2-1 (96′) Pedro Ríos, de penalti, señalado por derribo -según el árbitro- de Julio Rodríguez sobre Buba.

Incidencias: Partido correspondiente a la 35ª jornada en el grupo IV de la Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Colombino.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.